Ejemplos ?
La historia comienza un lunes laboral cualquiera: los tres personajes principales lidian con el tráfico matutino: Peter (Ron Livingston) cambia constantemente de carril en la carretera para acabar en el que menos avanza y se da cuenta que el anciano que camina por la acera con ayuda de una andadera avanza más rápido que cualquiera de los automovilistas...
Cabe destacar que después de este proceso a algunas personas se les llega a dificultar caminar, mantener el equilibrio o realizar ciertas labores cotidianas, por lo que pueden encontrar gran apoyo en diversos accesorios, como bastón, andadera, silla de ruedas y aparatos ortopédicos.
levantar los barandales de la cama, sujeción en caso de ser necesario, colocar interruptor de timbre al alcance del paciente, colocar banco de altura para uso inmediato colocar una silla para el baño del paciente y acercar aditamentos de ayuda (bastones, andadera, silla de ruedas etc.).
¡Me he hecho en los pantalones con estrellas de rock más grandes que ellos!" Mientras avanza el video, se ve a los miembros de la banda en diversas escenas provocando problemas en las calles de Los Ángeles -- Joe Trohman realizando desnudos exhibicionistas en público; Patrick quitándole a un anciano su andadera; Andy aparece en una escena realizando la capoeira (danza popular de Brazil); Pete y Joe acosando a los artistas callejeros; Patrick y Pete robando disfrazados de monjas; Patrick y Joe arrojando globos llenos de agua a la gente; y Pete orinando en las calles—intercaladas con fragmentos de la banda tocando.
En los últimos años de su vida, Lilia Prado sufrió numerosas pérdidas de sus seres queridos, ambicionando volver a la pantalla aunque fuera en alguna telenovela, proyecto que estuvo a punto de materializar con Ernesto Alonso para participar en Amarte es mi pecado. Padeció de problemas en los pies, por lo que en sus últimos días tuvo que caminar con una andadera.
DOÑA JUSEPA ¿Qué es lo que trae? DOÑA BERNARDA Los devotos de quien es el andadera la esclava, que, mani-rotos, haciéndola su tercera, causan estos alborotos.
Pero antes de dirigir nuestro pensamiento por estos nuevos derroteros queremos hacer un alto y volver los ojos atrás con objeto de comprobar si en nuestro camino hasta aquí no hemos dejado inadvertido algo importante, pues no nos ocultaremos que hemos recorrido ya la parte cómoda y andadera del mismo.