anormal


También se encuentra en: Sinónimos.

anormal

(Del fr. anormal, alteración de anomal < lat. anomalus < gr. anomalos < an, privativo + homalos, igual.)
1. adj. Que no presenta las características que le son propias el sistema presenta un anormal funcionamiento. anómalo, raro normal
2. s. m. y f. MEDICINA, SIQUIATRÍA Persona cuyo desarrollo físico o intelectual presenta deficiencias. deficiente

anormal

 
adj. Que no es normal o corriente.
adj.-com. Díc. de la persona que tiene una capacidad mental inferior a la normal.

anormal

(anoɾˈmal)
abreviación masculino-femenino
que no tiene las características propias o normales células anormales
Sinónimos
Traducciones

anormal

abnormal

anormal

abnormální

anormal

unormal

anormal

epänormaali

anormal

abnormalan

anormal

異常な

anormal

비정상적인

anormal

abnormaal

anormal

unormal

anormal

anormal

anormal

onormal

anormal

ผิดปรกติ

anormal

anormal

anormal

không bình thường

anormal

异常

anormal

異常

anormal

לא נורמלי

anormal

ADJ
1. (= no normal) → abnormal
2. (= imbécil) → silly, cretinous

anormal

a. abnormal, irregular.

anormal

adj abnormal
Ejemplos ?
Sin embargo, el siguiente descubrimiento no fue obra de ningún miembro de la familia Gardner. Se habían familiarizado con lo anormal hasta el punto de no darse cuenta de muchos detalles.
Como en la noche anterior, nadie notaba en la pantalla algo anormal, y es evidente que Wyoming continuaba jadeante adherido al diván.
Aunque, por otra parte, el recién llegado y todos los que fueron viniendo a continuación aparecían grandes y próximos, como si estuviesen a la vez lejos y cerca, obedeciendo a alguna geometría anormal.
Finalmente, la emigración de patriotas de Salta y Jujuy eligieron sus respectivos diputados estando en Tucumán, hecho anormal o fuera de la ley.
Volví a colocar las tablas con tanta habilidad, con tanta destreza, que ningún ojo humano –ni siquiera el suyo– hubiera sido capaz de percibir nada anormal.
Nuestra historia bancaria es breve. No hemos ensayado más que una vez el Banco Nacional, que no lo era por completo, y eso en una situación totalmente anormal.
El hecho anormal, la locura desencadenada de formas gigantescas que se ha producido en el mundo, ha despertado las conciencias y ha hecho ver la necesidad de prepararnos para las luchas del porvenir.
Durante su mandato, ningún Juez puede ser amonestado, trasladado, suspendido en sus funciones o separado de su cargo, si no es como consecuencia de sanción impuesta por haber incurrido en responsabilidad penal o disciplinaria, mediante un procedimiento regulado por ley cualificada y con todas las garantías de audiencia y defensa La misma ley regulará también los supuestos de responsabilidad civil del Juez Artículo 92 - De acuerdo con las leyes y sin perjuicio de las responsabilidades personales de quienes las causen, el Estado reparará los daños originados por error judicial o por el funcionamiento anormal de la Administración de Justicia Artículo 93 - 1.
Basta examinar la situacion verdaderamente anormal que el caso, nada difícil, en que un accidente repentino, como una enfermedad o la muerte de algunos de los miembros de la junta, crearia al Departamento en que esto ocurriese, para convencerse que la lei no ha tenido tal exijencia.
Pero declaramos abiertamente que esta indulgencia nuestra, aconsejada y casi exigida por las gravísimas circunstancias que atraviesa la humanidad, no debe ser interpretada en modo alguno como una tácita abdicación de los sagrados derechos de la Sede Apostólica, como si en el anormal estado actual de cosas la Sede Apostólica renunciase definitivamente a ellos.
Por el contrario, aprovechando esta ocasión, «Nos renovamos las protestas que nuestros predecesores formularon repetidas veces, movidos no por humanos intereses, sino por la santidad del deber; y las renovamos por las mismas causas, para defender los derechos y la dignidad de la Sede Apostólica», y de nuevo pedimos con la mayor insistencia que, pues ha sido firmada la paz entre las naciones, «cese para la cabeza de la Iglesia esta situación anormal, que daña gravemente, por más de una razón, a la misma tranquilidad de los pueblos»(19).
Suave como una madre que maneja a un muchacho enfermo, consentido y antojadizo, el especialista se denegó a mi deseo y con su gravedad acostumbrada, me hizo ver todo lo que había de anormal y de enfermizo en mi estado de espíritu de esos momentos.