Ejemplos ?
Por eso digo que con un pueblo tan extraordinario como este, cuyas ansiedades las conocemos todos, se puede llegar realmente muy lejos.
Y aunque estremece su canto desgranado en ansiedades que solamente fraguaron la soledad de sus valles, prosigue sus melodías expectante del arribo de la pretérita espiga sembrada en aquellas horas de sus enigmas...
Otra vez aquí conmigo –ondiolina de lo eterno– mis soledades crepusculares –fluorescencias excitadas- mis soledades del alba –irradiaciones despiertas– obreras madrugadoras –constante de tiempo próximo– que limpian mis ansiedades –magnetófono constante– y las bañan de mañanas –magnetoscopio inmediato– fructificando dolientes –circuitos de sintonía– en mis huertos consumidos –condensador de cristales- su renacer de esperanzas –combinación tricolora– su germinar de caminos –claridad en las pantallas– y su pulsar de cantatas –mosaico fosforescente– Otra vez están conmigo –secuencia con memoria– Mis soledades de luz y nácar –claridad trifásica– ¡Mis soledades!
Me adueño tu silvestre lozanía, revuelvo en ansiedades los verdores de tus selvas… corto la flor primaveral de tu jardinería y misterios de tarde nublada van surcando mi noche de cosmos.
El viento frío no traerá más aromas de comidas ricas ni narices famélicas soñarán bocados, porque el hambre borrada de los mapas no tendrá más que acudir a las plegarias ni a cirujanos para hacer operación de cambios porque chispas muchachadas campesinas radiantes cantarinas de cultivos, trabajando por el bien de todos, trabajando, no de un amo pendenciero y drogo; trabajando, trabajando sin lástimas que ruegan compresión a sus sentidos huecos; trabajando, pasearán sus cuerpos bienhechores, plenos de músculos solares, sin panzas repletas de cantinas y burdeles, ni distingos de ansiedades egoístas.
Lanzado del tendido al callejón por los brazos férreos de la autoridad, la confundió tal vez con un Miura, y le agitaron nobles ansiedades.
Con cuánta lentitud caían los hilos de agua. Y así era la vida." Dejé el plato en tierra, para agrandar mis cavilaciones con estas ansiedades.
La angustia lo niveló para el seno de una multitud silenciosa de hombres terribles que durante el día arrastran su miseria vendiendo artefactos o biblias, recorriendo al anochecer los urinarios donde exhiben sus órganos genitales a los mozalbetes que entran a los mingitorios acuciados por otras ansiedades semejantes.
No es la improvisación delirante de mera coreografía política, destinada a explotar ansiedades para ganar el efímero aplauso, que es placer de los mediocres porque vive tan solo el momento físico del palmoteo.
En Candelaria, las privaciones, la mala alimentación durante la niñez, habían preparado el terreno; las ansiedades, las penas, desarrollaron ahora el germen.
Fiel a mi proyecto de no aludir a mis obras más que cuando se mezclan por casualidad con la historia de mi vida, no diré las esperanzas, las alegrías, las ansiedades y los triunfos de mi vida de escritor.
Qué derrotas puede haber, nueve con seis, cuando amor va a más de dos… DRAGONES Harto de agonizar por nada en las ansiedades del vacío; de acumular engaños en apariencias fatuas de paredes sin sentido; de purgar etiquetas con perfil de estereotipo me despojo de rutinas, rituales con que cumplen los cretinos su privada propiedad de escombros… y un amor diferente al conocido me desflora palpitante mis recintos.