ampolla


También se encuentra en: Sinónimos.

ampolla

1. s. f. MEDICINA Bolsa formada por elevación de la epidermis, que contiene inicialmente un líquido seroso, causada generalmente por una quemadura ligera o un roce continuo la bota le creó ampollas en el pie.
2. Botellita de cristal cerrada herméticamente que contiene líquido inyectable el fármaco se presenta en pequeñas ampollas.
3. Recipiente de vidrio o cristal de cuello largo y cuerpo redondo. botella
4. RELIGIÓN Jarrita que contiene agua o vino en la misa.
5. Burbuja que se forma en el agua cuando hierve o cuando llueve con fuerza.
6. METALURGIA Abultamiento que se produce en la superficie de un metal por la acción de un gas.

ampolla

 
f. Vejiga formada por la elevación de la epidermis.
Burbuja formada en el agua cuando hierve o cuando llueve con fuerza.
Vasija de vidrio o cristal, de cuello largo y angosto y cuerpo ancho y redondo.
Vinajera.
Tubito de vidrio o cristal soldado por un extremo, o por los dos, que contiene un líquido inyectable.

ampolla

(am'poʎa)
sustantivo femenino
1. abultamiento de la piel en forma de bolsa Los zapatos nuevos le hicieron ampollas.
2. recipiente pequeño de cristal con forma de tubo La ampolla contiene una vacuna.
Sinónimos

ampolla

sustantivo femenino
2 (fís.) bombilla.
Traducciones

ampolla

ampoule, cloque

ampolla

puchýř

ampolla

vabel

ampolla

rakkula

ampolla

žulj

ampolla

水ぶくれ

ampolla

물집

ampolla

blaar

ampolla

blemme

ampolla

pęcherz

ampolla

bolha

ampolla

blåsa

ampolla

แผลพุพอง

ampolla

chỗ phồng da

ampolla

水泡

ampolla

SF (en la piel) → blister; (de inyección) → ampoule; (= frasco) → flask
la decisión levantó ampollas entre los ministrosthe decision got a few backs up in the Cabinet

ampolla

f. blister, bulla.

ampolla

f blister; — de sangre blood blister; — de Vater ampulla of Vater
Ejemplos ?
Las maquinarias que eran, no alcanzaron a calcular la existencia de la perfecta defensa que la ampolla absorbente de clones, representaba para la historia de la gran humanidad.
Asimismo, se sentía continuamente atraído con fervor hacia la santísima Eucaristía: «Nada más rico que aquel que lleva el cuerpo del Señor en una cesta de mimbres y su sangre en una ampolla»(138); ni era menor su veneración y piedad para con la Madre de Dios, cuya virginidad perpetua defendió con todas su fuerzas y cuyo ejemplo acabadísimo en todas las virtudes solía proponer como modelo a las esposas de Cristo(139).
No sabía de la existencia de la ampolla absorbente que nos protegería de tal acción, ya inventada por nuestros científicos, y descuidó la estratagema nuestra.
Pero la vida ya se había ido, y por la ampolla rota en la mano contraída, por el olor a almendras amargas en el aire, Utterson supo que estaba mirando el cadáver de un suicida.
En mi extrema agitación, tengo el terror de darte indicaciones equivocadas; pero aunque me equivocase, reconocerás sin duda el cajón por el contenido: unos polvos, una ampolla, un cuaderno.
Combo en mano esperábamos el momento oportuno, cuando don Pedro, el capataz mayor, hizo una seña para que nos apartáramos; y afirmando el hombro izquierdo en el muro se escupió las manos y aguardó con los ojos clavados en la tosca que se levantaba como una ampolla.
Estas quintillas (bautizadas en el proceso con el nombre de redondillas,) se hallan muy lejos de ser un primor poeti- co, que mas chabacana no pudo ser la musa inspiradora; pero, en cambio, estan salpimentadas con muy intencionada mostaza. Eran como para levantar ampolla; pero no como para promover ruidoso litigio.
£No es verdad, lector, que las cuatro esquelitas son otras tantas mosquitas de Milan aplicadas sobre la piel? jVaya si debieron arder y levantar ampolla!
1 Samuel 10 1 TOMANDO entonces Samuel una ampolla de aceite, derramóla sobre su cabeza, y besólo, y díjole: ¿No te ha ungido Jehová por capitán sobre su heredad?
Detén la osada carrera, vuelve a tu nido, paloma, ¡guay si en tu seno de aroma su presa el milano hiciera! Rosa que el céfiro mece, ¿qué harás si aquilón te abruma? Ampolla de blanca espuma serás, que nace y perece.
No había pez ni pieza de vaca en la cocina que, en volviendo Marina a buscar otra cosa la cabeza, no caminase ya por los tejados para el dueño cruel de sus cuidados; tan ligero y veloz, tan atrevido, que no paraba, sin hacer ruido, hasta sacar la carne de la olla, del asador la polla, aunque sacase, por estar ardiendo, o pelada la mano o con ampolla, «Fufú, fufú», diciendo.
Se añade que una paloma trajo en su pico la santa ampolla para unjir á Clodovico, y que un ángel trajo el oriflama para conducirlo: entónces creyó la preocupación todas las historias de este género.