antipatía


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con antipatía: apatia, empatia

antipatía

(Del gr. antipatheia < anti, contra + pathos, sentimiento.)
1. s. f. Sentimiento de rechazo o repulsa hacia una persona o cosa espero que la antipatía que siente por mí no le impida analizar el proyecto con objetividad. aversión, manía simpatía
2. Oposición recíproca entre dos o más cosas.

antipatía

 
f. Repugnancia instintiva hacia alguien o algo.
fig.Oposición recíproca entre seres inanimados.

antipatía

(antipaˈtia)
sustantivo femenino
1. simpatía comportamiento o personalidad desagradables para otros Todo el barrio criticaba la antipatía del nuevo vecino.
2. afición sentimiento de rechazo hacia alguien Sentían antipatía por el jefe, porque era injusto.
3. rechazo o repulsa hacia algo Le tomó antipatía a los estudios y dejó la universidad.
Sinónimos

antipatía

sustantivo femenino
ojeriza, desafecto, desafección*, inquina, animadversión, manía, tirria, hincha (marginal), aversión, repugnancia, repulsión, animosidad, mala voluntad, malquerencia, aborrecimiento, odio*, rabia, encono, desestimación. simpatía, aprecio.
Antipatía es voz genérica que abarca todos los matices contenidos en la siguiente serie intensiva: ojeriza, desafecto, desafección, inquina, animadversión, manía, tirria, hincha, aversión, repugnancia, repulsión. Cuando estos sentimientos se combinan más o menos con la voluntad activa del sujeto, pasan a ser animosidad, mala voluntad, malquerencia, encono, rencor, aborrecimiento, rabia, odio*. La aplicación de repugnancia al sentimiento moral que nos inspiran ciertas personas es hoy frecuente como expresión de antipatía intensa. Con el mismo sentido intensivo se aplica también a ciertas ideas, doctrinas o prácticas muy distantes de las que tenemos por buenas o gratas.
Traducciones

antipatía

Antipathie

antipatía

antipathie

antipatía

antipatia

antipatía

antipatia

antipatía

niechęć

antipatía

反感

antipatía

反感

antipatía

antipati

antipatía

反感

antipatía

반감

antipatía

antipati

antipatía

SF (= sentimiento) → antipathy (hacia, entre towards between) → dislike (hacia for) (= actitud) → unfriendliness (hacia towards)
Ejemplos ?
Pues bien; desde el primer día en que a la tapada vió, por ella en su alma sintió antipatía mortal, y algo en ella de fatal sorprender se le antojó.
De los árabes no quiero decir nada, les profeso una profunda antipatía, apenas creo en eso que llaman civilización arábiga y considero su paso por España como la mayor calamidad que hemos padecido.
Incluso la decidida incapacidad que se conoce con claridad, o también con fuerte antipatía, es totalmente imposible en la pura carencia, y presupone, cuando menos, capacidad y simpatía parcial.
El corazón de Ester se sublevaba. En su bondad, se reprochaba a sí propia aquel sentimiento de antipatía, aquel tributo al barro miserable.
Tal la explicación que mejor cuadra a los hechos y por lo que se refiere a síntomas de ese aislamiento que obliga a Saint Hilaire a pensar en la existencia de una antipatía orgánica entre orientales y luso-brasileños y a escribir en 1821 estas palabras que entonces eran proféticas: “ pretender que este país haga parte de las posesiones portuguesas es querer unir elementos contrarios ”.
2, lo dice en las palabras siguientes: Ad Castellani rumpuntur invidia et alienam felicitatem suum intrerpretantur infortunium, tum etiam ob inveteratam cum Cathalanis simultatem, aegre ferunt illorum incrementum. Esta antipatía, antigua emulación, ha sido su ruina, y la que al presente amenaza a este .
Usted habla de "despaganizar" a España, de libertarla del "pagano moralismo senequista", y yo soy entusiasta admirador de Séneca; usted profesa antipatía a los árabes, y yo les tengo mucho afecto, sin poderlo remediar.
Ni ha de suponerse, por antipatía de aldea, una maldad ingénita y fatal al pueblo rubio del continente, porque no habla nuestro idioma, ni ve la casa como nosotros la vemos, ni se nos parece en sus lacras políticas, que son diferentes de las nuestras, ni tiene en mucho a los hombres biliosos y trigueños, ni mira caritativo, desde su eminencia aún mal segura, a los que, con menos favor de la Historia, suben a tramos heroicos la vía de las repúblicas: ni se han de esconder los datos patentes del problema que puede resolverse, para la paz de los siglos, con el estudio oportuno, y la unión tácita y urgente del alma continental.
Sin verdadero interés político o partidista, sin pasión, sin error, por mero apego a una persona o a un grupo o por antipatía a otra persona o a otro grupo, por tener un voto más o por no tener un voto menos, por adquirir un adherente para otra injusticia o por no desagradar a alguien, por una pequeña venganza o por pagar un pequeño servicio, fría y tranquilamente, sin acordarse por un momento siquiera de los intereses públicos y del derecho, se quita al elegido su asiento y se da asiento al no elegido y se falsifica la representación nacional.
sabe bien cuántos males amenazan a los habitantes de esta campaña si (lo que no es posible) llegaran a ser subyugados de unos hombres que por antipatía han sido siempre enemigos nuestros.
Lo menos que podía esperarse dado el constante y diligente interés que Mitre había venido demostrando por la figura de nuestro gran caudillo, era su inocultable antipatía y mala voluntad.
Yo entiendo, señores senadores – y ahora ya tengo derecho a suponer que debo ser creído – que la cordial antipatía casi unánime de los iberoamericanos a las fórmulas intervencionistas en cualquiera de los modos con que se presenten y sobre todo, desde luego, cuando aspiren a terciar en los asuntos internos del Estado, sea sobre la base de que sea una o de dos o más Repúblicas, obedece a causas naturales – por lo mismo irreductibles – mucho más profundas y legítimas que las actualmente más visibles del temor o la duda frente al peligro de una absorción lenta pero fatal por parte de los Estados Unidos.