anonadado


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

anonadado

, anonadada
Traducciones

anonadado

zdrcený

anonadado

fortvivlet

anonadado

erschüttert

anonadado

devastated

anonadado

kauhistunut

anonadado

dévasté

anonadado

očajan

anonadado

devastato

anonadado

打ちのめされた

anonadado

망연자실한

anonadado

sønderknust

anonadado

zdewastowany

anonadado

devastado

anonadado

förkrossad

anonadado

ทำให้ตกตะลึง

anonadado

mahvolmuş

anonadado

suy sụp

anonadado

被毁坏的

anonadado

ADJstunned
me quedé anonadado ante un paisaje tan belloI was stunned o left speechless by the beauty of the countryside
vuestras opiniones me tienen anonadadoyour opinions leave me utterly perplexed
Ejemplos ?
Quedóse el pobre fraile anonadado, Y encomendando á Dios el alma imbécil Ante la negra aparicion postrado Cayó humilde de hinojos, Lleno de miedo el corazon menguado Y de cobardes lágrimas los ojos.
a mí, santo varón, a mí, que he comido tres veces con Claudio Bernard, y le di una vez la toalla a Vulpián, y fui condiscípulo de un hijo del secretario particular de Littré?... Zurita calló, anonadado.
Derrochaba lo suyo; y su ruina, si le pesaba, no le causaba vergüenza. Ahora estaba anonadado. ¡El sueldo de su compañía perdido; un preso, una sentencia, la muerte!
La cara muy como la de un cuervo, Los ojos encendidos como carbones. Aquel que parecía anonadado por su desgracia Y mecía su cuerpo consolándose...
Al contemplar los astros no comprendo cómo el hombre que hay Dios haya negado. ¿Hay quien a este espectáculo estupendo no se postre en la tierra anonadado?
El fiscal, que acababa de llegar hambriento, anonadado por sus derroches de elocuencia que enviaban gente a presidio, abrazaba a su mujer, y ambos reían y gritaban como unos locos en tomo de la niñera, que mantenía en sus brazos al tirano de la casa, al único señor, a Pillín, un granuja que apenas tenía un año y a quien bastaba un leve grito para que los padres palideciesen de inquietud y las criadas corriesen aturdi­das, no sabiendo cómo cumplir a un tiempo tantas órdenes contradicto­rias.
Pero el resultado de este examen debió serle tan pavoroso que, a la luz de la linterna suspendida encima de su cabeza, vi que su rostro se demudaba y adquiría una expresión de indecible espanto al clavar sus ojos en el viejo camarada, a quien el conflicto entre su amor de padre y el deber imperioso de salvar la nave confiada a su honradez, mantenía anonadado, loco de dolor, junto a la rueda del gobernalle.
Quiero saber su nombre. Ham me miró, y yo me sentí al momento anonadado por un golpe que me hizo retroceder. -¿Sospechas de alguien?
Creo que la posteridad vería con sentimiento anonadado los nombres ilustres de sus primeros bienhechores: digo más, es del interés público, es de la gratitud de Venezuela, es del honor nacional, conservar con gloria, hasta la última posteridad, una raza de hombres virtuosos, prudentes y esforzados que superando todos los obstáculos, han fundado la República a costa de los más heroicos sacrificios.
Y pobrecitas, son tan locas, que uno no sabe si compadecerlas o romperles la cabeza de un palo». Erdosain se sentía anonadado por el desprecio formidable que ese hombre revelaba hacia las mujeres.
El mudo, sosteniendo su busto con los dos brazos apoyados en el colchón, continuó: –Pero vos no sos vos, sino Dios que está en tu cuerpo. Ergueta, anonadado, aseveró: –Es cierto, hermanos...
Tomó el camino del bosque, y al pasar por delante de la horca, anonadado por el calor, la cólera y los celos, se echó al lado de los palos.