apiñado

(redireccionado de apiñada)
También se encuentra en: Sinónimos.

apiñado, a

1. adj. Que tiene forma de piña.
2. Que está muy junto y apretado estábamos muy apiñados en el vagón y salió a la plataforma a tomar el aire. atiborrado

apiñado, -da

 
adj. De figura de piña.
Apretado, estrechado.
Sinónimos

apiñado

, apiñada
Traducciones

apiñado

packed

apiñado

ADJ
1. (= apretado) → crammed, packed (de with)
2. [forma] → cone-shaped, pyramidal (frm)

apiñado -da

adj (dent) crowded; dientes apiñados crowded teeth
Ejemplos ?
A Espiñeira, próxima al puerto, se sitúa sobre una colina que cae al mar. Es la única aldea en la que la configuración de las casas es apiñada.
Hojas inferiores divididas a muy dentadas, pecioladas; hojas superiores sentadas, a veces enteras. Capítulos amarillos, ampliamante acampanados, erectos o recurvados, en una inflorescecncia ramosa muy apiñada.
Los soldados de Filipo, aunque ya habían abandonado sus largas lanzas, seguían en apiñada formación de falange y les fue imposible tomar nuevas posiciones con la misma rapidez que lo hacían los ágiles manípulos romanos.
En seguida arenga en estos términos a sus entusiastas compañeros, rodeado de toda la apiñada muchedumbre de sus capitanes: "Ya está hecho lo más ¡Oh guerreros!
Un clamor inmenso resonó entre las tinieblas, y la multitud apiñada contra la estrecha puerta, en los esfuerzos de una fuga desesperada formaba una masa compacta de cuyo centro elevábanse gritos penetrantes, ayes ahogados, gemidos de agonía.
Entonces, ya de la historia del edificio primero, ni el pastor ni el pasajero tendrán confusa memoria. Apiñada en un hogar en derredor de la lumbre, desvelada muchedumbre acaso la oirá contar.
La única manera en la cual las inmensas poblaciones de las viejas ciudades podía ser apiñada en espacios tan pequeños, era empaquetándolas como sardinas en casas de pisos.
Síguela en su carrera atropellada: quizá de pronto la verás, curiosa, en fantástico círculo apiñada inquirir afanosa algo que, al fin sabido, la anonada.
Debido a la proximidad del campamento, la retirada fue fácil y no tuvo mucha dificultad en proteger a sus hombres de una seria derrota; difícilmente pudo alguien morir en aquella batalla y sólo resultaron muertos unos pocos en la retaguardia más apiñada de fugitivos que corrían hacia su campamento.
Era su presencia agüero De horrendas calamidades, Y era su nombre un conjuro De desventuras y males. Seguíanle por do quiera En apiñada falange Alguaciles y verdugos Con hachas y con dogales.
Sopla á ráfagas el cierzo Y aunque tormentoso nunca, Segun por donde se arrastra Silva, gime, brama ó zumba. Todo en Toledo reposa, Y negra, apiñada y mustia Se vé la ciudad que á trechos En la sombra se dibuja.
l día era espléndido, primaveral, y la gente apiñada en el ómnibus, camino de los Viveros, iba del mejor humor posible, con el hambre canina que se despierta después de una mañana ajetreada, de emociones y aire libre.