apacentarse

apacentarse

(apaθen'taɾse)
verbo pronominal
alimentarse con pasto Las ovejas se apacientan bajo el cuidado del pastor.
Traducciones

apacentarse

browse, feed
Ejemplos ?
Tras largos días Volverás a la luz, y el perro alado De Júpiter, el águila sangrienta, Encontrará en tus carnes alimento, Y vendrá cuotidiano convidado En tu hígado negro a apacentarse.
Años atrás la Cordera tenía que salir a la gramática, esto es, a apacentarse como podía, a la buena ventura de los caminos y callejas de las rapadas y escasas praderías del común, que tanto tenían de vía pública como de pastos.
III Aquel espíritu que flotaba sobre las aguas en los días del Génesis parecía ahora apacentarse, como en remanso espejado, en el hogar de Alberto Rivas.
835 Lo llama aparte a él su padre y la causa sin confesar de su amor 'Fiel ministro' dice 'de las órdenes, hijo, mías, rechaza la demora y raudo con tu acostumbrada desciende carrera, y la que a tu madre tierra por la parte siniestra contempla (sus nativos Sidónide por nombre le dicen), 840 esa busca, y el que, lejos, de montana grama apacentarse ganado real ves, a los litorales torna.' Dijo, y expulsados al instante del monte los novillos, los litorales ordenados buscan, donde la hija del gran rey jugar, de las vírgenes tirias acompañada, solía.
Y después de comunicarse mutuamente el sueño, y de haber hecho un sacrificio, en la gruta de las Ninfas, al mozuelo de las alas (cuyo nombre no acertaban a adivinar), enviaron a los mozos a cuidar del hato, enseñándoles el oficio pastoril: de qué modo ha de apacentarse antes del mediodía, de qué modo después de pasada la siesta; cuándo conviene llevar al abrevadero, cuándo al aprisco; en qué ocasión debe emplearse el cayado y en qué ocasión basta la voz.
Comoquiera que se apostara miraba a Ío, ante sus ojos a Ío, aun vuelto, tenía. A la luz la deja apacentarse; cuando el sol bajo la tierra alta está, 630 la encierra e indigno circunda de cadenas su cuello.
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador, en continuación de la fundación de la dicha Ciudad, nombró y señaló por pasto de la Carnicería y exido para donde ande y se apaciente el ganado de la Carnicería de dicha Ciudad de Cuenca, como sale el camino de ella para la dicha Ciudad de Quito, hasta llegar el Río de Machángara sobre mano derecha, y el mismo río de Tomebamba, que se va a juntar a(l) Machángara, por lindero de la otra parte el río de Tomebamba hasta juntarse con él río de Machángara, en el cual dicho exido y pasto ha de estar y apacentarse el ganado del obligado a la Carnicería de la dicha Ciudad y no otro alguno...