apetecido

(redireccionado de apetecida)
También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

apetecido

, apetecida
Ejemplos ?
Se distribuye mayoritariamente en el sudoeste del estado brasileño de Río Grande del Sur, alcanzando por el sur también un pequeño sector del extremo norte del Uruguay en el departamento de Rivera, en donde sólo se presenta con 4 reducidas poblaciones lo que, sumado al hecho de ser apetecida por el ganado, la torna en una especie en grave peligro de extinción.
El fruto, además de ser dulce y de sabor vinoso es de un color amarillo salmón y produce un tinte firme, aunque casi no es empleado para tal fin. La almendra tostada se parece a la del marañón y es muy apetecida por los niños.
Gracias a sus excelentes calificaciones y al gran concepto presentados por sus profesores fue admitido para continuar su bachillerato en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, la institución pública más apetecida por todos los jóvenes de la ciudad.
Se prevé que como consecuencia del mejoramiento de la movilización desde y hacia Bogotá D.C., por la construcción de la doble calzada en la Carretera Panamericana y la prolongación de TransMilenio que agilizaría el paso por Bosa y Soacha, se amplíe el desarrollo urbano, principalmente en tanto ciudad educativa y de vivienda campestre, apetecida por pensionados por su clima agradable y los servicios que ofrece, así como por su cercanía a la capital del país.
Como proviene de una civilización refinada resulta atractivo para las notabilidades locales, las mismas que no tardan en buscar su caída despechadas por su aparente frialdad y por el hecho de que el doctor ha conquistado los favores de Alicia, una atractiva y sensual mestiza apetecida por uno de los prohombres lugareños.
¿Y qué no es en la vida fantástica ilusión, grata quimera? Lo es la mujer querida, la gloria apetecida y la suerte feliz y lisonjera.
o la profunda paz apetecida y el usado silencio aquí se advierte, que hoy anima el bullicio, de la vida el dormido palacio de la Muerte.
La noche vuela ligera; corre el cerrojo de la puerta. ¿Me engaño, o sus hojas resuenan al girar los goznes, y su ronco son me da la señal apetecida?
Quise de veras, adoré a Susiche mujer, sin dejar de adorar a Susiche, ‘’alma’’, a Susiche genuflexa, fervorosa, la de las manos finas alzadas en respetuosa veneración hacia mi frente creadora; la devota de mi pluma, doblada ya de una mujer apetecida, fue mi inspiración integral.
¡Bella esperanza! cuando ya cercano me hallare yo a la tumba apetecida, mis ojos cerrará tu dulce mano, y olvidaré el tormento de la vida.
Esto deparaba al “verdadero” socialismo la ocasión apetecida para oponer al movimiento político las reivindicaciones socialistas, para fulminar los consabidos anatemas contra el liberalismo, contra el Estado representativo, contra la libre concurrencia burguesa, contra la libertad de Prensa, la libertad, la igualdad y el derecho burgueses, predicando ante la masa del pueblo que con este movimiento burgués no saldría ganando nada y sí perdiendo mucho.
Yo recogí las lágrimas que en vano pretendiste ocultar; tu blanca mano estreché al corazón llena de vida que por tu amor palpita, y azorada me apartaste de ti con crudo ceño: volví a coger tu mano apetecida, sollozando a mi ardor la abandonaste, y mientras yo ferviente la besaba, bajo mis labios áridos temblaba.