apacible


También se encuentra en: Sinónimos.

apacible

(Del ant. aplacible < aplacer, agradar < lat. placere.)
adj. Se aplica a las personas y las cosas dulces, serenas y agradables tiempo apacible. plácido, suave

apacible

 
adj. Dulce, agradable en la condición y el trato.
Bonancible, agradable.

apacible

(apaˈθiβle)
abreviación
1. agradable, sereno y tranquilo Pasaron las vacaciones en un lugar apacible.
2. clima agradable, despejado y estable Durmieron afuera porque la noche era apacible.
3. persona amable, tranquila y pacífica Era un matrimonio apacible y feliz.
4. desapacible que caracteriza a las personas tranquilas carácter apacible
Sinónimos

apacible

adjetivo
1 dulce, agradable, pacífico, manso, sosegado, tranquilo, reposado, bonancible*, blando, suave, templado, plácido, quieto, dócil*.
Especialmente cuando se trata del tiempo se utiliza bonancible.
Traducciones

apacible

doux, reposant

apacible

mite, riposante

apacible

مُرِيح

apacible

odpočinkový

apacible

afslappende

apacible

erholsam

apacible

levollinen

apacible

miran

apacible

落ち着いた

apacible

평온한

apacible

rustgevend

apacible

fredfylt

apacible

kojący

apacible

vilsam

apacible

ซึ่งเงียบสงบและผ่อนคลาย

apacible

dinlendirici

apacible

thư thái

apacible

宁静的, 温柔

apacible

溫柔

apacible

עדין

apacible

ADJ (= manso) [animal, persona] → gentle, mild; [temperamento] → gentle, even; [tiempo] → calm; [viento] → gentle; [tarde, noche] → pleasant
es un tío muy apaciblehe's a very even-tempered o placid o mild-mannered guy
Ejemplos ?
Te juro que no me importa, que la detesto, que... -Estoy bien informada -contestó Isabel un tanto desdeñosa, apacible-. Me consta que no la ves ni la oyes.
De pronto, envuelto en olas de luz apacible, Lucía vio a un precioso Niño: una criatura que sonreía, que tendía los bracitos, y a quien la monja recibió enajenada en ellos.
Éste, durante su primera juventud, había sido soldado, había luchado contra salvajes desnudos, había seguido la bandera de su país hasta la capital de una raza civilizada en el extremo sur. Pero en la existencia apacible del plantador, la llama de la guerra había sobrevivido; una vez encendida, nunca se apagó.
Los enterradores, ya abierta la profunda fosa, fumaban indiferentes, esperando el nuevo tributo; algunas cogujadas asustadizas levantaban el vuelo al paso del convoy con doliente piar; don Leovigildo hizo descubrir a la muerta, y el sol acarició por última vez, con un torrente de centellas de oro, el rostro de Rosalía, que parecía dormir un sueño apacible envuelta en un mantón de Manila de larguísimo flecaje, un a modo de espléndido chal de los que dieron fama eternal a los artífices del Oriente, a la vez que entre los bucles de su revuelta cabellera, centelleaban en sus orejas los aretes que la difunta tanto había codiciado.
Era apacible al pueblo su vida, y a los padres agradable su conversación y el estilo de sus escritos, en que ni él se cansaba ni cansaba; al revés de muchos que ponen la elegancia en no empezar a decir ni acabar de hablar.
Gózate para siempre, amiga mía; huyó la nube en tempestad preñada, y te amanece bonancible día. Éste, éste de la patria el caro suelo, éste su dulce y apacible cielo, éstos tus lares son.
Decia su camarera, Siempre: duerme, está en el baño, Y no llegara en un año, Dia en que los recibiera. (24) «La noche ha sido muy mala, Yace en un sueño apacible, Despertarla es imposible...» Y ellos siempre en la antesala.
Y dicen que viendo tan apacible y alegre el lugar, los sabios se reunieron a meditar para decidir si aquel sitio paradisíaco era el anunciado por el azul colibrí del sur.
Una plegaria, un solo acento tuyo, hará que gocen pasajero alivio, y que de luz celeste un rayo tibio logre a su oscura estancia penetrar; que el atormentador remordimiento una tregua a sus víctimas conceda, y del aire, y el agua, y la arboleda, oigan el apacible susurrar.
ya la enseña sagrada, la enseña del Arco-iris tremula victoriosa de uno al otro confín desde el Maule apacible hasta la opulenta Shiria enardecen las notas del triunfante clarín.
450 tan fino en las persuasiones, tan apacible en el trato y en todo, en fin, tan perfecto, que ostentaba cortesano despojos de lo rendido, por galas de lo alentado.
Al descender, la Emperatriz de las Magas me miró con seriedad fulminante y dirigiéndome la palabra, me dijo con nítida y apacible firme voz: —¿Sabes en qué lugar te encuentras?