ameno


También se encuentra en: Sinónimos.

ameno, a

(Del lat. amoenus.)
1. adj. Que alegra, divierte o ayuda a pasar el tiempo agradablemente ese chico es muy ameno; su compañía resulta amena. entretenido aburrido
2. Se aplica al lugar que tiene una serie de características que lo hacen agradable para la estancia. placentero, deleitable

ameno, -na

 
adj. Grato, placentero, deleitable.

ameno, -na

(a'meno, -na)
abreviación
1. aburrido que entretiene y hace pasar el tiempo un programa de televisión ameno
2. lugar que resulta placentero y agradable un paisaje ameno
Traducciones

ameno

příjemný

ameno

behagelig

ameno

nautittava

ameno

zabavan

ameno

楽しい

ameno

즐길 수 있는

ameno

trevlig

ameno

ที่สนุกสนาน

ameno

zevkli

ameno

thú vị

ameno

ADJ (= agradable) → pleasant, agreeable, nice; [estilo] → engaging; [libro] → enjoyable, readable; [lectura] → light
prefiero una lectura más amenaI prefer lighter reading
es un sitio amenoit's a nice spot
la vida aquí es más amenalife is more pleasant here

ameno-a

a. pleasant, affable.
Ejemplos ?
En este punto, señores académicos, en que me refiero, siquiera tan de pasada, al octavo sillón Q, mi quinto antecesor, mi retatarabuelo en esta Casa, permitidme una alusión familiar, traída de la mano de los apellidos, a mi pariente Modesto Fernández y González, autor de La hacienda de nuestros abuelos y de un ameno Viaje a Portugal, que no fue académico de la Española, ciertamente, aunque sí de la de Jurisprudencia y Legislación, pero que pesa en mi agradecido ánimo por haber firmado múltiples artículos en los periódicos y revistas de fin de siglo con el seudónimo Camilo de Cela.
mas quien podra ygualarte pues que te hizo (enfin) naturaleza despues de muy ayrosa mas blãca que la leche y mas hermosa Si comparar pretendo a otros pareceres el tuyo que en el mundo es solo vno, es quanto al o que entiendo, que quanto al o que eres no es possible llegar alli ningunos que amor sea importuno doblando mis enojos lo tengo a buena fuerte: porque despues de verte es tu hermosura rostro ante mis ojos mas dulce, mas ameno, que el prado por Abril de flores lleno.
Pomponio, Horacio, Itálico, Catulo, Marcial, Valerio, Séneca Avieno, Lucrecio, Juvenal, Persio, Tibulo, y tú ¡oh Ovidio de sentencias lleno! que aborreciste el foro y la oratoria por seguir de las nueve el coro ameno etcétera.
La verde margen del ameno río, tal vez buscando alivio, visitaba; y a la distante causa de sus males, desesperado enviaba quejas tales: No huye tanto, pastora, el corderillo del tigre atroz, como de mí te alejas, ni teme tanto al buitre el pajarillo, ni tanto al voraz lobo las ovejas.
Antes, Fabio, procúrate zapatos de dos suelas, calzón de paño recio, garrote y podadera; que en el ameno prado que la vista recrea, hay charcos escondidos y espinas...
Y cuando tengas bien traducida L'Histoire Générale, en letra clara, a renglones iguales y páginas de buen margen, nobles y limpias ¿cómo no habrá quien imprima;-y venda para ti, venda para tu casa, -este texto claro y completo de la historia del hombre, mejor, y más atractivo y ameno, que todos los libros de enseñar historia que hay en castellano?
Hablábase en un grupo el vascuence, en otro el francés, aquí el alemán y allá el inglés; y para colmo de mi sorpresa, el sombrío palacio de los Trasierra, sobre el punto más elevado de la población, y en otro tiempo cerrado y misterioso, como si dormitara entre los recuerdos de su época, había abierto anchas puertas a la moderna luz y engalanado sus fachadas; y no descansaba, como antes, sobre escombros y zarzales, sino sobre ameno y florido campo cultivado por diestro jardinero.
Era el tal muchacho, elegante, de ameno trato, muy agradable danzarín y su presencia animó la reunión y alegró no poco a las señoritas marinedinas, siempre afligidas por el absentismo de los hombres.
No olvidemos que nuestros tesoros naturales se hallan ignotos, esperando la mano hábil que los explote; la mano benéfica que los emita al comercio y los aplique a las artes y a la industria; que la formación y origen de nuestros ríos (vehículos de actividad y de riqueza) aún son incierto y problemáticos; que la tierra, fértil, virgen, extensa, pide cultivo, pero cultivo inteligente; y en fin, que las ciencias exigen ser estudiadas con filosofía, cultivadas con sistema, y la literatura requiere almas apasionadas, próvidas, sensibles a lo bello, y eminentemente poseídas de espíritu nacional. Aquí un campo no menos vasto y más ameno se presenta.
Los estoicos, habiendo entrado en varonil camino, no cuidan de que parezca ameno a los que han de caminar por él, tratan sólo de librarlos con toda presteza de los vicios, colocándolos en aquel alto monte que de tal manera está encumbrado y seguro, que no sólo no alcanzan a él las flechas de la fortuna, sino que aun les está superior.
Tenia aquel castillo Todo en redor del monte en que se alzaba Un frondoso y ameno parquecillo Donde una arroyo limpio murmuraba; Y entre guijas bullendo, Por entre árboles mil serpenteando, Ya en remansos sus aguas deteniendo, Ya por cuestas sus aguas despeñando, El parque por do quier iba cubriendo De gruesos chopos ó de cesped blando Dando al par su corriente cristalina Música y sombra á la mansion vecina.
«Hermoso día», murmuró Genaro, y al avanzar su cuerpo a la ventana, en talante le vino la hermosura gozar de la mañana. Vistióse, pues, alegre y presuroso y al campo ameno enderezó el camino.