amaurosis

amaurosis

(Del gr. amaurosis, oscurecimiento < amauros, oscuramente.)
s. f. MEDICINA Pérdida total, transitoria o definitiva de la vista, causada por lesión del nervio óptico o del cerebro y que sólo se manifiesta exteriormente por la inmovilidad del iris.
NOTA: En plural: amaurosis

amaurosis

 
f. pat. Pérdida parcial o total de la visión, uni- o bilateral, generalmente transitoria, que ocurre sin lesiones oculares identificables por el oftalmoscopio. Se emplea para designar la ceguera de cualquier causa.
Traducciones

amaurosis

Amaurose

amaurosis

amaurosi

am·au·ro·sis

f. amaurosis, blindness without apparent change in the eye, attributed to an injury in the brain.
Ejemplos ?
Arteria carótida con ateroesclerosis: La amaurosis fugaz se puede presentar como un tipo de ataque isquémico transitorio (TIA), durante el cual un émbolo obstruye unilateralmente el lumen de la arteria retinal o de la arteria oftálmica, causando una disminución del flujo sanguíneo a la retina ipsilateral.
Sin embargo, una arteria carótida ateroesclerótica también puede causar amaurosis fugaz debido a la estenosis en el flujo sanguíneo, produciendo isquemia cuando la retina es expuesta a la luz brillante.
Esto se puede dar a consecuencia de (1) fibrilación atrial, (2) anormalidades valvulares que incluyen a la enfermedad post-reumática valvular, prolapso de la válvula mitral, (3) mixomas atriales. Vasoespasmo temporal: Provoca una disminución en el flujo sanguíneo que puede producir la amaurosis fugaz.
Amaurosis fugaz (Latín fugax que significa fugaz, griego amaurosis que significa oscureciendo, oscuro, u obscuro) es una pérdida completa o parcial transitoria de la visión monocular debida a la isquemia de la retina, en otras palabras, es pérdida reversible de visión en un ojo.
El término MeSH la define como: Sin embargo, varios autores proponen que puede definirse como la perdida de visión en ambos ojos. Bernstein EF. Amaurosis fugax, Springer-Verlag, New York 1987.
Antes de 1990, la amaurosis fugaz podía ser “clínicamente dividida en cuatro complejos de síntomas, cada uno con su patoetiología subyacente: embolico, hipoperfusión, angioespasmo e idiopática”.
Con respecto a estas causas, la pérdida visual monocular transitoria ocurre debido a una reducción temporal del flujo sanguíeno de la arteria retinal, de la arteria oftálmica o de la arteria ciliar, lo cual trae como consecuencia una disminución en la circulación sanguínea retinal, esto provoca hipoxia. Los émbolos más comunes que podrían llegar a causar la amaurosis fugaz se originan de una arteria carótida con ateroesclerosis.
Iatrogénico: La amaurosis fugaz se puede presentar como una complicación de la angiografía carotidea, angiografía carótida, caterización cardiaca, y el bypass cardiaco.
En este caso la amaurosis fugaz puede estar asociada con la claudicación mandibular y dolor de cabeza. Sin embargo, que estos pacientes no presenten sintomas no es raro.
Una revisión encontró una incidencia del 2% al 19% de amaurosis fugaz entre estos pacientes. Lupus eritematoso sistémico Periarteritis nodosa Vasculitis eosinofílica Síndrome hiperviscoso Policitemia Hipercoagulación Deficiencia de proteína C Anticuerpos antifosfolípidos Anticuerpos anticardiolipina Lupus anticoagulante Trombocitosis Síndrome del robo de la subclavia Hipertensión maligna que puede causar isquemia del nervio óptico.
Esclerosis múltiple puede causar amaurosis fugaz debido a un bloqueo de conducción unilateral, resultado de la desmielinización e inflamación del nervio óptico y “… posiblemente por defectos en la transmisión sináptica y factores de bloqueo circular putativos.” Migraña Pseudotumor cerebral Tumor intracraneal Dolor psicogénico La experiencia de la amaurosis fugaz es clásicamente descrita como una pérdida de visión monocular que aparece como una "cortina bajando verticalmente en el campo de visión en un ojo;" Sin embargo, esta pérdida altitudinal de la visión es relativamente poco común.
Ciertamente síntomas adicionales pueden estar presentes en la amaurosis fugaz y esos hallazgos van a depender en la etiología de la pérdida transitoria de visión monocular.