anfisbena

anfisbena

(Del lat. amphisbaena < gr. amphisbaina < amphi, ambos lados + baino, ir.)
1. s. f. Reptil que entre los antiguos se consideraba fantástico en la antigüedad se atribuían propiedades maravillosas a la anfisbena.
2. ZOOLOGÍA Reptil saurio con la cabeza protegida por placas y cuerpo cilíndrico.
NOTA: También se escribe: anfisibena
Traducciones

anfisbena

anfisbena
Ejemplos ?
La pintura sobe las urnas parece expresar una suerte de horror al vacío ya que prácticamente no se deja parte de la superficie sin decorar, muchos autores (por ejemplo Adán Quiroga) suponen, con bastantes probabilidades, que las representaciones del ñandú, el sapo, la "cruz" y la serpiente como un rayo o sino anfisbena, forman parte de un culto propiciatorio para la lluvia, la fertilidad en general e, incluso, la idea de un renacer, algunas de estas urnas tienen (siempre en modo abstracto) representadas un par de manos que quizás significan a las de la "tierra madre" o a otra diosa: "la madre de la lluvia".
1989: “La Legitimidad del Poder” en: Legitimidad y Sociedad (Varios autores), Caracas, Alfadil-Universidad de Los Andes. 1990: El Pequeño Arquitecto del Universo, Caracas, Alfadil. 1992: Anfisbena. Culebra Ciega, Caracas, Editorial Greca.
Enrique González Rojo, Jaime Labastida, Editor Domés, 1987 David Alfaro Siqueiros, Dibujos lineales en estilo Art Nouveau, Editor Editorial Libros de México, 1984 Extraños, Editor Ediciones Papeles Privados, 1982 Elena Cusi y la poesía pura, 1956 Un soneto, Editor Opus, 1955 René Char, Elogio de una sospechosa, Lince, 1997 Rilke, Réquiem para una amiga, Colección Anfisbena...
Se trata de tres paneles, pintados a mediados del siglo XIII., Sant Martí de Puig-reig, Art Medieval El mayor contiene dos escenas, una de la Anunciación y otra de la Visitación. El segundo en importancia es un anfisbena, una serpiente de dos cabezas, una a cada extremo.
Puede observarse que numerosos pueblos ven en la Vía Láctea (como en el arco iris) una gigantesca serpiente o camino de las almas, generalmente representada como anfisbena, esto es, serpiente de 2 cabezas: Acadio: Hid Tsirra, río de la serpiente.
a anfisbena (del latín: amphisbaena y éste del griego: ἀμφίσβαινα 'que va en dos direcciones', de amfis, 'ambos lados' y bainein, 'ir'), también llamada Madre de las Hormigas, es una criatura mitológica representada como una serpiente comedora de hormigas, con una cabeza en cada extremo de su cuerpo.
En la mitología griega anfisbena había nacido de la sangre que goteó de la cabeza de la gorgona Medusa cuando Perseo voló sobre el desierto libio con ella en su mano.
El ejército de Catón la halló entonces en su marcha junto con otras serpientes. La anfisbena se alimentaba de los cadáveres que quedaban atrás.
Sangre caliente — a diferencia de la mayoría de las serpientes, la anfisbena aparentemente no se veía afectada por el frío, como indica Isidoro de Sevilla: «Única entre las serpientes, la anfisbena aparece en el frío.» Embarazo — las mujeres embarazadas que lleven una anfisbena en torno a sus cuellos tendrían supuestamente embarazos seguros; de acuerdo con esto, las mujeres poderosas llevarían brazaletes con la forma de una anfisbena.
Artritis — llevar una anfisbena muerta o su piel curaría la artritis. Sabañones — llevar la piel de una anfisbena reduciría estas tumefacciones de las manos provocadas por el frío.
Resfriados — llevar una anfisbena muerta o su piel sería una cura para el resfriado. Tala — clavar la piel de una anfisbena a un árbol antes de talarlo haría que éste cayera más fácilmente y mantendría caliente al leñador.
Además de una criatura legendaria referida por los historiadores antiguos y un monstruo de la mitología griega, la anfisbena es un término heráldico indicando, por ejemplo, en el blasón de Gwilt: «sobre un sotuer oro, entrelazada con dos anfisbenas azures con lenguas gules una rosa con puntas y semillas púrpuras».