anticiclónico

(redireccionado de anticiclónicas)

anticiclónico, -ca

 
adj. Relativo al anticiclón.
Ejemplos ?
No obstante, en raros casos, los tornados anticiclónicos se forman en asociación con el mesoanticiclón de una supercélula anticiclónica —de la misma forma que un típico tornado ciclónico— o como un tornado acompañante, ya sea como un tornado satélite o asociado con circulaciones anticiclónicas dentro de una supercelda.
Las heladas, las cuales se producen entre 45 y 65 días al año suelen ser de tipo de irradiación y mixtas (advección-irradiación) debidas a situaciones anticiclónicas con vientos del noroeste.
Por ejemplo, en los valles interiores es relativamente frecuente descender a temperaturas de -5ºC en las madrugadas anticiclónicas de invierno.
Así por ejemplo, en las mañanas anticiclónicas de los valles interiores, debido a que durante la noche el aire frío de las alturas se ha hundido al fondo de los valles por su mayor densidad, estos pueden ser tanto o más fríos que las cumbres.:En la franja litoral que comprende las tierras bajas de La Marina próximas a la costa, las precipitaciones medias anuales se sitúan entre los 1000 y los 1200 mm.
Heladas en invierno e incluso a finales de otoño-principios de primavera, debido a un fenómeno de inversión térmica, ligado a situaciones anticiclónicas invernales.
(SW) hacia las áreas anticiclónicas del N.E., al tener esta circulación precipitan la mayor parte de su humedad en las laderas occidentales de los Andes patagónicos.
1978–1980 Vasavada (2005), pp. 1980–1982 estas y la mayoría de las otras manchas son de características anticiclónicas. Los anticiclones más pequeños suelen ser blancos.
Los cuatro paralelos notables (Trópicos y círculos polares) generan la existencia de grandes zonas anticiclónicas y depresiones de origen dinámico, es decir, originadas por el movimiento de rotación terrestre y de origen térmico (originadas por la desigual repartición del calentamiento de la atmósfera).
Esto ocurre especialmente en invierno, en situaciones anticiclónicas fuertes que impiden el ascenso del aire y concentran la poca humedad en los valles y cuencas, dando lugar a nieblas persistentes y heladas.
Destaca sobre todo la abrasión eólica debido al fuerte viento de levante que se produce en los alrededores del estrecho de Gibraltar bajo situaciones anticiclónicas.
Esta situación es más común en las regiones mediterráneas, donde coinciden situaciones anticiclónicas con grandes densidades de tráfico.
Así pues, se refiere a una depresión barométrica alargada que se ubica entre dos anticiclones o, para decirlo con mayor propiedad, dos áreas anticiclónicas ligeramente desiguales en lo que respecta a sus características.