amenazador

(redireccionado de amenazadora)

amenazador, a

1. adj. Se refiere a lo que constituye una amenaza recibió un amenazador aviso.
2. Se aplica a aquello que parece que vaya a producir un daño o a convertirse en un peligro de pronto unas nubes amenazadoras cubrieron el cielo.

amenazador, -ra

 
adj. Que amenaza.

amenazador, -ra

(amenaθaˈðoɾ, -ɾa)
abreviación
1. que advierte a alguien que lo lastimará carta amenazadora
2. que parece capaz de lastimar, que es peligroso actitud amenazadora

amenazador, -ra

(amenaθa'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que amenaza o tiene aspecto de producir daño Dijo palabras amenazadoras.

amenazador, -ra

(amenaθaˈðoɾ, -ɾa)
abreviación
1. que advierte a alguien que lo lastimará carta amenazadora
2. que parece capaz de lastimar, que es peligroso actitud amenazadora

amenazador, -ra

(amenaθa'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
que amenaza o tiene aspecto de producir daño Dijo palabras amenazadoras.
Traducciones

amenazador

výhružný

amenazador

truende

amenazador

drohend

amenazador

uhkaava

amenazador

menaçant

amenazador

prijeteći

amenazador

脅すような

amenazador

위협적인

amenazador

dreigend

amenazador

truende

amenazador

groźny

amenazador

ameaçador

amenazador

hotfull

amenazador

ที่ขู่เข็ญ

amenazador

tehdit edici

amenazador

đe dọa

amenazador

胁迫的, 威胁

amenazador

威脅

amenazador

מאיים

amenazador

ADJ amenazante ADJthreatening, menacing
Ejemplos ?
Se describía a él mismo y a Clara unidos por un amor fiel, pero, de vez en cuando, una mano amenazadora aparecía en su vida y les arrebataba su alegría.
-¡Déme usté ese retrato! -rugió el Churumbela, avanzando hacia el viejo en amenazadora actitud. -¡Pos no lo tomas tú mu a pecho, chavó!
Se necesita una estudiada orientación de la producción de bienes, de la inversión de la fuerza de trabajo y de la distribución de las mercancías producidas, para evitar la exclusión amenazadora de fuerzas valiosas y productivas, y el empobrecimiento y embrutecimiento de grandes masas de población.
En su lugar había cavidades negras, profundas, horribles. ―¡Ojos, ojos! ―gritaba Coppelius con voz sorda, amenazadora. Grité y caí al suelo violentamente abatido por el miedo.
Y en el momento en que acababa de brotar de sus labios aquella palabra, sus ojos, que vagaban distraídos por entre la risueña concurrencia, se tropezaron con los de Perico el Talabartero, que la miraba con expresión suplicante y al par amenazadora y sombría.
-Es que -dijo el Temblores- yo le temo más que a un tiro al casarme con una gachí que me traiga más de dos camisas y más de dos pares de chaponas, porque si a mí algún día mi mujer me echase en cara... Y el Temblores enmudeció arrugando el entrecejo al par que sus ojos fulgían con amenazadora expresión.
Y no mintió el mensagero Pues de su lecho de rosas Del dia siguiente apenas Se levantaba la aurora, Cuando el señor del castillo Sobre una yegua fogosa Cruzaba el puente seguido De unas catorce personas. Dos eran damas cubiertas Con largos velos, las otras Criados, y gente de armas De faz amenazadora.
Y sus tostadas mejillas, su mirada melancólica, la voz que del pecho arranca ronquecida y fatigosa, bien a las claras demuestran el dolor que le destroza el corazón, donde hierven sus penas harto recónditas. Llamó a la puerta en voz baja: y en voz amenazadora, «¿quién va?», respondió un portero que los dados abandona.
-exclamó revolviéndose iracundo, con el semblante lívido y contraído, siniestra la mirada, y amenazadora la actitud, contra el tío Capachos el barbero del Altozano.
La burguesía alemana se había desarrollado con tanta languidez, tan cobardemente y con tal lentitud, que, en el momento en que se opuso amenazadora al feudalismo y al absolutismo, se encontró con la amenazadora oposición del proletariado y de todas las capas de la población urbana cuyos intereses e ideas eran afines a los del proletariado.
Parece que en esta babel el interés egoísta del momento sea la única voz de inteligencia que comprenda la mayor parte de los hombres de partido II ¿Y qué hace el país en presencia de esta creciente y amenazadora erupción de las pasiones políticas?
En el piso bajo, la cocina de Peggotty, abierta al patio, donde en el centro hay un palomar vacío y en un rincón una gran caseta de perro sin perro, y donde pululan una gran cantidad de pollos, que a mí me parecen gigantescos y que corretean por allí de una manera feroz y amenazadora.