aperturista

aperturista

1. adj. Del aperturismo actitud aperturista en el campo de las relaciones sociales.
2. s. m. y f. Partidario de esta tendencia.
Traducciones

aperturista

A. ADJ [tendencia etc] → liberalizing, liberal
B. SMFliberalizer, liberal
Ejemplos ?
Paulatinamente alejada del poder efectivo, pero con presencia en los medios de comunicación (El Alcázar) y en algunas instituciones (Hermandad de Excombatientes, una parte de los procuradores en cortes, incluyendo a algunos obispos como José Guerra Campos -entre 1964 y 1972 Secretario General del Episcopado Español- y desde entonces minoritarios en la Conferencia Episcopal dominada por el aperturista Vicente Enrique y Tarancón) fue derivando a posturas radicales...
El triunfo de la revolución comunista impuso como arte oficial el realismo socialista, si bien recientemente la nueva política aperturista ha favorecido la llegada de las últimas tendencias artísticas, ligadas a las nuevas tecnologías.
La ideología política del país limitara el cambio de ideologías: un país estalinista nunca será del todo aperturista ni de derechas, mientras que una democracia no llegara a tener el máximo de autoritarismo.
Oposición expresada mediante artículos de opinión en medios de comunicación afines, siendo el más destacado el firmado por Girón de Velasco en el diario Arriba, el 28 de abril de 1974, conocido popularmente como el Gironazo dando así al traste con cualquier intento de reforma y precipitando la destitución del aperturista ministro de Información y Turismo Pío Cabanillas.
En 1880, una vez logrado un acuerdo general en torno a la economía liberal y aperturista, la organización federal del gobierno y la Constitución Argentina de 1853, se decidió la federalización de la ciudad de Buenos Aires como capital de la República Argentina.
Bush, a favor del procesode negociación a cargo de sus aliados europeos, llegó a finales de la presidencia del aperturista Seyyed Mohammad Jatamí, entre presiones del parlamento iraní por la reanudación del programa nuclear.
Su ascenso coincidió con el fin de la dictadura del general Juan Carlos Onganía y el inicio de la política aperturista del presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse, que proponía el Gran Acuerdo Nacional, al que adhirieron, entre otros, José Ignacio Rucci y Miguel, con el fin de lograr la vuelta de Juan Domingo Perón al gobierno.
El proyecto «aperturista» falangista de Solís se complementaba con la creación de «asociaciones» dentro del Movimiento, para dotar al régimen franquista de un cierto nivel de «participación» popular en el llamado «contraste de pareceres».
En 1968 el entonces Director Coordinador de Televisión Española Juan José Rosón, empeñado en dar una imagen aperturista del régimen, decide hacerse con los servicios profesionales de un joven Lazarov etiquetado ya de vanguardista e innovador, y con el que coincidió en el Festival de Televisión de Montecarlo.
Unos días después tenía lugar otro suceso que echaba por tierra la voluntad aperturista: El 2 de marzo era ejecutado el anarquista catalán Salvador Puig Antich, condenado al garrote vil por la muerte de un comisario de policía que se produjo durante el operativo para la detención de otro anarquista, Xavier Garriga.
La provincia debió afrontar la realidad de que sus bases económicas habían sido corroídas por la política aperturista del ex presidente.
A pesar de la ola de indignación y las protestas que se desataron en toda Europa, ni Franco ni el propio Arias se mostraron favorables a conmutar la pena de muerte. Con estos dos hechos quedaba definitivamente desprestigiado el anuncio aperturista del 12 de febrero.