anfiteatro


También se encuentra en: Sinónimos.

anfiteatro

(Del lat. amphitheatrum < gr. amphitheatron < amphi, alrededor + theatron, teatro.)
1. s. m. ARQUITECTURA Edificio de forma redonda o elíptica donde se celebraban distintos espectáculos, en la antigüedad clásica el anfiteatro era un lugar privilegiado para la comunicación entre el emperador y el pueblo.
2. ARQUITECTURA Local con gradas o asientos en semicírculo.
3. CINE, TEATRO Piso alto de cines o teatros, con asientos en gradería sólo quedaban butacas de anfiteatro.
4. anfiteatro anatómico Lugar destinado a la disección de cadáveres o a clases experimentales.

anfiteatro

 
m. Conjunto de asientos en semicírculo que suele haber en las aulas y en los teatros.
arq. Edificio de figura redonda, con gradas alrededor, en el cual se celebraban espectáculos.
hist. anfiteatro romano Lugar destinado a los espectáculos públicos, tales como luchas de gladiadores y de fieras. El más notable fue el Coliseo (Roma).
med. anfiteatro anatómico Lugar destinado a la disección de los cadáveres.

anfiteatro

(anfiteˈatɾo)
sustantivo masculino
1. arquitectura edificio circular para celebrar espectáculos los anfiteatros romanos
2. aula, cine o teatro con asientos o gradas en semicírculo La Facultad inauguró el nuevo anfiteatro.
Sinónimos

anfiteatro

sustantivo masculino
Traducciones

anfiteatro

Amphitheater

anfiteatro

amphithéâtre

anfiteatro

anfiteatro

anfiteatro

amfitheater

anfiteatro

anfiteatro

anfiteatro

المدرج

anfiteatro

amfiteatr

anfiteatro

амфитеатър

anfiteatro

amfiteátr

anfiteatro

円形劇場

anfiteatro

원형 극장

anfiteatro

amfiteater

anfiteatro

SMamphitheatre, amphitheater (EEUU) (Univ) → lecture theatre o (EEUU) theater (Teat) → dress circle
anfiteatro anatómicodissecting room
Ejemplos ?
El Doctor Encausse (Papus), una de las lumbreras médicas laureado en los hospitales de París, ex médico agregado a la corte del Zar de Rusia, discípulo de Eliphas Levi y de Phillip, autor de más de treinta obras universalmente conocidas y a quien conocen en París por el Mago Papus, me dio lo que anhelaba induciéndome en la verdadera senda de la iniciación; me dio las claves que ponen al hombre conscientemente en los dinteles del mundo invisible, el anfiteatro de la mansión de los llamados muertos.
Para evitarle gastos, su madre le mandaba cada semana, por el recadero, un trozo de ternera asada al horno, con lo que comía a mediodía cuando volvía del hospital dando patadas a la pared. Después había que salir corriendo para las lecciones, al anfiteatro, al hospicio, y volver a casa recorriendo todas las calles.
Corre el vulgo anhelante, rumor suena, y se corona en tanto de bizarros galanes sin segundos y atletas furibundos el ancho anfiteatro.
Aquí están los carteles: Combate y caza para el 5 de las nonas de abril, se alzarán los mástiles, veinte pares de gladiadores lucharán en las nonas, y si temes por la lozanía de tu tez, tranquilízate, tenderán los toldos, y a menos que prefieras ir al anfiteatro temprano, estos se cortarán el cuello por la mañana: matutini erunt; no se puede ser más complaciente.
¿Hubo, por ventura, aquí alguna diferencia porque no hubo arena, o porque se llenaron los campos más extendidos y espaciosos con los cadáveres no de los gladiadores, sino de infinitos de uno y otro pueblo? ¿Acaso porque estos combates y batallas no las cercaba algún anfiteatro, sino todo el orbe?
Y tan rodeada de supersticiosas y pueriles prácticas andaba la ciencia médica, en Lima, que cuando el profesor de Anatomía se hallaba en el compromiso de dar a sus discípulos lección sobre el cadáver, en el anfiteatro, antes de esgrimir cuchilla y escalpelo, rezaba en unión de los presentes, una plegaria en latín por el alma del difunto.
Este despedazado anfiteatro, impío honor de los dioses, cuya afrenta publica el amarillo jaramago, ya reducido a trágico teatro, ¡oh fábula del tiempo, representa cuánta fue su grandeza y es su estrago!
tejados de los edificios enterrados, desunen las tejas rajan los techos, desencajan las columnas, y pasaron por los sembrados donde sobre maravillas del arte fructifican simples verduras, materiales imágenes de olvido que el tiempo despliega sobre las cosas más bellas. El anfiteatro no les sorprendió.
Ni almas ni cuerpos podrían ser tenidos en consideración por las personas de su época en su loca lucha por la supervivencia, y por agarrar el sustento de otros, mientras el complicado sistema de esclavitud bajo el cual las mujeres eran mantenidas pervirtiese la mente y el cuerpo por igual, hasta era asombroso que quedase salud alguna en ellos." Entrando en el anfiteatro vimos reunidos en un extremo de la arena unos doscientos o trescientos jóvenes, tanto hombres como mujeres, hablando y descansando.
Se procuraron una desdichada criatura condenada a las fieras por los jueces, y ella fue quien debió figurar conmigo en el anfiteatro donde se reunía el pueblo.
Me había percatado de que un grupo de jóvenes que había sobre una plataforma elevada en el extremo del anfiteatro estaba haciendo algún tipo de calentamiento, y me preguntaba que iban a hacer.
Luego de atravesar un vestíbulo de altísimo techo, encontré un enorme anfiteatro; se hallaba vacío, pero de sus paredes pendían unas antorchas cuya débil luz parecía estar apagándose; sin embargo pude ver que había señales en aquellos muros de unas pinturas que estaban casi borradas.