antagonista


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con antagonista: protagonista

antagonista

(Del lat. antagonista < gr. antagonistes anti, contra + agonistes, combatiente.)
1. s. m. y f. Persona o cosa opuesta o contraria a otra son totalmente antagonistas. rival
2. LITERATURA, CINE, TEATRO Personaje que se opone al protagonista en el conflicto de una trama argumental.
3. adj./ s. m. y f. Que se opone o lucha contra algo los antagonistas a la reforma hicieron frente común.
4. adj./ s. m. ANATOMÍA Se aplica al músculo que produce un movimiento contrario al de otro de la misma región. adversario
5. ANATOMÍA Se refiere a los nervios que animan funciones contrarias en un mismo órgano.

antagonista

 
com. Persona o cosa opuesta o contraria a otra.
Traducciones

antagonista

antagonist, opponent

antagonista

Antagonist

antagonista

антагонист

antagonista

Antagonist

antagonista

antagonista

antagonista

خصم

antagonista

антагонист

antagonista

拮抗剂

antagonista

拮抗劑

antagonista

antagonist

antagonista

אנטגוניסט

antagonista

Antagonist

antagonista

SMFantagonist

antagonista

m antagonist; — del calcio calcium antagonist, calcium channel blocker; — del CCR5 CCR5 antagonist; — del receptor de angiotensina angiotensin receptor blocker
Ejemplos ?
Conque á quien Dios se la diere »Bendígasela su madre.» Y asiendo un caballo negro Que de hinojos le dá un paje Tomó campo don Favila Su antagonista imitándole.
-¡Quiero matarla! Y con toda la intención de hacerlo así, despidió la jarra, derecha a la cara de su antagonista. Pero el marido de ésta, que pugnaba rato hacía por contenerla, al ver el proyectil, bajó instintivamente su cabeza, y cubriendo con ella la de su costilla, recibió en medio del occipital la jarra, que se hizo pedazos, como si chocado hubiera contra un muro.
El inventor trae en su mano un regalo de mayor riqueza u ocio para todos los que vivimos en la Tierra, y no hay que maravillarse de que la gratitud de la gente haga de la recompensa del inventor lo más envidiable que un benefactor público puede ganar." "Ahora, Florence, dinos de qué manera la multitud de diferentes intereses creados en los que consistía el capitalismo privado actuaba para producir un antagonismo hacia los inventos y las mejoras." CÓMO EL PROGRESO ERA ANTAGONISTA DE LOS INTERESES CREADOS.
Y la prueba de la proposición de usted está en lo raro que es ver reales órdenes que tengan sentido común; argumento grande en apoyo de su dificultad, a cuyo propósito citaré a usted lo que escribía cierto crítico francés hablando de un antagonista suyo: «El señor es un necio», decía; «yo soy quien lo digo, y él es quien lo prueba».
Cristóbal, ciego de coraje, olvidaba la defensa, cuidando sólo de no flaquear en el ataque; pero de pronto su antagonista le hizo saltar el acero, y viéndolo desarmado, le hundió la espada en el pecho, gritándole: -¡Tu vida por mi honra!
Y seguidos de algunos oficiales se encaminaron los duelistas a la Alameda de Santa Teresa o de los Caballitos, que distaba pocas cuadras del cuartel de Santa Catalina. Flores apenas sabía manejar la espada, y su antagonista era maestro en armas o por tal tenido en el ejército.
-A la danza pues y hasta entonces, ¡viva la injusticia! Su bondadosa antagonista ha hecho bien en reservarse para otro mundo cuando porque en este la apedrearían.
Los liberales de Provins eran: un antiguo soldado convertido en cafetero; un posadero; el señor Cournant, notario, competidor del señor Auffray; el médico Neraud, antagonista del señor Martener; algunas personas independientes, colonos desparramados por el distrito y poseedores de bienes nacionales.
Vino el 1.º de enero de 1796, día en que el Cabildo debía proceder a la elección de alcalde de la ciudad, cargo altamente honorífico, y que se disputaban ese año entre un señor Mariadiegue y un señor Velezmoro, ambos hidalgos de sangre más azul que el añil de Costa Rica, y muy acaudalados vecinos de Trujillo. El intendente Gil patrocinaba la candidatura del primero, y el obispo se declaró favorecedor entusiasta del antagonista.
Los Partidarios del Libre Comercio eran como un hombre que, viendo que su antagonista no es rival para él, reclama con atrevimiento una pelea libre y sin favor, mientras el Proteccionista era el hombre que, viéndose sobrepasado, pedía que llamasen a la policía.
La primera embestida furibunda y rabiosa puso de manifiesto su vigor y destreza de combatientes. El defensor de la muchacha, también muy joven, era un palmo más alto que su antagonista.
La frente del dios toca a las nubes, y su sombra es inmensa, como la que arroja el Himalaya sobre las llanuras al ocultarse el sol en los confines del Océano. XX -¡Caudillo! -exclama el antagonista de Schiwen con acento airado-. ¿Para que subiste a la sagrada gruta del Jabwi?