amuleto


También se encuentra en: Sinónimos.

amuleto

(Del lat. amuletum.)
s. m. OCULTISMO Figura, medalla u otro objeto portátil al que se atribuyen virtudes mágicas lleva por amuleto un ónice colgado al cuello.

amuleto

 
m. Objeto portátil al que supersticiosamente se atribuye alguna virtud sobrenatural.

amuleto

(amuˈleto)
sustantivo masculino
objeto pequeño con poderes mágicos positivos Siempre lleva un amuleto para la buena suerte.
Sinónimos

amuleto

sustantivo masculino
talismán, fetiche, mascota, guayaca (América), ídolo, tótem.
El talismán no se lleva necesariamente encima, a diferencia del amuleto. La mascota es la persona, animal o cosa a la cual se atribuye la virtud de alejar las desdichas o atraer la buena suerte.

amuleto:

fetichetalismán, mascota, filacteria, higa,
Traducciones

amuleto

amulet

amuleto

amulet

amuleto

amuleto

amuleto

amulette

amuleto

amulett, érem

amuleto

phylacterium, praebia

amuleto

amulet

amuleto

amulett

amuleto

amulet

amuleto

Амулет

amuleto

护身符

amuleto

護身符

amuleto

amulet

amuleto

Amulet

amuleto

お守り

amuleto

SMamulet, charm
Ejemplos ?
Bond visita el cabaret en Beirut donde observa a una hermosa mujer llamada Saida (Carmen du Sautoy) caracterizada por un extraño amuleto en su ombligo, Bond la visita en su camerino donde le cuenta que tuvo una relación con 002 y la bala disparada había acabado con su vida pero la bala atravesó su cuello impactando en la pared casi aplastándose, por tanto la bala se convirtió en el amuleto en el ombligo de Saida.
El voluminoso, elaboradamente decorado "Sello de Dios" de cera, usado para soportar la "piedra que muestra", la bola de cristal utilizada para la visión. Un amuleto de oro grabado con una representación de una de las visiones de Kelly.
Pues siente que es, Margarita, un talismán su presencia necesario a su existencia desde aquel instante ya; y su recuerdo divino es a su dolor secreto, un misterioso amuleto que fe y religión la da.
A fuerza de pensar en ella, Granada ha venido á ser para mí objeto de una supersticiosa idolatría, la cual ha absorbido todos mis pensamientos: y como el estudio de esta obra ha sido el amuleto místico que ha defendido mi corazon de los golpes del infortunio, he cobrado á cuanto á ella pertenece un profundísimo cariño.
Sólo ha visto un Crucifijo muy pequeño, como quien ve un amuleto de salvajes; ha oído mentar "El Cristo de Zaragoza"; pero del Salvador ni de dogna alguno tiene noción mínima.
Los partidarios del ajiseco sostuvieron que el malatabo no había jugado limpio; pues no debía la victoria a su ñeque o pujanza, sino al amuleto o reliquia que lo hacía invencible.
Los antiguos ministros orleanistas, Guizto, Duchâtel, etc., que fueron también corriendo a Claremont, a abogar por la fusión, sólo representaban en realidad la resaca que había dejado la revolución de julio, la falta de fe en la monarquía burguesa y en la monarquía de los burgueses, la fe supersticiosa en la legitimidad como último amuleto contra la anarquía.
Hízose con hábiles trabajadores; puso a cada hijo un puñado de onzas en las manos para que se las buscasen con las bestias; puso a la niña un amuleto de corales para evitarle tentaciones; puso a su mujer -muerta a les pocos meses de tranquilidad- un hábito del Carmen y una caja con galones de oro, y diose al esparto, oficio en que era maestro, y al vino, culto en que resultaba, al empezar sus juergas, primer sacerdote, al concluirlas sacerdote exclusivo, por ser el único oficiante que sabía tenerse en pie.
Como el valiente, que lo es de veras, no cree tener un amuleto que le libra de las balas, sino que se mete por ellas seguro de que pueden pasar por su cuerpo como pasan por el aire; así pensaba, con valor; pero la juventud se marchitaba en la prueba: el corazón se arrugaba, encogiéndose.
Ya en mi zaquizamí, deshice el escapulario; y en un pedazo de papel vitela, escrita con sangre, leí la Oración del Justo Juez, que a la letra copio para satisfacción de curiosos que han oído y oyen hablar de tal amuleto.
Será de su amor pasado cuando ella falte un objeto, será un místico amuleto que aliviara su dolor y de Clotilde el espíritu identificado en ella siempre pura y siempre bella será ella misma la flor.
Mientras contigo la tengas, »ese místico amuleto »de tu fe será en secreto »el irresistible imán: »la enseña de tu fortuna, »el iris de tu esperanza, »de tu cierta venturanza »el seguro talismán.» --- Todo esto fué la palabra de aquella celeste voz que en un instante Genaro en su éxtasis comprendió.