antagonista

(redireccionado de antagonistas)
También se encuentra en: Sinónimos.

antagonista

(Del lat. antagonista < gr. antagonistes anti, contra + agonistes, combatiente.)
1. s. m. y f. Persona o cosa opuesta o contraria a otra son totalmente antagonistas. rival
2. LITERATURA, CINE, TEATRO Personaje que se opone al protagonista en el conflicto de una trama argumental.
3. adj./ s. m. y f. Que se opone o lucha contra algo los antagonistas a la reforma hicieron frente común.
4. adj./ s. m. ANATOMÍA Se aplica al músculo que produce un movimiento contrario al de otro de la misma región. adversario
5. ANATOMÍA Se refiere a los nervios que animan funciones contrarias en un mismo órgano.

antagonista

 
com. Persona o cosa opuesta o contraria a otra.
Traducciones

antagonista

antagonist, opponent

antagonista

Antagonist

antagonista

антагонист

antagonista

Antagonist

antagonista

antagonista

antagonista

خصم

antagonista

антагонист

antagonista

拮抗剂

antagonista

拮抗劑

antagonista

antagonist

antagonista

אנטגוניסט

antagonista

Antagonist

antagonista

SMFantagonist

antagonista

m antagonist; — del calcio calcium antagonist, calcium channel blocker; — del CCR5 CCR5 antagonist; — del receptor de angiotensina angiotensin receptor blocker
Ejemplos ?
Sin embargo ese es precisamente el veredicto que la historia ha emitido sobre ellos. Su sistema de industrias desorganizadas y antagonistas era tan absurdo economicamente como moralmente abominable.
Consideran nuestros antagonistas que ahora no hay carne que pueda padecer dolor y que no pueda también sufrir la muerte, y no reflexionan en que, sin embargo, hay cierto objeto que es mejor que el cuerpo; porque el mismo espíritu, con cuya presencia vive y se rige el cuerpo, puede sentir dolor y no puede morir.
Los dos antagonistas guardan muchos puntos de analogía, salvo que el Dictador de 1879 se reviste de hipocresía para estrangular con la mano izquierda y santiguarse con la derecha, en tanto que el Jefe de la Breña denuncia los instintos del hombre prehistórico y tiene sus francas y leales escapadas a la selva primitiva.
El solo vínculo que puede unir entre sí, a los pueblos de Bolivia, antagonistas en intereses y carácter, es el sentimiento democrático; y Belzu era el primero, el último y poderoso representante de ese sentimiento, que fue el secreto de la mágica influencia que ejercía y ejercerá todavía largo tiempo en el alma del pueblo.
Así es que los seis antagonistas se preparaban para ir a encontrarse provistos de todas sus armas a aquella sala y a competir allí en pruebas de amistad.
Cuando comprendió que las esperanzas de su hermana estaban muertas, se transformó en uno de los más terribles antagonistas de los Rogron.
Después de deliberar maduramente, todos prometieron al abate Birotteau su ayuda en la lucha que iba a entablarse entre él y todos los adeptos de sus antagonistas.
Se disuelven las tensiones de la llamada guerra fría y la negociación entre antagonistas substituye, de manera paulatina, a los métodos imperativos fundados en el poder bélico.
Si el Congreso rechazase el acuerdo con Colombia, confirmaríamos lo que dicen nuestros antagonistas en América Latina: que no se puede confiar en que Estados Unidos respalde a sus amigos.
Si el ejército, en el golpe de Estado que efectuó, se hubiera unido a la revolución por principios y sanas convicciones, y no para dar los destinos de la nación a quien quisiera de sus jefes; si hubiera respetado al elemento revolucionario dentro de los principios que son el objeto de sus ideales, entonces sí podría decirse con orgullo y timbres de gloria que la revolución había triunfado; pero en nuestra conciencia y en la de la nación está que la revolución por segunda vez ha sido derrocada y burlada por sus antagonistas de 1910.
De esta justicia y bondad dimanó que Marco Camilo, varón singular de aquel tiempo, que al cabo de diez años de guerra, en que el ejército romano tantas veces había tenido tan funestos sucesos que estuvo en términos de ser combatida la misma Roma, venció con extraordinaria felicidad a los de Veyos, acérrimos enemigos del pueblo romano, ganándoles su capital; pero siendo examinado Camilo en el Senado sobre su conducta en la guerra, la cual determinación extraña motivó el odio implacable de sus antagonistas y la insolencia de los tribunos del pueblo...
De los que piensan que las penas del hombre no han de ser eternas Ya advierto que conduce tratar y disputar aquí en sana paz con nuestros misericordiosos antagonistas, que no quieren creer que todos aquellos a quienes el justísimo Juez ha de juzgar por dignos del tormento del infierno, o algunos de ellos, hayan de padecer pena que sea eterna, si no creen que después de ciertos plazos designados, más largos o más cortos, según la calidad del pecado de cada uno, al cabo han de salir de allí libres.