anticuerpo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con anticuerpo: antigeno, inmunoglobulina

anticuerpo

s. m. BIOLOGÍA Sustancia existente en el organismo animal o producida en él por la introducción de un antígeno, contra cuya acción reacciona de manera específica en el segundo análisis detectó los anticuerpos.

anticuerpo

 
m. biol. Cada una de las sustancias defensivas creadas por el organismo cuando actúan sobre él los denominados antígenos.

anticuerpo

(anti'kweɾpo)
sustantivo masculino
medicina componente producido por el organismo para atacar a los virus y bacterias El sistema inmunológico del cuerpo produce anticuerpos al detectar sustancias dañinas.
Sinónimos

anticuerpo

sustantivo masculino
medreagina ().
Traducciones

anticuerpo

anticorpo

anticuerpo

protilátka

anticuerpo

antistof

anticuerpo

Antikörper

anticuerpo

antibody

anticuerpo

vasta-aine

anticuerpo

anticorps

anticuerpo

antitijelo

anticuerpo

抗体

anticuerpo

항체

anticuerpo

antistof

anticuerpo

antistoff

anticuerpo

przeciwciało

anticuerpo

anticorpo

anticuerpo

antikropp

anticuerpo

แอนติบอดี

anticuerpo

antikor

anticuerpo

kháng thể

anticuerpo

抗体

anticuerpo

антитяло

anticuerpo

抗體

anticuerpo

נוגדן

anticuerpo

SMantibody

anticuerpo

m. antibody, protein substance produced by lymph tissue in response to the presence of an antigen;
___ monoclónicomonoclonal ___, derived from hybridoma cells;
___ -s de reacción cruzadacross reacting ___ -s.

anticuerpo

m antibody; anticuerpos contra su propio organismo..antibodies against your own body; anticuerpo antifosfolípido antiphospholipid antibody; anticuerpo antimitocondrial antimitochondrial antibody; anticuerpo antinuclear (AAN) antinuclear antibody (ANA)
Ejemplos ?
Un antígeno suele ser una molécula ajena o tóxica para el organismo (por ejemplo, una proteína derivada de una bacteria) que, una vez dentro del cuerpo, atrae y se une con alta afinidad a un anticuerpo específico.
Cada linaje de células B expresa en su superficie un anticuerpo diferente, de forma que el conjunto completo de receptores de antígenos de las células B de un organismo, representa todos los anticuerpos que ese organismo es capaz de fabricar.
Para que un antígeno sea reconocido por un anticuerpo, estos interactúan por complementariedad espacial. La zona donde el antígeno se une al anticuerpo recibe el nombre de epítopo o determinante antigénico, mientras que el área correspondiente de la molécula del anticuerpo es el parátopo.
Como se mencionó anteriormente, originalmente se consideraba un antígeno a una molécula que se liga específicamente a un anticuerpo; ahora, un antígeno se define como cualquier molécula o fragmento molecular que puede ser reconocido por una gran variedad de receptores antigénicos (receptores de células T o receptores de células B) del sistema inmunitario adaptativo.
Esto significa que, mientras que los antígenos son el blanco de los anticuerpos, las proteínas de unión a inmunoglobulina “atacan” anticuerpos. La proteína A, proteína G y proteína L son ejemplos de proteínas que se unen fuertemente a distintos isotipos de anticuerpo.
Dicha especificidad se puede medir, aunque no necesariamente con facilidad debido a que la interacción antígeno-anticuerpo puede comportarse de manera no lineal.
Este complejo antígeno/anticuerpo pasa al interior del linfocito B donde es procesado por proteolisis y descompuesto en péptidos.
Cuando el linfocito B ha sido activado comienza a dividirse y su descendencia segrega millones de copias del anticuerpo que reconoce a ese antígeno.
Por el contrario, el receptor específico de antígeno de las células B es una molécula de anticuerpo en la superficie de la célula B, y reconoce patógenos completos sin la necesidad de que los antígenos sean procesados previamente.
Cada anticuerpo es capaz de lidiar específicamente con un único antígeno gracias a la variabilidad que le otorga la región determinante de complementariedad del anticuerpo dentro de la fracción Fab de los mismos.
De particular importancia fue el trabajo de Paul Ehrlich, quien propuso la Teoría de la cadena lateral para explicar la especificidad de la reacción antígeno-anticuerpo; sus contribuciones al entendimiento de la inmunología humoral fueron reconocidos con el Premio Nobel en 1908, recibido en conjunto con Elie Metchnikoff, el fundador de la inmunología celular.
Este tipo de infección es una infección recurrente y puede ocurrir en cualquier momento, pero especialmente cuando el sistema inmunitario está alterado o débil. Cuando ocurre una reactivación, los niveles de anticuerpo contra el CMV pueden aumentar y la excreción del virus puede recurrir.