amenazar

(redireccionado de amenazaba)
También se encuentra en: Sinónimos.

amenazar

1. v. tr. Manifestar una persona a otra la intención que tiene de hacerle daño o perjudicarle. conminar
2. v. tr. e intr. Dar indicios de la inminencia de un daño o peligro esta empresa amenaza un fatal desenlace. presagiar
NOTA: Se conjuga como: cazar

amenazar

 
tr.-intr. Dar a entender [a uno] la intención de hacerle algún mal.
Dar indicios de estar inminente [una cosa mala o desagradable].

amenazar

(amenaˈθaɾ)
verbo transitivo-intransitivo
1. avisar a alguien de la intención de dañarlo o perjudicarlo Me amenazó con pegarme si desobedecía.
2. representar un riesgo para alguien o algo La televisión amenaza a la lectura.
3. indicar que pronto sucederá algo malo La crisis amenaza problemas en el gobierno.

amenazar


verbo impersonal
presagiar un daño, existir indicios de algo malo En las noticias dicen que amenaza lluvia.

amenazar


Participio Pasado: amenazado
Gerundio: amenazando

Presente Indicativo
yo amenazo
tú amenazas
Ud./él/ella amenaza
nosotros, -as amenazamos
vosotros, -as amenazáis
Uds./ellos/ellas amenazan
Imperfecto
yo amenazaba
tú amenazabas
Ud./él/ella amenazaba
nosotros, -as amenazábamos
vosotros, -as amenazabais
Uds./ellos/ellas amenazaban
Futuro
yo amenazaré
tú amenazarás
Ud./él/ella amenazará
nosotros, -as amenazaremos
vosotros, -as amenazaréis
Uds./ellos/ellas amenazarán
Pretérito
yo amenacé
tú amenazaste
Ud./él/ella amenazó
nosotros, -as amenazamos
vosotros, -as amenazasteis
Uds./ellos/ellas amenazaron
Condicional
yo amenazaría
tú amenazarías
Ud./él/ella amenazaría
nosotros, -as amenazaríamos
vosotros, -as amenazaríais
Uds./ellos/ellas amenazarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo amenazara
tú amenazaras
Ud./él/ella amenazara
nosotros, -as amenazáramos
vosotros, -as amenazarais
Uds./ellos/ellas amenazaran
yo amenazase
tú amenazases
Ud./él/ella amenazase
nosotros, -as amenazásemos
vosotros, -as amenazaseis
Uds./ellos/ellas amenazasen
Presente de Subjuntivo
yo amenace
tú amenaces
Ud./él/ella amenace
nosotros, -as amenacemos
vosotros, -as amenacéis
Uds./ellos/ellas amenacen
Futuro de Subjuntivo
yo amenazare
tú amenazares
Ud./él/ella amenazare
nosotros, -as amenazáremos
vosotros, -as amenazareis
Uds./ellos/ellas amenazaren
Imperativo
amenaza (tú)
amenace (Ud./él/ella)
amenazad (vosotros, -as)
amenacen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había amenazado
tú habías amenazado
Ud./él/ella había amenazado
nosotros, -as habíamos amenazado
vosotros, -as habíais amenazado
Uds./ellos/ellas habían amenazado
Futuro Perfecto
yo habré amenazado
tú habrás amenazado
Ud./él/ella habrá amenazado
nosotros, -as habremos amenazado
vosotros, -as habréis amenazado
Uds./ellos/ellas habrán amenazado
Pretérito Perfecto
yo he amenazado
tú has amenazado
Ud./él/ella ha amenazado
nosotros, -as hemos amenazado
vosotros, -as habéis amenazado
Uds./ellos/ellas han amenazado
Condicional Anterior
yo habría amenazado
tú habrías amenazado
Ud./él/ella habría amenazado
nosotros, -as habríamos amenazado
vosotros, -as habríais amenazado
Uds./ellos/ellas habrían amenazado
Pretérito Anterior
yo hube amenazado
tú hubiste amenazado
Ud./él/ella hubo amenazado
nosotros, -as hubimos amenazado
vosotros, -as hubísteis amenazado
Uds./ellos/ellas hubieron amenazado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya amenazado
tú hayas amenazado
Ud./él/ella haya amenazado
nosotros, -as hayamos amenazado
vosotros, -as hayáis amenazado
Uds./ellos/ellas hayan amenazado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera amenazado
tú hubieras amenazado
Ud./él/ella hubiera amenazado
nosotros, -as hubiéramos amenazado
vosotros, -as hubierais amenazado
Uds./ellos/ellas hubieran amenazado
Presente Continuo
yo estoy amenazando
tú estás amenazando
Ud./él/ella está amenazando
nosotros, -as estamos amenazando
vosotros, -as estáis amenazando
Uds./ellos/ellas están amenazando
Pretérito Continuo
yo estuve amenazando
tú estuviste amenazando
Ud./él/ella estuvo amenazando
nosotros, -as estuvimos amenazando
vosotros, -as estuvisteis amenazando
Uds./ellos/ellas estuvieron amenazando
Imperfecto Continuo
yo estaba amenazando
tú estabas amenazando
Ud./él/ella estaba amenazando
nosotros, -as estábamos amenazando
vosotros, -as estabais amenazando
Uds./ellos/ellas estaban amenazando
Futuro Continuo
yo estaré amenazando
tú estarás amenazando
Ud./él/ella estará amenazando
nosotros, -as estaremos amenazando
vosotros, -as estaréis amenazando
Uds./ellos/ellas estarán amenazando
Condicional Continuo
yo estaría amenazando
tú estarías amenazando
Ud./él/ella estaría amenazando
nosotros, -as estaríamos amenazando
vosotros, -as estaríais amenazando
Uds./ellos/ellas estarían amenazando
Sinónimos

amenazar

intransitivo y transitivo
amagar, conminar, coaccionar, enseñar los dientes (col.), decir a uno cuántas son cinco (col.), tener en jaque.
Amagar supone solo un indicio o comienzo de amenaza o de actitud amenazadora. Conminar es intimar a alguien el cumplimiento de algo, so pena de producirle un daño; es mandar amenazando.
Traducciones

amenazar

threaten, menace, to threaten, impend, loom

amenazar

amenaçar

amenazar

menacer, gronder

amenazar

groziti

amenazar

ameaçar

amenazar

vyhrožovat

amenazar

true

amenazar

απειλώ

amenazar

uhata

amenazar

prijetiti

amenazar

脅す

amenazar

위협하다

amenazar

dreigen

amenazar

true

amenazar

zagrozić

amenazar

hota

amenazar

ขู่เข็ญ

amenazar

tehdit etmek

amenazar

đe dọa

amenazar

威胁

amenazar

威脅

amenazar

לאיים

amenazar

A. VTto threaten
amenazar a algn de muerteto threaten to kill sb
me amenazó con despedirmehe threatened to fire me
una especie amenazada de extincióna species threatened with extinction
la tarde amenazaba lluviait looked like rain in the evening
amenazar violenciato threaten violence
B. VIto threaten, impend
amenazar con hacer algoto threaten to do sth

amenazar

vi. to threaten.

amenazar

vt, vi to threaten
Ejemplos ?
¡Era un corazón leal! Dirigió una última mirada al cielo torvo, que amenazaba ventisca, y entró. Traspuesto el umbral, percibimos rumor de voces que disputaban.
Y la gritería amenazaba ya convertirse en motín cuando asomó el cura revestido con sobrepelliz y estola, seguido del sacristán, que llevaba caldereta, hisopo y demás menesteres.
Un quinqué, capaz de competir él solo con toda una iluminación a la veneciana, alumbraba el comedor y el limitadísimo vestíbulo, que lo ponía en comunicación con el patio: la Mesa de pino limpísima y adornada con un cacharro lleno de flores, la larga banqueta forrada de yute, adosada a una de las laterales; los cuadros en que majas, frailes y chulos se requebraban y sonreían maliciosamente en picarescas actitudes; la jardinera suspendida del techo y amagandodesplomarse al peso de la colgante yedra, y media docena de sillas de Victoria, ocupadas en aquel momento por Rosalía, adornada con sus trapitos de cristianar: por la Tulipanes, que amenazaba estallar de risa...
Pero merced a este ingreso casi diario iba reparando las grietas de su existencia señorial, que amenazaba venirse abajo, y mantenía a su amiga en un ambiente de amorosa comodidad, recobrando al mismo tiempo la confianza en su porvenir.
Ya a la vista de la costa danesa -las blancas dunas de Jutlandia occidental- se levantó una tormenta, y el barco encalló en un arrecife; el embravecido mar amenazaba con destrozarlo, sin que sirviesen los botes de salvamento.
De pronto escuché una gritería y vi a un viejo con casco de corcho que salió maldiciendo y riéndose a la puerta de su almacén, y al tiempo que maldecía y se reía, amenazaba con el puño la copa de un cocotero.
No había dinero en casa: debían en el homo y en la tienda, y el señor Tomás, un patrón retirado, dueño del pueblo por sus judiadas, los amenazaba continuamente si no entregaban algo de los cincuenta duros con intereses que le había prestado para la terminación de aquella barca tan esbelta y tan velera que consumió todos sus ahorros.
Las condenaciones, las costas, los salarios y todos los demás gastos de la comisión iban llegando a tal exceso, que si el Ayuntamiento de Caracas no toma la resolución de enviar a Santo Domingo a Juan Riveros para que hiciese presente la desolación que amenazaba a la provincia la conducta de Leguizamón, hubiera él solo gozado tal vez el fruto de tan ardua y penosa conquista.
Zapaquilda, sentida de aquella libertad (que es propio efeto de la que fué querida sentir desprecio donde vió respeto), murmurando entre dientes, amenazaba casos indecentes entre personas tales, en calidad y en nacimiento iguales.
Entre otros partidos que tendían al mismo fin, se organizó el Partido Nacional Antirreeleccionista proclamando los principios de SUFRAGIO EFECTIVO Y NO REELECCIÓN, como únicos capaces de salvar a la República del inminente peligro con que la amenazaba la prolongación de una dictadura cada día más onerosa, más despótica y más inmoral.
Y, procediendo al acto del juramento, recordaron los Vocales doctor don Camilo Torres y el señor Regidor don José Acevedo que en su voto habían propuesto se nombrase Presidente de esta Junta Suprema del Reino al Excelentísimo señor Teniente General don Antonio Amar y Borbón; y habiéndose vuelto a discutir el negocio, se hicieron ver al pueblo con la mayor energía por el doctor Frutos Joaquín Gutiérrez, las virtudes y nobles cualidades que adornan a este distinguido y condecorado militar, y más particularmente manifestadas en este día y noche, en que por su consumada prudencia se ha terminado una revolución que amenazaba las mayores catástrofes...
Cuando penetró Joseíto en la habitación y vio a Rosario sentada en la mecedora, luciendo parte del brazo de intensa blancura y ceñido en la muñeca por anchas pulseras doradas; cruzadas las piernas de modo que dejaba ver el nacimiento de la pantorrilla que amenazaba hacer estallar la finísima media, y que ponía de relieve la magnífica redondez del muslo; libre la redonda garganta que ceñía un collar dorado, cuyos dijes reposábanle sobre la retadora curva del arrogante seno; cuando vio de aquel modo Joseíto a la Carabina, sintió algo que se le ponía sobre el corazón, y, tras algunos instantes de silencio y de mirar a Rosario como un náufrago la playa, exclamó trémulo y emocionado: -¡Ay, comadre de mi vía!