Ejemplos ?
Despues, el se convierte en profesor y continua su ambicion de buscar piedras mientras una estrella rosa brilla en el cielo, siempre sobre el, marcando la precencia de Felia.
Aunque este rumor fue desmentido, la gran ambicion de Conroy procedería de su convencimiento de estar relacionado con la aristocracia.
La historiadora contemporánea Gillian Gill describe a Conroy como «un aventurero de carrera, manipulador experto e intransigente doméstico» que llegó a Inglaterra con «pocos medios, cierta habilidad y una inmensa ambición». Elizabeth Longford escribió que «no era el archivillano que Victoria pintó, sino una víctima de su propia ambicion desorbitada».
Asombróse Babuco de la locura de hombres que profesan la sabiduría, de las marañas de los que habian renunciado del mundo, de la ambicion y altiva codicia de los que predicaban humildad y desinteres; y coligió que sobraban razones valederas á Ituriel para destruir toda esta raza.
«Dejemos, debió decir para sí, á los grandes ingénios el sacar partido de la vida monástica, reproduciendo en estos peregrinos lienzos escenas de penitencia y de oracion que entusiasman y edifican; suya sea la gloria que resplandece á través de los siglos; nosotros, los pigmeos de ingénio y jigantes de ambicion y codicia, debemos para ser originales ser falsos, pues la verdad está ya colocada en el pedestal de la verdadera gloria.
Tambien la monja sor Ines de Santa Clara, vino a agra- var la situacion; porque declaro que no solo habia leido los versos motivo del juicio, sino tambien un papel titulado Los mandamientos de los Teatinos en que se ponia como hoja ENTRE JESUITAS, AGUSTINIANOS Y DOMINICOS 2 1 de peregil a la Compania de Jesus; y finalmente una octava, que conservaba en la memoria y que decia, pintando lo que son los jesuitas Soberbia y ambicion disimulada, en cuellos altos, sucios y sencillos; arrogancia filastica fundada en rostros tristes, secos y amarillos; venganza eterna, no perdonar nada; amigos de honras, bandos y puntillos; reir de Dios, vivir a hutnano modo de las puertas adentro — he ahi todo.
Célibe, continente, enemigo de los placeres, moderado en la conversación, aunque gracioso y de humor festivo, sin ambicion, y siempre entregado al estudio, murió en el añó de 1553, cumplidos ya los ochenta de edad.
Ella no siente su valor extinto De las romanas huestes al amago, Y á los suspiros tristes de Corinto, Y á los roncos gemidos de Cartago, Y de Iberia á los ayes, y del mundo Al unido clamor, la ardiente llama De su indomable furia se acrecienta Y poderosa y libre, Grita cediendo al fuego que la inflama: «Yo vengaré, naciones, vuestra afrenta.» Tú grande entonces la miraste, oh Tibre, ¡Cuántas veces tus ínclitos guerreros En abatirla su ambicion cifraron, Y cuántas por sus hijos altaneros Vencidos á tu orilla se tornaron!
utor: Amenazada la libertad de la patria por un exército extrangero en los momentos, en que la ambicion, y al tiranía interior redoblan sus esfuerzos para aniquilar la grande obra de nuestra independencia civil, creyeton vuestros dignos representantes, que era necesario, y útil á los intereses de nuestra sagrada causa, concentrar la autoridad del gobierno, para aumentar la energía de sus resoluciones, removiendo con rapidéz los obstáculos, que opine el despotismo á la mas gloriosa de las empresas.
SABREMOS EXPLOTAR LA ENDEBLEZ DE NUESTRAS VICTIMAS: LOS BENEFICIOS DE QUE DISFRUTAN, SU CODICIA, SU AMBICION INSACIABLE Y LAS NECESIDADES MATERIALES DEL HOMBRE; CADA UNA DE ESTAS DEBILIDADES, TOMADA POR SEPARADO, ES CAPAZ DE PARALIZAR CUALQUIER INICIATIVA.
Venid pues, quantos abrigueis en vuestros pechos el amor á nuestro amado Soberano, y quantos ultrajados por la injusta violencia que os impone la ambicion del que os oprime, conserveis en vuestro corazon el deseo del órden, de la paz y la unidad, tan indispensablemente necesarias para sostener vuestros derechos, y el de la sagrada y alta causa que tan dignamente defendemos.
Eran ménos cautelosos que los magos porque no aspiraba su ambicion á tan altos objetos, solicitando cada uno un empleo de sirviente y la reputacion de grande hombre.