anémico


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con anémico: anorexia

anémico, a

1. adj. MEDICINA Que tiene relación con la anemia sus síntomas parecen propios de un cuadro anémico.
2. s. MEDICINA Persona que padece anemia.

anémico, -ca

 
adj. Relativo a la anemia.
adj.-s. Que padece anemia.

anémico, -ca

(a'nemiko, -ka)
abreviación
1. medicina que es propio de la disminución de hemoglobina en la sangre síndrome anémico
2. persona que tiene pocos glóbulos rojos en la sangre Los niños anémicos son propensos a la desnutrición crónica.
3. figurativo que padece de ciertas limitaciones Este año la construcción seguirá anémica.
Sinónimos

anémico

, anémica
adjetivo y sustantivo
Traducciones

anémico

anemic, anaemic

anémico

anemico

anémico

chudokrevný

anémico

anæmisk

anémico

blutarm

anémico

aneeminen

anémico

anemičan

anémico

貧血の

anémico

빈혈의

anémico

bloedarm

anémico

anemisk

anémico

anemiczny

anémico

anemisk

anémico

ที่ขาดเลือดแดง

anémico

anemi

anémico

thiếu máu

anémico

贫血的

anémico

ADJanaemic, anemic (EEUU)

anémico -ca

adj anemic
Ejemplos ?
En otras palabras, esta corrección debe hacerse cuando se encuentra un hematocrito (Hto) por debajo del nivel establecido como normal, donde la masa eritroide se encuentra disminuida y el recuento de reticulocitos en porcentaje dentro de los límites de referencia nunca es normal para un individuo anémico.
Las especies de este género se caracterizan por tener raíces finas y largas, a menudo ligeramente tuberiformes y tallo de color amarillo pálido, delgadísimo y anémico con las hojas rectas o curvas, cónicas.
Otros usos de la medicina popular son como astringente, anti-anémico y anti-inflamatoria y para aliviar la fiebre y diarrea.;Cultivo: El árbol crece mejor en áreas tropicales y en los lugares que tienen un clima cálido y húmedo durante todo el año, y es un poco menos resistente que los sapotes relacionados, como el Canistel y zapote (níspero).
Es mirando a las luchas pasadas que se creía que el proletariado quedaría anémico, que no podría hacer más que una vida vegetativa, y que tendríamos que conformarnos con lo que se nos diera como una limosna.
Digan lo que quieran los aduladores, la carne sana y robusta de unos cuantos albañiles o gañanes importa más en la vida del Universo que el aparato fofo y anémico de un noble minado por la tuberculosis y la sífilis.
No bien los tules aquellos se descorrieron, y el rayo amortiguado de un sol anémico despuntó por detrás de la torre, se abrieron los balcones de la casa de Don Juan y misiá Nicolasa salió a tender en la baranda los pañales del pequeñuelo; y detrás de ella, otras madres, que, a falta de balcones, extendieron los trapajos en taburetes, frente a las puertas de sus respectivas casas.
Las transformaciones estructurales que hemos introducido en la economía del país, junto con reactivarlas, han provocado algunos desequilibrios que, en parte, son consecuencia del sistema anémico y deformado que hemos recibido por herencia, y también producto de la intensidad con que se han desarrollado algunos aspectos de la política económica durante 1971.
Las especies de este género se caracterizan por tener un largo tubérculo, por encima del cual, surge el tallo y raíces finas, sin hojas de aspecto pálido y anémico, es delgadísimo, por lo general con hasta veinte centímetros de altura cuando está en flor.
El disco de acreción es descrito por Thorne como «anémico y de baja temperatura, aproximadamente de la temperatura del Sol», con una emisión de rayos X tan baja que los astronautas en su interior tendrían una oportunidad de sobrevivir.
De las decepciones que exageró sin soportarlas nuestro cerebro anémico, de las humillaciones merecidas que nuestra cobardía y nuestra debilidad hizo fáciles y no dejó castigadas, se amasa nuestro odio.
voy a rehacerme una posición... En Francia estaba anémico; me he repuesto enteramente en el presidio». Lucheni, el matador de la anciana emperatriz Isabel de Austria, habita un cómodo cuarto en el segundo piso de la prisión de Ginebra, con luz eléctrica, timbre, espejos y biblioteca de autores clásicos.
Aun así, el nivel cultural de la época era anémico: mientras que en la antigua Biblioteca de Alejandría los pergaminos podían contarse por decenas de miles, la biblioteca del monasterio de Saint Gall, una de las mayores del siglo VIII (reunida en más de un siglo tras la fundación del monasterio por el monje irlandés San Galo, en 613) tenía solamente 36 volúmenes, de modo que cuando Waldo de Reichenau ocupó el cargo de abad (en 782) se vio en la necesidad de crearla prácticamente de nuevo, con un planteamiento más ambicioso.