animal


También se encuentra en: Sinónimos.

animal

(Del lat. animal.)
1. s. m. ZOOLOGÍA Ser vivo sensible, que por lo general se nutre de alimentos sólidos y está dotado de movimiento.
2. adj./ s. m. y f. Se aplica a la persona muy ignorante o grosera, o que abusa de la fuerza física. bestia, bruto
3. adj. Del animal.
4. De la parte sensitiva de un ser viviente, a diferencia de la parte racional y espiritual apetitos animales.
5. Que está relacionado con los animales o procede de ellos estudio de la célula animal.
6. animal de bellota ZOOLOGÍA Cerdo, mamífero doméstico.
7. animal doméstico El criado por el hombre para beneficiarse de él.
8. animal irracional Cualquiera, exceptuando o en contraposición al hombre.
9. animal salvaje El no domesticado por el hombre, el que vive en libertad.

animal

 
m. Ser viviente, heterotrófico, dotado generalmente de movimientos (locomoción) y de sensibilidad, que respira oxígeno y expele dióxido de carbono. Es muy difícil dar o postular una definición exhaustiva del término animal. Los citados conceptos de distinción para diferenciarlos de los vegetales no son absolutos, pues en los grupos inferiores de ambos reinos se presentan caracteres comunes. Existen animales inferiores sésiles y, contrariamente, algas inferiores dotadas de movilidad. El término heterotróficos (nutrición a través de materia orgánica) es general para todos los animales, pero también existen hongos y bacterias heterotróficas. A nivel celular tampoco las diferencias son definitivas, pues muchos flagelados presentan aspectos comunes a los dos reinos. (V. invertebrados, vertebrados.)
adj. Relativo al animal.
Relativo a lo sensitivo, a diferencia de lo racional o espiritual.
adj.-s. Díc. de la persona incapaz, grosera o muy ignorante.
animal de bellota Cerdo.
animal irracional Cualquiera, excepto el hombre.
animal racional El hombre.
(Amér.) animales cimarrones Díc. de los cuadrúpedos domésticos que se hacen montaraces.
animales de corral Los que se crían en granjas y casas de campo para aprovechar sus productos.
animales heráldicos Los dibujados en las armas y escudos, de modo convencional.
animales mitológicos Los que no tienen existencia real sino en los mitos y leyendas, como los dragones, basiliscos, unicornios, etc.

animal

(aniˈmal)
sustantivo masculino
1. zoología ser vivo pluricelular que se nutre de sustancias elaboradas por otros seres vivos, con capacidad de movimiento y estructura anatómica formada por órganos y sistema nervioso El hombre es el único animal racional.
2. ser vivo que pertenece a este tipo y es irracional, en oposición al ser humano Los animales no poseen lenguaje articulado.
3. persona muy ignorante, violenta o grosera ¡Sólo un animal puede hacer una cosa así!

animal


abreviación
1. cosa relativo a los animales Los psicólogos estudiaron la conducta animal.
2. racional relativo a la parte irracional, instintiva y sensible de un animal apetitos animales
3. violento, grosero o maleducado ¡No seas animal, no le pegues!
4. ignorante, bruto ¡No seas animal, corrige los errores de la tarea!
Sinónimos

animal

adjetivo y cosustantivo masculino 1
ignorante, grosero, zafio, irracional*, bruto, bestia, torpe.
En sentido recto, animal comprende todos los seres vivientes de que se ocupa la zoología. Bestia alude generalmente a determinada clase de animales, por oposición al hombre. Bruto acentúa el carácter de irracionalidad, de instinto grosero.
sustantivo masculino
2 bicho* (desp.), bestia, alimaña, bicharraco (desp.), bicha.

animal racional sustantivo masculino hombre, ser humano.
Traducciones

animal

animal, beast

animal

dier

animal

حيوان, حَيَوان

animal

животно

animal

animal

animal

zvíře

animal

dyr

animal

ζώο

animal

animala, animalo, besto

animal

loom

animal

حيوان

animal

eläin, eläimellinen

animal

animal, bête

animal

חייה

animal

जानवर

animal

állat, állati

animal

dýr

animal

動物, どゔぶつ

animal

animal

animal

dier, beest

animal

dyr

animal

zwierzę

animal

animal

animal

animal

animal

animálny

animal

žival

animal

животиња

animal

djur

animal

mnyama

animal

hayvan

animal

тварина

animal

动物, 動物

animal

životinja

animal

동물

animal

สัตว์

animal

động vật

animal

動物

animal

A. ADJ
1. (= de los animales) → animal
instinto animalanimal instinct
2. (= estúpido) → stupid
el muy animal no sabe la capital de Españahe's so stupid he doesn't know what the capital of Spain is
3. (= bruto) ¡deja ya de empujar, no seas tan animal!stop pushing, you great oaf o brute
no seas animal, trátala con cariñodon't be such a brute, be kind to her
¡el muy animal se comió tres platos!he had three helpings, the oaf o pig!
B. SManimal
los animales salvajeswild animals
soy un animal políticoI am a political animal
ser animal de costumbresto be a creature of habit
ser un animal de bellotato be as thick as two short planks
comer como un animalto eat like a pig
trabajar como un animalto work like a slave, work all the hours God sends
animal de carga (= burro, buey) → beast of burden
¡me tratas como a un animal de carga!
animal de compañíapet
animal de laboratoriolaboratory animal
animal de tirodraught animal, draft animal (EEUU)
animal doméstico [de compañía] → pet; [de granja] → domestic animal
C. SMF
1. (= estúpido) → fool, moron
¡animal!, tres y dos son cincoyou fool o moron, three plus two makes five
2. (= bruto) → brute
el animal de Juan seguía pegándolethat brute Juan kept on hitting him
el animal de Antonio se comió su plato y el míothat pig Antonio ate all his own dinner and mine too
eres un animal, lo has rotoyou're so rough you've gone and broken it

an·i·mal

m. animal.

animal

adj & m animal; — de compañía companion animal; — de servicio service animal
Ejemplos ?
Súbitamente, ante sus ojos, vio desplazarse un objeto extraño que tomó al principio por un enorme animal: perro, cerdo, no lo sabía; quizá fuera un oso.
Caliente estaba aún el cuerpo del animal; la blanca y densa piel de su vientre relucía como seda manchada de sangre; sus enormes orejas pendían; sus ojos se vidriaban.
Algunos franceses demostraron querer contestarle; pero él, levantándose, e imponiendo a todos silencio con su actitud, empuñó convulsivamente un vaso, y exclamó con voz atronadora: - ¡Brindo, señores, porque maldito sea mi abuelo, que era un animal, y porque se halle ahora mismo en los profundos infiernos!
La joven no vaciló un punto: corrió adonde estaban su madre y la doméstica; explicóles el caso; díjoles que en la calle de Preciados no había ya tiros; tuvo que batallar, no tanto con los prudentísimos reparos de la generosa guipuzcoana como con el miedo puramente animal de la informe gallega, y a los pocos minutos las tres mujeres transportaban en peso a su honesta casa, y colocaban en la alcoba de honor de la salita principal, sobre la lujosa cama de la viuda, el insensible cuerpo de aquel que, si no fue el verdadero protagonista de la jornada del 26 de marzo, va a serlo de nuestra particular historia.
Un alarido ronco, profundo, como de animal herido, salió de la garganta de María Vicenta, al desplomarse al suelo con el ataque de nervios.
Quien esté iniciado en los misterios del amor hasta el punto en que estamos, después de haber recorrido en un orden conveniente todos los grados de lo bello, llegado al término de la iniciación, descubrirá de repente una maravillosa belleza, la que era el objetivo de todos sus trabajos anteriores: belleza eterna, increada e imperecedera, exenta de incremento y de disminución, belleza que no es bella en tal arte y fea en otra, bella por un concepto y fea por otro, bella en un sitio y fea en otro, bella para unos y fea para otros; belleza que no tiene nada sensible como en un rostro y unas manos ni nada corpóreo, que no es tampoco un discurso o una ciencia, que no reside en un ser diferente de ella misma, en un animal...
Hacia otra parte, entretanto, dos africanas llevaban arrastrando las entrañas de un animal; allá una mulata se alejaba con un ovillo de tripas y resbalando de repente sobre un charco de sangre, caía a plomo, cubriendo con su cuerpo la codiciada presa.
Tened, pues, piedad de mi rostro, pues todo se mueve, mi mandíbula, mis dientes”. “Muy bien, Tú, Jefe. Un animal te hace sufrir. No hay más que cambiar, que sacar los dientes, Tú”.
Volvió con ésta y afiló sus rejas; pero un tornillo en que ya al comprar la máquina había notado una falla, se rompió al armarla. Mandó un peón al obraje próximo, recomendándole cuidara del caballo, un buen animal, pero asoleado.
Un animal había quedado en los corrales de corta y ancha cerviz, de mirar fiero, sobre cuyos órganos genitales no estaban conformes los pareceres porque tenía apariencias de toro y de novillo.
El animal prendido ya al lazo por las astas, bramaba echando espuma furibundo y no había demonio que lo hiciera salir del pegajoso barro donde estaba como clavado y era imposible pialarlo.
Cogiendo su vacía y su jabón, preparó la espuma hasta que el animal estuvo cerca, y corriendo tras él le jabonó a la carrera y le afeitó el bigote sin detenerse, ni cortarle un pelo de ninguna otra parte de su cuerpo.