apetecido


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

apetecido

, apetecida
Ejemplos ?
El canónigo se reía, frotando sus manos sequitas y meneando alegremente la cabeza. Parecía que hubiere logrado un grande y apetecido triunfo.
Hasta los siempretristes están así. Cuánto vigor impregna al cuerpo la esperanza del descanso apetecido. Los alientos renacen, se fortifican las ilusiones, los ensueños se vuelven realidad, tangible verdad.
Pidieron por el muchacho un rescate los bandidos, mas siendo los padres pobres y careciendo de amigos, en balde fueron buscando aquel oro apetecido precio de la libertad del idolatrado hijo.
No es indispensable registrar todos los Océanos, cargar el vientre con inmenso estrago de animales, ni arrancar conchas en las desconocidas orillas de los mares más remotos. Los dioses y las diosas confundan a aquellos cuyo desenfreno traspasa los límites de tan apetecido imperio.
Nuestros ojos giraban como bolas y se abrían como platos investigando su provecho, y en cuanto distinguíamos lo apetecido, allí estábamos sonrientes, despreocupados y dicharacheros, los dedos prontos y la mirada bien escudriñadora, para no dar golpe en falso como rateros de tres al cuarto.
a imitación de sus gloriosos antecesores, había apetecido se celebrasen Cortes para los rectos fines, y por los medios que la legislación Española había prescrito, cuya observancia se acababa de jurar.
No sé si adivinaste, o lo has sabido porque te haya quizás contado alguno, que tales armas siempre he apetecido y no menos tu hermoso hábito bruno.
hubiera visto usted bailar a nuestras catalanas... Son muy bonitas y quizá le hubiese apetecido imitar a mi Alphonse. Una boda, dicen, trae otras...
Así llegando el tiempo apetecido que libra al marinero de pesares, duerme el pequeño alción en leve nido, sobre la blanca espuma de los mares.
Mas, para que el clero indígena rinda el fruto apetecido, es absolutamente indispensable que esté dotado de una sólida formación.
En ella había un amante que jamás llegaba al natural objeto del amor, al fin apetecido (tomando lo de fin, no por lo último, sino por lo mejor).
Juan Mateo Arrióla, para que, reuniéndose con dichos comisionados arreglasen los medios de arribar á un objeto por ambas partes tan apetecido.