anónimo

(redireccionado de anónimos)
También se encuentra en: Sinónimos.

anónimo, a

(Del gr. anonymos < an, privativo + onoma, nombre.)
1. adj. ARTE, LITERATURA Se refiere a la acción u obra escrita realizada por un autor cuyo nombre no es conocido o no ha sido declarado el Poema del Mio Cid es una obra anónima.
2. adj./ s. Que no es famoso o que no tiene importancia el director escogió a actores anónimos.
3. adj. f. COMERCIO Se aplica a la sociedad comercial que se forma por acciones, con responsabilidad circunscrita al capital que éstas representan.
4. s. m. Carta o papel que delata algo ofensivo o desagradable y oculta el nombre del autor recibió varios anónimos con amenazas sobre su familia.

anónimo, -ma

 
adj.-m. Díc. de la obra o escrito sin el nombre de su autor.
Díc. del autor de nombre desconocido.
m. Carta o papel sin firma.
Secreto del que oculta su nombre.

anónimo, ma

(a'nonimo, ma)
abreviación
1. escrito o acción que no tiene autor conocido cuento anónimo
2. autor de una obra o acto que no se identifica alcohólicos anónimos

anónimo


sustantivo masculino
1. carta o nota sin nombre con contenido ofensivo o amenazante Luego de sus declaraciones recibió numerosos anónimos insultándolo.
2. manifiesto condición del autor que no quiere darse a conocer Era más seguro mantenerse en el anónimo.

anónimo, -ma

(aˈnonimo, -ma)
abreviación
1. obra que no lleva el nombre del autor Los poemas medievales son anónimos.
2. persona cuyo nombre se oculta o desconoce autor anónimo

anónimo


sustantivo masculino
1. escrito que no lleva el nombre del autor Recibía anónimos extorsivos.
2. condición de una persona que oculta su identidad Declaró, pero permaneció en el anónimo.
Sinónimos

anónimo

, anónima
adjetivo
desconocido*, ignorado.
Cuando se trata del autor de una obra o escrito se utiliza desconocido, ignorado; pero si se trata de la obra misma no puede decirse que es desconocida o ignorada, sino precisamente anónima.

anónimo:

incógnitosecreto, desconocido, ignorado,
Traducciones

anónimo

anonymous, nameless, withoutaname, anonymity, limited, unknown

anónimo

anonym, namenlos

anónimo

anonyme

anónimo

anonymní

anónimo

anonym

anónimo

anonyymi

anónimo

anoniman

anónimo

匿名の

anónimo

익명의

anónimo

anoniem

anónimo

anonym

anónimo

anonimowy

anónimo

anonym

anónimo

นิรนาม

anónimo

anonim

anónimo

giấu tên

anónimo

匿名的, 匿名

anónimo

анонимен

anónimo

匿名

anónimo

A. ADJanonymous
V sociedad 3
B. SM
1. (= anonimato) → anonymity
conservar o guardar el anónimoto remain anonymous
2. (= persona) → anonymous person
3. (= carta) → anonymous letter; (= carta maliciosa) → poison-pen letter; (= documento) → anonymous document; (= obra literaria) → unsigned literary work
Ejemplos ?
Seres repetibles infinitamente a quienes no se ha dedicado un verso, una relato y, en ocasiones, las más, ni una palabra. Seres anónimos que se eternizan en un México de venas abiertas como expresaba Eduardo Galeano.
“ Malgré tout ”, tanto la Benemérita Escuela Nacional de Maestros como la Escuela Normal Superior de México, ambas, modelo para instituciones semejantes en el interior de México, subsisten y prosiguen en sus esfuerzos cuasi-anónimos; de milagro, como la lotería lópez-velardiana, para formar verdaderos maestros en el antiguo y místico espíritu de donación.
A los desocupados escritores de anónimos y á los autores rapsodistas, á quienes apesara desdichadamente la reputacion agena, pero que no pueden labrarse la propia sino royendo los talones de los que van delante de ellos, en su incapacidad de abrirse por sí mismos un camino, les aconsejaré que antes de seguirme á Granada, den una vuelta por Toledo, donde hallaran á mi buen amigo el Señor Don Leon Carbonero y Sol, quien con honra suya y proveco de la juventud, esplica en aquella ciudad la lengua árabe, y el cual, con su rica erudicion oriental y poética y su ecselente método de enseñanza, les pondrá tal vez con el tiempo en estado de caminar conmigo por los senderos montañosos que conducen á la real alcazaba de la Alhambra.
Lo que más color daba a estos recelos, lo que los elevó a pánico, fueron unos anónimos sombríos y preñados de amenazas, cerrados con migas de pan y escritos por mano indocta, que rezaban así: «Muerciélagos: encomendad vuestras almas a Dios; llegó vuestra última hora.
La magia de un Shilock no hubiera jamás aparecido sin el bardo genial cuya dudosa memoria es mucho más inconsciente, por supuesto, que la del personaje a quién proporcionó la vida y privó al alimón de la muerte. ¿Y qué decir de los anónimos clérigos y juglares de los que no conservamos más que el resultado de su talento?
Nada más fácil que otorgarse el derecho a decidir sobre la vida o la muerte de los demás, utilizando a la población civil como escudo humano, a los ciudadanos de a pie, a la gente. Para ellos son anónimos; para nosotros, tienen nombre y apellidos, historias de vida interrumpidas.
En esos anónimos se disertaba largo y menudo sobre la tiranía de los conquistadores, sobre el yugo a que vivía sujeta la raza indígena, sobre lo abusivo del tributo de la mita, de las socaliñas parroquiales y demás temas obligados, terminando por excitar a los pueblos a rebelarse contra el rey de España y sus sicarios en el Perú.
Gente que no pidió nada más que el privilegio de estar en silencio, en segunda fila, apoyando en lo que pudieran sin buscar ningún protagonismo. Profesionales anónimos, vecinos, colectivos de jóvenes y de barrio, asociaciones culturales.
Había algo de estólida resignación en todos ellos, como si anduvieran en otro mundo entre hileras de anónimos guardianes hacia un lugar familiar y seguro.
Allí, en la pomposa compañía de libras, soles, medios soles y billetes, fueron anónimos, casi vergonzantes, las dos últimas pesetas de Gerónimo.
La sangre se derramó por las campiñas y por los poblados y aunque el invasor trataba de apaciguar aquella sublevación, nada lograba contener los ímpetus desencadenados de los oprimidos que sentían en carne propia las huellas de la injusticia y la llegada esplendente de la liberación. Los verdaderos héroes cayeron anónimos.
También se tomaron declaraciones y aparecieron anónimos, que luego fueron totalmente desvirtuados y todo terminó en un gran escándalo judicial y en un inmenso dolor para las víctimas y en una inmensa vergüenza para el país, es precisamente lo que yo quiero volver a evitar: el dolor a los familiares y la vergüenza al país y fundamentalmente encontrar el camino para destrabar esta situación.