Ejemplos ?
-Ta, ta, ta, ta. Sobrino mío, ya aprenderás con el tiempo que en cuestión de negocios hay que saber tener la lengua. Cuando los dos amantes estuvieron solos en el jardín, Carlos dijo a Eugenia llevándola hacia el banco que estaba debajo del nogal y tomando allí asiento: -No me había engañado respecto a Alfonso.
Recordar es guardar una cosa encomendada a la memoria; al contrario, saber, es habérsela hecho suya y no estar pendiente del ejemplo, tener que esperar en cada momento al maestro. "Esto dijo Zenón, esto Cleantes" No te limites a ser un libro. ¿Hasta cuándo aprenderás? Ya es hora de que enseñes.
Que se apilen a tus pies todas las riquezas que varios magnates hayan poseído, que la fortuna te eleve por encima de cualquier riqueza humana, que te cubra de oro y te vista de púrpura, que te conduzca a tal grado de delicia y opulencia que puedas cubrir la tierra con tus mármoles, que no sólo te sea permitido poseer sino hasta marchar sobre tesoros, que se adicionen estatuas, pinturas y todo lo que lo que el arte haya podido producir de suntuoso: Aprenderás a desear más todavía.
He visto tus dibujos, pero ahora no hablemos de ellos, pues tienen demasiado que corregir. Desde ahora podrás asistir dos veces por semana a mi escuela de dibujo y aprenderás a hacer las cosas como se debe.
¿Creías que todo iba a ser la sopa boba del Paraíso? Rabia, hijo mío; trabaja y suda; así aprenderás a no atreverte con tus mayores.
Si triunfas, será con alegría, sin envanecimiento, sin burla ni menosprecio del vencido. Es decir: aprenderás a saber triunfar. Tu juego será siempre limpio; sin trampas, pero no te dejarás engañar de los sucios ni de los tramposos.
Te callo también mi nombre indio, porque no quiero que le estropees y porque es tan enrevesado, que sólo aprenderás bien a pronunciarle por medio de la voz viva.
Trabajarás y lucharás por que a nadie le falte el pan, y en esto encontrarás alegría. Aprenderás que es más importante dar que recibir.
¡Me voy a morir! Entonces le dijeron: —No, no morirás. Aprenderás en una sola noche lo que es el descanso ganado con el trabajo. Vete.
Jesús replicó: Todo lo he aprendido, y quisiera ser profesor de niños. Mas José dijo: Como sé que no quieres estudiar, aprenderás conmigo el oficio de carpintero.
Si sucediere juntarse en ti todo aquello que muchos hombres ricos poseyeron, y si la fortuna te adelantare a que tengas más dinero del que con modo ordinario se consigue, si te cubriese de oro y te adornase de púrpura, y te pusiere en tantas riquezas y deleites, que no sólo te permita el poseer muchos bienes, sino el hollarlos, dándote estatuas y pinturas y todo aquello que el arte labra en plata y oro para servir a la destemplanza, de estas mismas cosas aprenderás a codiciar más.
Por ello serás respetuoso de la libertad y de la felicidad de tus semejantes en tanto que no se conviertan en abuso o en amenaza en contra de ti, de los tuyos o de tus derechos. Aprenderás a mandar si sabes obedecer, Pero en ambos casos será necesario que sepas por qué obedeces y qué es lo que mandas.