antibiótico

(redireccionado de antibiótica)

antibiótico, a

1. adj. BIOLOGÍA Que combate las bacterias y otros microorganismos patógenos las propiedades antibióticas de una sustancia.
2. s. m. FARMACIA Sustancia química producida por microorganismos, o fabricada por síntesis, capaz de eliminar o inhibir el crecimiento de otros organismos.

antibiótico, -ca

 
adj. Destructor de la vida.
m. biol. y med. Sustancia producida por un microorganismo y que utilizada a muy grandes diluciones paraliza o impide el desarrollo de otras especies microbianas. Con el progreso de la farmacología la definición de antibiótico se ha visto ampliada, puesto que actualmente muchos de ellos son de origen sintético.

antibiótico, -ca

(antiˈ��jotiko, -ka)
abreviación
farmacología que combate los microorganismos que producen infecciones la acción antibiótica de la penicilina

antibiótico


sustantivo masculino
farmacología sustancia química para combatir infecciones El médico me recetó un antibiótico.
Traducciones

antibiótico

antibiotic

antibiótico

Antibiotikum

antibiótico

antibiotique

antibiótico

antibioticum

antibiótico

antibiotika, antibiotikum

antibiótico

antibiotikum

antibiótico

antibiotika

antibiótico

antibiootti

antibiótico

antibiotik

antibiótico

抗生物質

antibiótico

항생 물질

antibiótico

antibiotikum

antibiótico

antybiotyk

antibiótico

antibiótico

antibiótico

ยาปฏิชีวนะ

antibiótico

antibiyotik

antibiótico

thuốc kháng sinh

antibiótico

抗生素

antibiótico

антибиотик

antibiótico

抗生素

antibiótico

אנטיביוטיקה

antibiótico

ADJ & SMantibiotic

antibiótico -ca

adj & m antibiotic; — de amplio espectro broad-spectrum antibiotic
Ejemplos ?
Si no es posible, se la puede demorar como mucho treinta minutos para realizar la tinción de Gram del líquido cefalorraquídeo e instituir la terapia antibiótica previa si está indicada.
Un factor importante es que estas biopelículas no crecen en condiciones con altas concentraciones de antibióticos, lo cual sugiere que la biopelícula no presenta una generalizada resistencia antibiótica.
James Holland, Emil Freireich, y Emil Frei formularon la hipótesis que la quimioterapia podría seguir una estrategia similar a la usada por la terapia antibiótica contra la tuberculosis: la combinación de drogas, cada una con un mecanismo de acción diferente.
La única alternativa que, hasta ahora, se ha mostrado eficaz para prevenir la infección precoz por EGB es administrar por vía intravenosa a la gestante colonizada por EGB un antibiótico adecuado (profilaxis antibiótica) durante un mínimo de 4 horas antes del final del parto.
Los antibióticos utilizados son penicilina y ampicilina, y en caso de hipersensibilidad cefazolina, clindamicina o vancomicina. Para seleccionar las madres candidatas a recibir profilaxis antibiótica existen dos estrategias.
Hay dos métodos para realizar las pruebas de susceptibilidad antibiótica, a saber, el método de difusión en disco y el método de concentración inhibitoria mínima (CIM) (concentración más baja de un antimicrobiano que inhibe el crecimiento de un microorganismo después de su incubación).
Algunos estudios han demostrado que en la etapa de dispersión, en donde las células vuelven al estado planctónico, la población celular muestra de nuevo susceptibilidad antibiótica.
Entre los más destacados médicos de este siglo cabe destacar a Sigmund Freud, el gran revolucionario de la psiquiatría, Robert Koch, descubridor del bacilo causante de la tuberculosis, Paul Ehrlich, padre de la inmunología, Harvey Williams Cushing, padre de la neurocirugía, o Alexander Fleming, descubridor de la penicilina, con la que da comienzo la «era antibiótica» de la medicina.
La utilización de antibióticos supuso un avance enorme en la esperanza de vida de las personas que padecían procesos infecciosos, aunque también supuso un aumento en los niveles de resistencia antibiótica.
El mantenimiento de una buena higiene bucodental y el uso de la profilaxis antibiótica adecuada cuando se realizan maniobras invasivas en la cavidad bucal o en el tubo digestivo pueden disminuir el riesgo de estas infecciones.
3 Varios estudios demuestran que el aceite esencial ejerce una actividad antibiótica contra las bacterias Staphylococcus aureus, Bacillus subtilis, Escherichia coli, Pseudomona aeruginosa, Mycobacterium smegmatis, antimicótica contra los hongos Candida albicans, C.
No se realizan rutinariamente pruebas bioquímicas para la identificación de las especies y no se dispone de pruebas cutáneas o serológicas. El tratamiento convencional es la terapia antibiótica con sulfonamida.