apicoalveolar

apicoalveolar

 
adj.-f. fon. Díc. de la articulación sonora entre el ápice de la lengua y los alvéolos dentarios.
Ejemplos ?
Diferente al español bogotano La /s/ tiene hasta tres formas de articularse: predorsoalveolar, coronodental y apicoalveolar (semejante a la del español del norte de España).
Cabe decir que el sonido apicoalveolar s de las lenguas ibéricas, incluyendo el vasco, es relativamente extraño fuera de la península ibérica.
Nuevamente la epéntesis también se da en italiano, con lo cual la influencia vasca no sería la única posibilidad. Existencia de una apicoalveolar /s/ en oposición a un fonema dentoalveolar o dental /s̺/, /θ/.
casse, del latín CAPSA, pronunciada originalmente kasə y luego kɑsə), muchos lingüistas consideran que tenía un sonido de realización apicoalveolar o predorsodental de /s/, parecido al del castellano del medio y norte de España.
Igual que en euskera, el fonema /s/ del español no seseante suele ser apicoalveolar, articulado con la punta de la lengua hacia los alveolos y una posición lingual cóncava.
Algunos han propuesto que en muchas lenguas con una única sibilante el alófono principal de /s/ es apicoalveolar, ya que no existe la necesidad de distinguirlo de otro fonema que sería la ʃ.
Aunque por otra parte, sí existen lenguas con una sibilante donde la /s/ no es apicoalveolar, por ejemplo el español de América. Quizás este hecho sea el origen del rotacismo intervocálico latino en palabras como FLOS FLŌRĒS (floses).
h: (hatxe) h (muda en los dialectos peninsulares, h aspirada en los continentales) i: (i) i j: (iota) y (semivocal j en vizcaíno, labortano y navarro, como el español "judo", "yo"), ʒ fricativa postalveolar en suletino y en el habla de Lekeitio (de dialecto vizcaíno), como "Jacques" en francés y fricativa velar sorda x (guipuzcoano) k: (ka) k l: (ele) l il: (i ele) la l se pronuncia como la ll en español estándar de Castilla m: (eme) m n: (ene) n in: (i ene) la n se pronuncia como una ñ suave o: (o) o (delante una vocal, u en suletino) p: (pe) p r: (erre) r débil castellana ("ere") rr: (erre bikoitza) r fuerte castellana ("erre") s: (ese) s (fricativa apicoalveolar)...
tx: (te ixa) ch castellana fuerte tz: (te zeta) ts francesa en "vingt-six" o en inglés "gets" (laminal, africada dorsoalveolar) u: (u) u (en suletino vocal alta anterior redondeada ü, u francesa en "tu") x: (ixa) sh inglesa o ch francesa (sibilante),(en el dialecto occidental; también tiene el sonido "ix" los grupos «iz» o «iz» seguido de vocal, aunque no se cumple siempre) z: (zeta) s (fricativa dorsoalveolar), como "cenó", "zen" o "senil" en español americano, pero en el vizcaíno, s (fricativa apicoalveolar), como en español estándar de Castilla.
En ese entonces, se empleaba una distinción entre cuatro fonemas que podemos resumir del modo siguiente: Hacia fines del siglo XVI, este sistema experimentó un primer cambio, por el cual sonoras se ensordecieron y quedaron solamente /ts/ y /s/ apicoalveolar; sin embargo, el sistema resultante era inestable, al ser la similitud fonética entre el par de sonidos demasiado marcada como para hacer depender de su diferenciación los criterios fonológicos.
En la zona de Castilla las consonantes sonoras desaparecieron, dejando sólo las sordas /ş/ (dento-alveolar) y /s/ (apicoalveolar); la distinción entre estas se subrayó a través del adelantamiento de la posición del ápice de la lengua en ş, que de dento-alveolar se transformó en la dental θ, perdiendo en el proceso la sibilancia.
En algunos dialectos no se dio el cambio hacia /θ/ (Andalucía, Canarias, América) sino que se mantuvo como s predorsodental y además la /s/ apicoalveolar pasó también a predorsodental en Andalucía, Canarias e Hispanoamérica (las zonas de seseo).