apasionado


También se encuentra en: Sinónimos.

apasionado, a

1. adj. Que siente pasión o gran entusiasmo por una persona o cosa es una apasionada de la ópera. fanático
2. MEDICINA Se aplica a la parte del cuerpo que tiene una enfermedad.

apasionado, -da

 
adj. Poseído de alguna pasión o afecto.
Partidario de alguien.

apasionado, -da

(apasjoˈnaðo, -ða)
abreviación
1. persona que siente gran entusiasmo o pasión por alguien o algo Es un apasionado de la pintura y siempre visita museos.
2. que caracteriza a una persona que siente pasión mirada apasionada
3. desapasionado que incluye o es realizado con pasión un amor apasionado
4. que está dominado por la pasión amante apasionado
Sinónimos
Traducciones

apasionado

passionné

apasionado

apaixonado

apasionado

عاطفي

apasionado

열정

apasionado

/a
A. ADJ
1. (= con pasión) [persona] → passionate; [discurso] → impassioned
apasionado por algopassionate about sth
2. (= parcial) → biased, prejudiced
B. SM/Fadmirer, devotee
los apasionados de Góngoradevotees of Góngora, Góngora enthusiasts

apasionado-a

a. passionate.
Ejemplos ?
Perdió pronto su hieratismo, e inclinándose hacia mí con un arranque fiero, apasionado, clamó: —Cuenta tus ingratitudes: ¡Porque esas son mis penas!
Jamás ha habido espectáculo que te haya obligado a salir de esta ciudad, salvo una vez cuando fuiste a Corinto para ver los juegos; jamás has salido que no sea a expediciones militares; jamás emprendiste viajes, como es costumbre entre los ciudadanos; jamás has tenido la curiosidad de visitar otras ciudades, ni de conocer otras leyes; tan apasionado has sido por esta ciudad, y tan decidido a vivir según nuestras máximas, que aquí has tenido hijos, testimonio patente de que vivías complacido en ella.
de salud completa, y que al terminar su vida pública sea colmado del justo reconocimiento de todo argentino, son los votos que hace y para siempre a favor de V. este su apasionado amigo y compatriota”.
época de su vida, ella había contribuido a merecer los rumores que empezaban a circular sobre su temperamento apasionado, su inclinación por el placer e incluso sobre sus irregularidades.
Poner estos recursos al servicio de la política, que debe ser lucha de grandes principios y de sano criterio, y no impulso ciego y apasionado de substitución de personas, es perjudicar seriamente al movimiento social del país, en los momentos mismos en que debe haber mayor solidaridad.
El enamorado cacique quiere hacer volver a la vida a su amada, la pone sobre el ensangrentado césped; y de rodillas a su lado, sostiene en sus brazos, y sobre su despedazado corazón, la cabeza de la cristiana. Lucía no da ningunas señales de vida, el apasionado salvaje se desespera.
Álvarez, o Fonseca, más apasionado, había llegado al extremo de querer conocer la vera effigies de su amigo; y quedaron, no sin contestarse por escrito la parte casi ridícula de esta debilidad, quedaron en enviarse mutuamente su retrato con la misma fecha...
En la actualidad, las luchas por libertad y justicia en el campo siguen siendo de enorme importancia y, por su moral histórica y su verdad, siguen y seguirán mereciendo nuestro profundo respeto, así como un apoyo apasionado y eficaz.
En ese momento el cacique era tan feliz, su actitud tan humilde, su acento tan tierno y apasionado, que era preciso que Lucía estuviera tan enamorada de su marido, y que Sebastián fuera tan tiernamente enamorado de Lucía, para que la virtuosa esposa no faltará a sus juramentos.
y con un movimiento convulsivo y apasionado, la estrecha contra su nervudo pecho, y los ardientes labios del infiel, profanan los labios de la virtuosa esposa de Hurtado.
Creedme Mangora, yo te amo como a un hermano, y mi esposo te ama lo mismo... -¡No lo nombres por tu Dios! dijo el cacique interrumpiendo a la española con un arranque apasionado. ¡No lo nombres!
Los ojos del indio la miraban de un modo tan tierno, de un amor tan puro, intenso y abrasador, que casi Lucía cayó desmayada; pero haciendo un supremo esfuerzo, se deshizo blandamente de sus brazos, y no quedándole, más recurso para libertarse del apasionado cacique que seguirle engañando, le dijo, poniendo su blanca y delicada mano entre las tostadas del salvaje: -Sí, sí, Mangora, yo también te amo.