antífrasis


Búsquedas relacionadas con antífrasis: perifrasis

antífrasis

(Del gr. anthiphrasis.)
s. f. RETÓRICA Figura de dicción que consiste en dar a entender lo contrario de lo que expresa una palabra por la contradicción que existe entre ella y su contexto en la frase.
NOTA: En plural: antífrasis

antífrasis

 
f. ret. Figura que consiste en decir lo contrario de lo que se piensa; p. ej., llamar a un avaro don Generoso.
Traducciones

antífrasis

antiphrase

antífrasis

antifrasi
Ejemplos ?
No obstante, afanándose en rayar por agudo, peca más de una vez por incomprensible. Como abusa de la antífrasis, no sabemos si habla con seriedad o se burla de nosotros.
Sí, porque sin duda su verdadero nombre era King, rey; sólo que las personas de pocas letras con quien se trataba pronunciaban mal el vocablo inglés, y resultaba en español Quin, y así hay que escribirlo. Mayor ironía, por antífrasis, no cabe; porque animal que menos reinase, no lo ha habido en el mundo.
Por su origen histórico, en fin, o por su destino, pero siempre por el mismo principio y analogía, en España y en otros estados, se han llamado o se llaman todavía cámara muchos tribunales superiores y cuerpos colegiados y así mismo el local de sus reuniones, como cámara ardiente, cámara estrellada, cámara apostólica, cámara de Castilla, de Indias, de Guerra, Eclesiástica de comptos, etc, Por una especie de antífrasis, en fin, se llaman cámara en algunas provincias las localidades menos ostentosas y aseadas de las casas o destinadas a usos rurales u otros análogos, como las llamadas por otro nombre paneras, graneros, desván, sojado, etc.
Finalmente, en sus artículos de costumbres y de crítica literaria desplegó un gran e implacable talento satírico de humor muy rebuscado, abundante en paradojas, antífrasis y retruécanos.
La revolución de 1820 le lleva a Madrid, donde contribuye a fundar El Conservador, 1820, periódico liberal llamado así por antífrasis.
- The Furies: Las Furias en la mitología griega son las tres deidades vengadoras también llamadas Euménides, antífrasis usada para evitar su ira cuando se pronunciaba su verdadero nombre.
Metonimia y sinécdoque: daños colaterales (víctimas civiles). Antonomasia: ser un pequeño Hitler (tirano). Antífrasis: ejército de pacificación o guerra humanitaria.
Su prosa es con frecuencia irónica, llena de reticencias, amplificaciones, hipérboles y antífrasis, y en el fondo late una gran preocupación por una sociedad española, marcada y deformada por el pasado de la Guerra Civil.
Lo cierto es que el origen de la denominación es real; Joaquín de Villalba documenta que en el año 1214, en Castrojeriz, se fundó el convento de San Antón para dar amparo a los enfermos del llamado, por antífrasis, «fuego sagrado» («ignis sacer»), «fuego del infierno» o «fuego de San Antón», enfermedad más lesiva que la propia lepra, pues las extremidades van consumiéndose hasta desprenderse, lisiando y matando a los enfermos que solamente pueden rezar y llevar amuletos.
En humorística antífrasis, los intentos de su ahijado por lograr que Isidoro tome el buen camino son tan insistentes como estériles; sin embargo, su suspicacia y mundanidad desvelan las más de las veces las trampas en las que, sin él, el estanciero hubiera caído.