amargura


También se encuentra en: Sinónimos.

amargura

s. f. Sentimiento intenso y duradero de pena o aflicción la amargura de saberse despreciado. amargor, sinsabor

amargura

 
m. Amargor.
fig.Aflicción o disgusto.

amargura

(amaɾˈγuɾa)
sustantivo femenino
1. sentimiento prolongado de frustración o resentimiento Su amargura se debe a que no consigue trabajo.
2. cosa que expresa gran frustración o resentimiento hablar con tono de amargura
Sinónimos

amargura

sustantivo femenino
1 amargor, hiel*, aflicción, pena, pesadumbre, pesar, tribulación, disgusto, sufrimiento, desconsuelo.
Se produce desconsuelo cuando hay tendencia al llanto.
Traducciones

amargura

bitterness, rue

amargura

âcreté

amargura

f. bitterness.
Ejemplos ?
Rosario recreábase cada vez más en la contemplación de su hermosura y al mismo tiempo una profunda amargura invadía lenta y pérfidamente su corazón juvenil...
Pero el encanto —la absorción de todos los sentimientos de un hombre—que ejerció sobre mí Enid, no tuvo sino una amargura como igual: Wyoming, que era su marido, era también mi mejor amigo.
Y, al descender tras de la sierra fría, le grita el mar: «¡en tu fulgor me abraso!» ¡no desciendas tan pronto, estrella mía! ¡estrella de mi amor, detén el paso! ¡Un instante mitiga mi amargura, ya que en tu lumbre sideral me bañas! ¡no te alejes!...
La multitud, el nerviosismo, los rayos del sol, que penetraban por el patio central del edificio, desesperaban hasta al más calmado y por doquiera se miraban rostros afligidos, demacrados y míseros; o llenos de odio, amargura; o de impaciencia o de resignación.
La tristeza inmensa que flota en tus ojos Nos dice tu vida rota y fracasada, La monotonía de tu ambiente pobre Viendo pasar gente desde tu ventana, Oyendo la lluvia sobre la amargura Que tiene la vieja calle provinciana, Mientras que a lo lejos suenan los clamores Turbios y confusos de unas campanadas.
Se transmutó por completo y quien había poseído aquella flama de entrega ardiente... se impregnó de odio, de amargura, de dolor...
Otros, los espíritus simples y comunes, afirmaron que su enojo era la consecuencia de su suerte en el hipódromo. Algunos supusieron tanta amargura, porque no estuvo nunca en el presupuesto oficial.
Por último, porque el mismo Calleros escribiendo a Lavalleja el 20 de enero, decíale que había oficiado a la Honorable Sala sobre la conveniencia de instalar el Gobierno Delegado en el centro de la población de la provincia (Florida), y que se le contestó que éste debía estar donde tuviera su sede la Junta y agregaba luego estos sencillos párrafos reveladores de abnegación y amargura íntimas: “Yo mi amigo, lavo mis manos con obedecer, y nada me tocará enel disgusto delos pueblos, por llevarles sugovierno, auno delos extremos de supoblación.
Tuve, como todos los hombres, momentos de placer y horas de amargura; en estas lloraba y en aquellos reía; por consiguiente el conjunto de mis primeros ensayos no pudieron tener más objeto que el de trasladar al papel las inspiraciones del corazón.
Tal claramente se denunciaba el chucho en el aspecto del mensú, que el dependiente bajó los paquetes sin mirar casi al enfermo, quien volcó tranquilamente sobre su lengua la terrible amargura aquella.
Y al rodar del tranvía, que apresuraba su marcha, el vacilar de la luz de la linterna que se proyectaba sobre los vidrios nublados por el cielo del aire exterior, Revenga quería dominar una tristeza inconsolable, una amargura que le inundaba como ola de hiel.
La noche de las tinieblas que me cegaba se ha convertido en luminoso dia, y en medio de mis justas prisiones me presenta, como á Antioco, tan perfectamente los males que he ocacionado á la América, que el sueño se ha retirado de mis ojos, y mi arrepentimiento me ha postrado en una cama: aquí veo no muy lejos el aparato de mi sacrificio, exhalo cada momento una porción de mi alma, y me siento morir de dolor de mis excesos, mil veces ántes que poder morir una sola vez: distante no mas que un paso del tribunal Divino, no puedo menos que confesar con los nécios de la Sabiduría; luego erramos y hemos andado por caminos difíciles, que nada nos han aprovechado: veo al Juez Supremo que ha escrito contra mí causa que me llenan de amargura...