ánima

(redireccionado de anima)
También se encuentra en: Sinónimos.

ánima

(Del lat. anima, aire, aliento, alma.)
1. s. f. Alma, en especial la de los difuntos las ánimas poblaban nuestra memoria; le llegó al ánima aquella humillación.
2. Alma, hueco de algunas cosas, en especial el de las armas de fuego.
3. ánima bendita o del purgatorio RELIGIÓN Alma que pena en el purgatorio antes de ir a la gloria, según la doctrina católica.

ánima

 
f. Alma.
Alma que pena en el purgatorio.
pl. Toque de campanas en las iglesias a cierta hora de la noche, con que se invita a orar a Dios por las ánimas del Purgatorio.
Hora a que se tocan las campanas para el mencionado fin.

ánima

('anima)
sustantivo femenino
1. religión espíritu de una persona fallecida que pena en el purgatorio El ánima representa la espiritualidad del hombre.
2. orificio del cañón de las armas de fuego armas de fuego de ánima lisa

ánima


sustantivo femenino plural
religión campanada de una iglesia invitando a orar por las almas del purgatorio y hora de la misma Vamos a la iglesia, es hora de ánimas.
Sinónimos
Traducciones

ánima

soul

ánima

anima

ánima

Anima

ánima

anima

ánima

Anima

ánima

Anima

ánima

Anima

ánima

Анима

ánima

ánima

ánima

Anima

ánima

Anima

ánima

Anima

ánima

SF
1. (Rel) → soul
las ánimas (= oración) → the Angelus sing
ánima bendita, ánima del purgatorio, ánima en penasoul in purgatory
2. (Mil) → bore
3. (Cono Sur) (= santuario) → wayside shrine
Ejemplos ?
Construir esta Patria para que tú, compatriota, hombre, mujer, madre, padre, joven, niña, niño venezolano y venezolana puedas vivir bien, con justicia y dignidad es lo que anima mi lucha y es una de la principales razones que tengo para vivir, junto a mis seres más queridos, mi hijo, mi hijas, mis padres.
Las cortinas llevará tendidas el coche, prima: no sepan que vas en él. ANARDA. Mucho tu amistad me anima; que es una amiga fiel la joya de más estima. (Vanse ANARDA e INÉS .) = ( JULIA ) JULIA .
POLONIA ¡No es el arca de Noé, mas caballo que a cien Troyas le puede hacer la mamona! DOÑA JUSEPA Un billete viene encima. POLONIA El sobrescrito te anima. DOÑA JUSEPA (Lee.) A la niña tropezona.
Cansada, pues, de dar muerte o cansada de dar vida a las flores y a los brutos, que unas con la huella anima y otros con el plomo hiere, a la margen se reclina de un arroyo, cuyas ondas, fulminadas de su vista, cristalinas llamas vierten, centellas nevadas rizan.
El Presidente de la República: las sufro y bastante Pedro, o sea, y quizás eso es lo que más me anima finalmente, a tomar las decisiones, porque pienso precisamente en esos cientos de miles que no tienen trabajo, que han perdido el empleo, porque pienso en esos obreros y su familia cuyo cheque quincenal o pago quincenal no les alcanza, porque pienso en esos pequeños y medianos empresarios que están sufriendo con esa crisis, es que saco más fuerzas para tomar las decisiones, definitivamente; yo no me puedo quedar sentado a que los problemas se resuelvan solos.
Las innúmeras ramillas, en verano invisibles por las hojas, destacaban ahora con toda precisión; era un encaje cegador, que brillaba en cada ramita. El abedul se movía a impulsos del viento; había vida en él, como la que en verano anima a los árboles.
El haberme faltado la fortuna para este intento en el ejército de Pompeyo, antes me anima que me desmaya; que tan justificadas aciones las niegan los dioses a la locura de la suerte, para concederlas a la razón de la virtud.
La belleza tiene mil rostros diferentes, pero quien mejor lo sostiene es sin duda una mujer. Cuando, además, tiene espíritu, la anima y sazona de manera maravillosa.
El mandatario, esto es, el que responde al mandato de la colectividad, recibe, con la libre expresión de la voluntad del pueblo, la fuerza que anima sus actos, y nunca al revés.
Siempre en continua actividad el espíritu infantil; nunca por largo rato en actitud pasiva de oyente. Tal es el carácter de los textos modernos, reflejo fiel del espíritu que anima a la educación en nuestros días”.
¿Cuántos millones de dólares justifican que se niegue, a cualquier ser humano en cualquier parte del mundo, su derecho de ser libre en el pensamiento que anima palabras y acciones, a dar y recibir lo que con justicia merece, a elegir democráticamente a sus gobernantes y el rumbo colectivo?
A esta causa que me anima, se une otra que me decide: es la de que, después de haber sostenido, según mi inteligencia, el partido de la verdad, cualquiera que sea el éxito, él constituye una recompensa que no puede faltarme: la encontraré siempre en el fondo de mi corazón.