Ejemplos ?
Los «escritos injuriosos» están en el mismo caso, aun cuando vayan con «anagramas» o en otra cualquiera forma, «siempre que los censores se convenzan de que se alude a personas determinadas».
Escribió el nombre y apellido de los ministros y comenzó a manchar el pliego con versos, encima de los cuales puso: Anagramas políticos.
Sí, la imaginación es la memoria, la memoria tergiversada de tal modo, que no se conoce ella misma: imaginación es memoria cuyos mil eslabones rotos y dispersos va tomando la inteligencia y acomodándolos de manera de formar con ellos imágenes nunca vistas, las cuales son anagramas de las vistas y conocidas.
Es el creador de El Guerrero del Antifaz, entre otras muchas series, y fundador de las editoriales Garga y Maga, ambas anagramas de su nombre.
En 1586, alumnos y amigos se unieron para publicar un compendio muy incompleto de sus Poemata: contienen poemas, epigramas, anagramas, odas, églogas, especialmente el Tumulus Cearoli (Carlos IX).
Incluye 683 anagramas en prosa y verso y 6 himnos cronológicos; semejante carácter presenta su Novo modo, curioso, tratado e artifício de escrever assim ao divino como ao humano com uma vogal somente, excluindo quatro vogais (Lisboa, 1679, partes I y II).
(Nota: Aunque es bastante obvio, no sobra decir que los nombres de los miembros de la Organización XIII son anagramas compuestos por sus propios nombres cuando aún estaban "completos", con una añadida "X" en todos ellos.
El ayudante olvidado (Traducción de Patricia Nunes Martínez; Diagonal, 2001) Anagramas (Traducción de Benito Gómez Ibáñez; Anagrama, 1991) Ocells d'Amèrica (EDICIONS 62, S.A., 2000)
En 1988 se inaugura la Estación de autobuses de Málaga (junto a la Estación de Málaga-María Zambrano) de la que la empresa se hace cargo. En 1991, los autobuses pasan a presentar el color verde pistacho, junto a los anagramas de la ciudad.
Se adoptó un nuevo portón posterior que incluía una luna con sus esquinas inferiores en ángulo recto, siendo el automóvil, por lo demás, muy parecido en su vista trasera al Nuova Ritmo presentado por Fiat. Otro cambio se centra en los anagramas.
Fue sustituida por nuevas monedas de 10 céntimos acuñadas en aluminio, que ya no mostraban los mismos anagramas, pero muchos siguieron llamándola igual.
Todos los huecos son ventanas enrejadas, en planta baja apaisadas y en la primera con enmarque esculpido moldurado, y sobre ellas y alternando, se observan los anagramas de María y de Jesús.