angevino

(redireccionado de angevina)

angevino, -na

 
adj. Relativo a la casa de Anjou.
Ejemplos ?
Una nueva invasión angevina en 1307 terminó con un compromiso por el cual se cedió a Felipe de Tarento muchas de las fortalezas que habían sido retomados por los epirotas en la guerra anterior.
En realidad, el hecho que dos representaciones de lo que podría ser el emblema napolitano estén presentes en dos documentos de época angevina, llevaría a adelantar el nacimiento del símbolo.
María falleció dando a luz el 17 de mayo de 1395, en circunstancias sospechosas. Su hijo no la sobrevivió, por lo que con ella se exinguió la rama húngara de la Dinastía Angevina.
El segundo documento es un portulano cuya redacción se remonta a los años 1325-1330 a obra de Angelino Dulcert, en el que a Nápoles no se le otorga la insignia angevina, a diferencia de obras contemporáneas, sino una bandera bicolor, del color del pergamino al asta y roja al batiente.
Tras bordear la capital angevina por el sur, confluye en Saint-Jean-de-la-Croix, a unos 8 km, con el Maine —formado por la confluencia del río Mayenne y el río Sarthe —.
Consiguió también el aval del Reino de Castilla y el Reino de Francia, aunque durante el Interregno esta última había apoyado siempre a Luis de Anjou, nieto de Juan I de Aragón y Violante de Bar, e hijo de Luis II, duque de la dinastía angevina.
Las dos hipótesis se deben descartar, ya que la primera no explica porque a un símbolo preciso (la bandera angevina) se añade otro alegórico; la segunda subestima el hecho de que el oriflama era propio sólo del rey de Francia, además de ser diferente de la bandera en esta miniatura.
En 1284 la flota aragonesa de Roger de Lauria fue atacada cerca de Nápoles por la angevina bajo el mando de Carlos el Cojo; después de un primer contacto, Roger fingió retirarse hacia Castellamare pero se paró e inició el combate en el Golfo de Nápoles y consiguió destruir a la flota angevina el 5 de junio de 1284.
con quien Carlos estaba enfrentado, entraba en Sicilia por Trapani en septiembre, levantó el sitio de Mesina y pocos días más tarde destruyó la flota angevina en el combate de Nicotera, atacó Calabria, ocupó Reggio, en tanto que Carlos recuperaba Isxia.
De este matrimonio nacieron trece hijos: Carlos Martel de Anjou (1271-1295) fue rey titular de Hungría y originó la dinastía angevina de Hungría, que gobernó una parte del antiguo reino, casado con Clemencia de Habsburgo, hija del emperador Rodolfo I.
Durante la Dinastía Angevina, Teramo conoce una nueva época de majestuosidad: los señores de la diócesis Aprutina, los obispos Rainaldo Acquaviva, Niccolò degli Arcioni (1317), Stefano da Teramo (1335) y Pietro di Valle (1366) reconstruyen la ciudad que ve el nacimiento de castillos, pueblos y sobre todo de grandes privilegios concedidos por los soberanos, gracias a los cuales se edifican iglesias, conventos y palacios.
Brunetto Latini emprende una actividad política intensa. Es nombrado protonotario de la casa angevina en Toscana. A partir de 1272, su firma aparece como el canciller de Florencia.