apologetas


Búsquedas relacionadas con apologetas: apología, apologistas, apologista

apologetas

 
m. pl. Padres de la Iglesia que, en los primeros siglos de esta, defendieron el cristianismo de los judíos y paganos. Los nombres más conocidos son Justino, Tertuliano, Cipriano, Arnobio y Lactancio.
Ejemplos ?
Los apologetas griegos se interesaban en provocar una buena acogida por parte de los intelectuales paganos al cristianismo y defender su religión de los ataques que se venían produciendo en el imperio.
I primi due secoli II-III, Editorial Marietti, Casale Monferrato 1980, ISBN 88-211-6702-X ENRIQUE CONTRERAS – ROBERTO PEÑA OCSO, Introducción al estudio de los Padres: período pre-niceno, Editorial Monasterio Trapense de Azul, Azul 1991, ISBN 950-99640-0-X BERTHOLD ALTANER, Patrologia, Ediciones Marietti, Casale Monferrato 1992, ISBN 88-211-6700-3 DANIEL RUIZ BUENO, Padres apologetas griegos, BAC Madrid 1979, ISBN 84-220-0147-0 en la Patrología de Quasten en la enciclopedia GER
os apologetas griegos son escritores eclesiásticos que buscaban defender la fe cristiana de las acusaciones realizadas contra ella por parte de paganos durante el siglo II y III.
Sin embargo, las actitudes ante la filosofía y la cultura paganas varían entre los apologetas: algunos la asumen y la valoran (Arístides, Melitón de Sardes, Justino, Atenágoras y Minucio Félix), otros la denostan con acritud (Taciano, Hermias, Tertuliano y Arnobio) Otros se mantienen en una crítica más serena (Lactancio).
A raíz de la conversión de Constantino y de la asunción del cristianismo como religión de Estado en Roma, esos escritos fueron destruidos y en la mayoría de los casos lo que se ha salvado es aquello que es citado por los mismos apologetas.
Dado que la mayor parte de los escritos de los apologetas eran dirigidos a los emperadores del tiempo, una forma de clasificación de los textos es seguir los períodos de los emperadores El primer texto apologético con el que se cuenta es el llamado Fragmento de Cuadrato, casi todo él perdido.
Alcanzó una gran difusión, a pesar de la condena de parte de los apologetas, y no sólo en sus versiones más conocidas en griego y en copto.
Como suele ocurrir al tratar sobre muchas personalidades de la época (Laín, Ridruejo, monseñor Juan Tusquetsy tantos otros), sus propias memorias autobiográficas y sus apologetas resaltaron las contribuciones literarias más llamativas sin tocar, o tocando muy por encima, como hurtando, su compromiso político o religioso, como si fuera algo nefando que convenía olvidar.
Considerando que la loa rige una sutil línea argumental sobre cómo los dioses paganos son reverberaciones de la verdad cristiana, sea en el Viejo o en el Nuevo Mundo, podemos encontrar en el auto diversos paralelos míticos que expresan distintas facetas de la religión cristiana bajo los principios ofrecidos por los apologetas que catequizaron el mundo antiguo.
Justino ve al Logos de Dios como un Dios engendrado: Considera al Logos un Dios subordinado a Dios, manifestando un claro subordinacionismo: El siguiente pasaje es motivo de controversia y de interpretación, para entender cuál es el sentido, en el cual, Justino considera a los ángeles semejantes a Cristo y dignos de ser también homenajeados: Justino mártir es venerado tanto en la liturgia de la Iglesia Católica, como de la Iglesia Luterana (su nombre figura entre las celebraciones del Calendario de Santos Luterano). Daniel Ruiz Bueno: Padres apologetas griegos.
Asimismo, el rabino Daniel Goldman pidió al Gobierno nacional argentino que declarase a Williamson como 'persona no grata' "ya que no debemos albergar en nuestras tierras a estos apologetas del odio".
Este concepto de la masonería como grupo en la sombra profundamente anticlerical sería también defendido por los apologetas del franquismo en años posteriores.