amoniaco


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con amoniaco: fosfina, nitrogeno
Sinónimos

amoniaco

sustantivo masculino
(química) álcali volátil.
Traducciones

amoniaco

ammonia, ammoniac

amoniaco

Ammoniak

amoniaco

ammoniaca

amoniaco

аммиак

amoniaco

ammoniak

amoniaco

amoníaco

amoniaco

الأمونيا

amoniaco

amoniak

amoniaco

амоняк

amoniaco

amoniaco

amoniaco

Amoniak

amoniaco

ammoniak

amoniaco

אמוניה

amoniaco

アンモニア

amoniaco

암모니아

amoniaco

ammoniak

amoniaco

แอมโมเนีย

amoniaco

amoníaco
A. ADJ [nitrógeno, cloruro] → ammoniacal; [compuesto, disolución] → ammonia antes de s
B. SMammonia
amoniaco líquidoliquid ammonia

amoníaco

m. ammonia.

amoniaco amoníaco

m ammonia
Ejemplos ?
Así El amoniaco producido en un depósito es metabolizado por un tipo de bacterias conocidas como nitrificantes (género Nitrosomonas).
pylori produce una enzima llamada "ureasa" que transforma la urea en amoniaco y en dióxido de carbono mediante la reacción: CO(NH 2) 2 --- 2NH 3 + CO 2, y es el amoniaco que va neutralizar parcialmente la acidez gástrica (que sirve para disolver los alimentos y matar la mayor parte de bacterias digeridas).
Lamentablemente el amoniaco es tóxico y va a maltratar la superficie de las células epiteliales y provocar el proceso de formación de las úlceras.
En solución acuosa, el grado en que el amoníaco forma ion amonio depende del pH de la solución y de la concentración de amoniaco.: mathrm H + + underbrace mathrm:!NH_3_ textrm amoniaco rightleftharpoons underbrace mathrm NH_ 4 + _ underset textrm amonio textrm ion El par electrónico libre en el nitrógeno (N) en el amoníaco está representado como un par de puntos.
Una enorme tormenta, tan grande que rodeó el planeta, apareció en diciembre de 2010 en el hemisferio N de Saturno desarrollando un vórtice central de color oscuro de 5000 kilómetros de ancho similar a la Gran Mancha Roja de Júpiter, siendo tan potente —mucho más que cualquier tormenta terrestre— que dragó nubes de cristales de amoniaco de las profundidades de la atmósfera del planeta.
La técnica nació en 1859, cuando Ferdinand Carré consiguió fabricar hielo con la primera máquina de absorción de ciclo amoniaco-agua.
Como se puede ver en el esquema, los únicos elementos mecánicos existentes en el ciclo son una bomba que lleva la solución concentrada al generador y otra, no representada, para llevar el caloportador a la torre de enfriamiento. El ciclo amoniaco-agua es en todo semejante, salvo que en este caso el refrigerante es el amoniaco y el absorbente es el agua.
Dos de estos aminoácidos son llevados a la mitocondria donde finalmente se logran tres compuestos: serina, amoníaco y CO 2. Los gases CO 2 y amoniaco se liberan.
El amoniaco cesó de gotear, y mientras limpiaba lo que se había manchado y abría la ventana para airear, oí los pesados pasos de la casera sobre mí.
Ammi se encontró con algunas dificultades para recordar todas aquellas cosas, pero reconoció algunos disolventes a medida que se los mencionaba en el habitual orden de utilización: amoniaco y sosa cáustica, alcohol y éter, bisulfito de carbono y una docena más; pero, a pesar de que el peso iba disminuyendo con el paso del tiempo, y de que el fragmento parecía enfriarse ligeramente, los disolventes no experimentaron ningún cambio que demostrara que habían atacado a la sustancia.
El termómetro, yo lo he observado, baja en invierno hasta cuatro grados, y en la estación fuerte llega a veinticinco, treinta grados centígrados a lo sumo, lo que nos da veinticuatro Réaumur al máximo, o de otro modo cincuenta y cuatro Fahrenheit, medida inglesa, ¡no más!, y, en efecto, estamos abrigados de los vientos del Norte por el bosque de Argueil por una parte; de los vientos del Oeste por la cuesta de San Juan, por la otra; y este calor, sin embargo, que a causa del vapor de agua desprendido por el río y la presencia considerable de animales en las praderas, los cuales exhalan, como usted sabe, mucho amoniaco...
Sentada en un cajoncito vacío de kerosene, doña Baldomera, vestal un poco marchita, con una tira de percal, rasgada de un vestido viejo, envuelve un pedazo de sebo; dispone con arte en el suelo, un montoncito medio suelto de fragmentos de leña de oveja, bien seca, y pronto se llena la cocina de espeso humo, con olor a grasa derretida y a amoniaco caliente, incienso digno del altar.