aprendiz

(redireccionado de aprendices)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con aprendices: aprendizaje, apendice

aprendiz, a

1. s. Persona que aprende algún arte u oficio.
2. OFICIOS Y PROFESIONES Persona que trabaja para su empresario o patrono con retribución o sin ella a cambio de que se le enseñe un oficio. meritorio

aprendiz, -za

 
m. f. Persona que aprende algún arte u oficio.

aprendiz, -za

(apren'diθ, -θa)
sustantivo masculino-femenino
discípulo de una persona experta en un oficio aprendiz de cocina, aprendiz de fotógrafo

aprendiz, -za

(apɾenˈdiθ, -θa)
sustantivo masculino-femenino
persona que aprende un arte u oficio aprendiz de carpintero

aprendiz, -za

(apren'diθ, -θa)
sustantivo masculino-femenino
discípulo de una persona experta en un oficio aprendiz de cocina, aprendiz de fotógrafo

aprendiz, -za

(apɾenˈdiθ, -θa)
sustantivo masculino-femenino
persona que aprende un arte u oficio aprendiz de carpintero
Sinónimos

aprendiz

, aprendiza
sustantivo
principiante, meritorio, aspirante.
Principiante se usa en general, y especialmente cuando se refiere al que se ocupa en los oficios manuales. En despachos u oficinas, meritorio o aspirante.
Traducciones

aprendiz

nováček, učeň

aprendiz

elev, lærling

aprendiz

harjoittelija, valmennettava

aprendiz

apprenti

aprendiz

pripravnik, šegrt

aprendiz

研修生, 見習い

aprendiz

견습생, 피훈련자

aprendiz

praktykant

aprendiz

lärling, praktikant

aprendiz

ผู้ได้รับการฝึก, ผู้ฝึกงาน

aprendiz

çırak, kursiyer

aprendiz

người học việc, thực tập sinh

aprendiz

学徒, 学员

aprendiz

學徒

aprendiz

SM/F
1. [de oficio] → apprentice (Com etc) → trainee, intern (EEUU)
estar de aprendiz con algnto be apprenticed to sb
aprendiz de todo y oficial de nadajack of all trades and master of none
aprendiz de brujosorcerer's apprentice
aprendiz(a) de comerciobusiness trainee
2. (= novato) → beginner, novice (Dep) → novice, junior
Ejemplos ?
4. Salarios y sueldos: (a) de los aprendices; (b) pago por jornal o por pieza; pago que abonan los intermediarios. Promedio del salario semanal y anual.
El maestro de cualquier escuela es un profesor y quienes reciben su influencia, sus alumnos, o educandos o estudiantes o aprendices...
Por ninguna causa podrán abonarse salarios inferiores a los que se fijen de conformidad al presente capítulo, salvo los que resulten de reducciones para aprendices o para trabajadores que cumplan jornadas de trabajo reducida, no impuesta por la calificación, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 200.
La jornada de trabajo de los aprendices no podrá superar las cuarenta (40) horas semanales, incluidas las correspondientes a la formación teórica.
Respecto de las personas entre dieciséis (16) y dieciocho (18) años de edad se aplicarán las disposiciones relativas a la jornada de trabajo de los mismos. No podrán ser contratados como aprendices aquellos que hayan tenido una relación laboral previa con el mismo empleador.
Esto se erige como fundamental para que nuestros estudiantes aprovechen al máximo las actividades conductoras que el magisterio les hace efectuar desde las obligaciones programáticas de un determinado currículo para hacerlos competentes aprendices en algo.
Tenía un encargo de importancia: restaurar el altar mayor de la iglesia de Bellús, obra pagada con cierta manda de una vieja señora, y allá fuí con dos aprendices, cuya edad no se difenrenciaba mucho de la mía.
El número total de aprendices contratados no podrá superar el diez por ciento (10%) de los contratados por tiempo indeterminado en el establecimiento de que se trate.
Y las cuatro aprendices de brujería y malas artes continuaron cachuando con mucho desparpajo, mientras Pacomia atendía a los huéspedes con algunos matecillos de gloriado bien cargadito.
Se mandan aprendices a los talleres de maquinaria, en lo que se hace bien: mándense, en lo que se hará mejor, aprendices a las haciendas.
Toda la oficialidad de la guarnición puede decirse que se surtía allí, en términos que fue preciso tomar aprendices y velar muchas noches hasta las doce y la una.
Llegado que fue el sábado, después de pagar a sus oficiales y aprendices, exclamó el maestro dirigiéndose a Joseíto y a Cayetano con su eterno acento desabrido: -Ustedes no se vayan, porque vuelvo enseguía.