anfión


También se encuentra en: Sinónimos.

anfión

(Del ár. anfiyun < gr. opion.)
s. m. FARMACIA Opio, narcótico.

anfión

  (del ár. 'anfiyûn, del gr. ópion)
m. Opio.

Anfión

 
mit. Hijo de Zeus y de Antíope y hermano de Zeto.
Ejemplos ?
Filóstrato describiendo la lira de Anfión dice que la madera empleada en la construcción de la lira era boj y lo demás era de cuernos de cabrón montés.
Tragedias (documentadas y conocidas en la antigüedad): Antiope: trata del mito de una madre, Antiope, que fue salvada por Anfión y Zeto, los gemelos que tuvo con Júpiter.
Largo sería el poner el catálogo de los músicos que han sido célebres en este instrumento. La mitología señala como los más famosos a Apolo, Mercurio, Terpsícore, Orfeo, Lino, Anfión, Demódoco, etc.
En 1948, junto a René Calbell, se trasladó a México y ahí grabó para la empresa Anfión con la orquesta de Gonzalo Curiel y realizó su primera intervención cinematográfica en la película Venus de fuego al lado de la rumbera mexicana Meche Barba.
Otras hijas de este Asopo serían Oroe (nombre de un afluente del río), Tebe y Tespias (que dieron nombre a dos ciudades famosas de Beocia), y Antíope, que fue madre con Zeus de Zeto y Anfión.
Cítara Kithara Música de la Antigua Grecia Música de la Antigua Roma Hydraulis Aulos Tympanon Kinnor Kithara Filóstrato el Viejo: Cuadros; I, 10: Anfión (Ἀμφίων).
Para entonces, Anfión y Zeto ya estaban muertos, hasta el punto de que Layo pudo llevar a Crisipo a Tebas donde lo retuvo por la fuerza y lo violó.
Sócrates, pienso bien de ti y soy uno de tus amigos; en este momento me parece que respecto de ti me animan los mismos sentimientos que a Zethos le animaron respecto a Anfión de Eurípides, de quien ya he hecho mención, porque me está viniendo el pensamiento de dirigirte un discurso parecido al que Zethos dirigió a su hermano.
¿Quién ha sido el coco de Madrid y sus literatos de muchos años a esta parte? ¿Quién ha hecho callar a tanto hombrón erudito, a tanto sonoro cisne, a tanto Anfión armónico?
Por el Anfión antiguo y el prodigio del canto se levanta una gracia de prodigio y encanto que une carne y espíritu, como en el pan y el vino.
Mil ovejas mías vagan por los montes de Sicilia; no me falta leche fresca ni en verano ni en el rigor del frío. Canto como solía Anfión Tebano en el monte Aracinto de Acaya cuando juntaba sus rebaños.
Fue músico: la flauta encantada de Anfión no conmovía tanto el alma de los árboles y las piedras, ni las entonaciones guerreras de Antigenides despertaban más furor en Alejandro.