amigo


También se encuentra en: Sinónimos.

amigo, a

(Del lat. amicus.)
1. adj./ s. Se refiere a la persona que mantiene una relación de amistad con otra sus amigos le organizaron una fiesta sorpresa.
2. adj. Que es aficionado o partidario no es amigo de componendas y chanchullos. inclinado, proclive
3. Se aplica a la persona que mantiene una relación amorosa con otra. amante, querido
4. Relativo al tratamiento afectuoso, aunque no haya amistad real.
5. culto Se refiere al objeto que es grato o benéfico.
6. s. m. MINERÍA Palo atravesado en la punta del tiro o cintero para que los operarios puedan subir o bajar por los pozos.

amigo, -ga

 
adj.-s. Que tiene amistad.
Amistoso.
Aficionado o inclinado a algo.
m. f. Persona amancebada.

amigo, -ga

(a'miγo, -γa)
abreviación
1. persona enemigo que tiene amistad con otra Consultó a un abogado amigo de su padre.
2. persona que tiene mucho interés por cierta cosa Es amigo de salir de pesca.

amigo, -ga


sustantivo masculino-femenino
1. enemigo persona que tiene amistad con otra mi mejor amigo
2. persona que tiene mucho interés por cierta cosa Los amigos del ajedrez se reúnen los martes en el club.
3. persona que es amante de otra Salí el viernes con una amiga.

amigo, -ga

(aˈmiγo, -γa)
sustantivo masculino-femenino
1. enemigo persona muy querida y de confianza amigos de la infancia
2. persona que tiene una relación amorosa con otra Trajo a su amigo a la cena.

amigo, -ga


abreviación
1. persona enemigo que es querida y de confianza Un contador amigo lleva mis impuestos.
2. persona que siente interés y gusto por algo amigo de los libros
Sinónimos

amigo

sustantivo masculino

amigo

, amiga
adjetivo
aficionado, inclinado, encari­ñado, partidario, afecto, adicto, devoto. enemigo.
Amigo, encariñado, partidario y devoto construyen su complemento nominal precedido de la preposición de: amigo de la verdad, encariñado de la vida, partidario de divertirse, devoto de las aguas milagrosas; aficionado, inclinado, afecto y adicto lo hacen con la preposición a, como por ejemplo: aficionado a los deportes.
Traducciones

amigo

friend, friendly, boyfriend, boyfriend/girlfriend, pal, lover, sweetheart

amigo

vriend

amigo

صديق, صَدِيق

amigo

приятел

amigo

amic

amigo

přítel, kamarád

amigo

ven

amigo

Freund, Habschi

amigo

amiko

amigo

ami, amical

amigo

prijatelj

amigo

友達, 友だち

amigo

친구

amigo

amicus

amigo

draugas

amigo

vriend

amigo

amigo

amigo

amic, prieten

amigo

prijatelj

amigo

vän

amigo

rafiki

amigo

เพื่อน

amigo

朋友

amigo

ystävä

amigo

bạn

amigo

朋友

amigo

/a
A. SM/F
1.friend
Manuel es un amigo míoManuel is a friend of mine
es una amiga de Sofíashe is a friend of Sofía's o of Sofía
es un amigo de la infanciahe's a childhood friend
es una amiga del colegioshe's a school friend
el perro es el mejor amigo del hombrea dog is a man's best friend
hacer amigosto make friends
amigo/a de confianzavery close friend, intimate friend
amigo/a del almasoulmate
amigo/a de lo ajeno (hum) → thief
amigo/a en la prosperidadfair-weather friend
amigo/a íntimo/avery close friend, intimate friend
amigo/a por correspondenciapenfriend
2. (= novio) → boyfriend/girlfriend
3. (en oración directa) pero, amigo, ya no se puede hacer nadathere's nothing more we can do, my friend
¡amigo! en ese tema ya no entrohold on, I'm not getting mixed up in that!
B. ADJ
1. son muy amigosthey are good o close friends
Gonzalo es muy amigo de PepeGonzalo is a good o close friend of Pepe's o of Pepe
hacerse amigosto become friends
al final me hice muy amigo de Antonioin the end Antonio and I became good friends
se perdonaron y quedaron tan amigosthey made it up and everything was fine
lo pagamos a medias y todos tan amigoswe'll go halves on it and that'll be fine
2. ser amigo de algoto be fond of sth
soy amigo del buen vinoI'm fond of good wine
no soy muy amigo de las multitudesI'm not very fond of o keen on crowds
soy amigo de hablar con franquezaI like straight talking
3. [país, fuego] → friendly

amigo-a

m., f. friend.

amigo -ga

mf friend
Ejemplos ?
Sus ojos espantados se desviaban de las horribles caras de sombra. Ni acertaba a contestar: no revolvía la lengua. -Por señas, amigo -añadió el jefe-. Señale dónde es, que allá vamos.
I – QUIERE usted verlo –me había dicho mi amigo De Jacquels–, sea, consiga un dominó y un antifaz, un dominó elegante, de satén negro, cálcese unos escarpines, y, por esta vez, medias de seda negra también, y espéreme en su casa el martes hacia las diez y media; iré a buscarle.
Yo soy de Alicante, y he estado segando en Sevilla. - Pues, amigo mío, Parrón quiere decir la muerte. Todo el que cae en nuestro poder es preciso que muera.
Si no es la quiebra de su amigo y paisano Costavilla, no tendría ocasión de ponerse en frecuente contacto con la hermana, aquella Anita Dolores -mujer ya espigada en los treinta años, y más desenvuelta que candorosa.
¿Eh? Aunque vuelva... ese, tu amigo de antes..., como si no existiera. Y si te persigue, le respondes: «No me propongas picardías...
Carlos e Isabel se disputaban la corona, y los españoles, divididos en dos bandos, derramaban su sangre en lucha fratricida. Tenía yo un amigo, llamado Ramón Gámez, teniente de cazadores de mi mismo batallón, el hombre más cabal que he conocido.
Pero he aquí que cierta injusticia cometida por nuestro Jefe en daño de Ramón; uno de esos abusos de autoridad que disgustan de la más honrosa carrera; una arbitrariedad, en fin, hizo desear al Teniente de cazadores abandonar las filas de sus hermanos, al amigo dejar al amigo, al liberal pasarse a la facción, al subordinado matar a su Teniente Coronel....
Vosotros, hijos de la Revolución, venís a sacar a España de su tradicional abatimiento, a despreocuparla, a disipar las tinieblas religiosas, a mejorar sus anticuadas costumbres, a enseñarnos esas utilísimas e inconcusas «verdades de que no hay Dios, de que no hay otra vida, de que la penitencia, el ayuno, la castidad y demás virtudes católicas son quijotescas locuras, impropias de un pueblo civilizado, y de que Napoleón es el verdadero Mesías, el redentor de los pueblos, el amigo de la especie humana....» ¡Señores!
Yo estaba encerrado en un calabozo de la cárcel pública de dicho pueblo. Pregunté por mi amigo, y me contestaron: --¡Es un valiente!
¿No se la echó de tan valiente y batalladora el día que me llamó indio bravo? -Pues no me arrepiento de ello, amigo mío... Pero basta de despropósitos y hasta mañana.
uince días después del entierro de doña Teresa Carrillo de Albornoz, a eso de las once de una espléndida mañana del mes de las flores, víspera o antevíspera de San Isidro, nuestro amigo el Capitán Veneno se paseaba muy de prisa por la sala principal de la casa mortuoria, apoyado en dos hermosas y desiguales muletas de ébano y plata, regalo del Marqués de los Tomillares; y, aunque el mimado convaleciente estaba allí solo, y no había nadie ni en el gabinete ni en la alcoba, hablaba de vez en cuando a media voz, con la rabia y el desabrimiento de costumbre.
Usted tiene un don infernal de dominarme y exasperarme con su prudencia; yo no llegaría a ser nunca amigo de usted sino su esclavo; y, por no serlo, le propondría a usted que nos batiéramos a muerte.