amapola


También se encuentra en: Sinónimos.

amapola

(Del mozárabe habapaura < lat. papaver, influenciado por el ár. al-habba, grano, semilla.)
1. s. f. BOTÁNICA Planta papaverácea silvestre anual, de flores rojas, muy frecuente en campos de cereales. ababa, ababol
2. BOTÁNICA Flor de esta planta.
NOTA: Nombre científico: (Papaver rhoeas.)

amapola

 
f. bot. Planta anual de la familia papaveráceas (Papaver rhoeas). Está cubierta de pelos erizados, con hojas más o menos divididas. Las flores son de color rojo, y el fruto en cápsula.

amapola

(ama'pola)
sustantivo femenino
planta herbácea cuya flor está formada por cuatro pétalos rojos un campo de amapolas
Sinónimos

amapola

sustantivo femenino
ababa, ababol, camelia (Cuba).
Traducciones

amapola

coquelicot

amapola

мак

amapola

poppy

amapola

mák

amapola

valmue

amapola

unikko

amapola

mak

amapola

ケシ

amapola

양귀비

amapola

papaver

amapola

valmue

amapola

mak

amapola

papoula

amapola

vallmo

amapola

ดอกป็อปปี้

amapola

gelincik

amapola

hoa anh túc

amapola

罂粟

amapola

Мак

amapola

罌粟

amapola

פרג

amapola

SFpoppy
ponerse como una amapolato turn as red as a beetroot
Ejemplos ?
Decididamente, me reconcilio yo también con el país de los garbanzos, que no son ellos ni el trigo su fruto más precioso, ni la narcótica amapola la única flor que se atreve a levantarse sobre aquellas sabanas inmensas de calcinada tierra.
Como la savia por la verde rama fluye ardiente la sangre por tus venas; la languidez del que ama es la del mar que duerme en las arenas; como la vid, tus brazos ansían doblarse en protectores lazos; cual la amapola entre los trigos verdes ríen tus labios rojos; vaga, como el crepúsculo, en tus ojos brilla la luz que en los espacios pierdes; tu pensamiento, mariposa incierta, vuela en torno al ardor que la consume, y de tu ser, como de rosa abierta, se escapa un dulce embriagador perfume.
Como en un jardín inclina la amapola su tallo combándose al peso del fruto o de los aguaceros primaverales, de semejante modo inclinó el guerrero la cabeza, que el casco hacía ponderosa.
Su faz retrato es ya de la amapola, sus venas del color que el cielo imita; y minas fueran de oriental tesoro si como son de vino fueran de oro.
Casto Avecilla, colorado como una amapola, tanto por el rubor cuanto por el apretón que le daba la corbata, que le estaba degollando-.
Como la flor languideciendo expira que es del arado al avanzar cortada, como hacia el suelo la amapola vira del peso del rocío doblegada; así, pálido y ya falto de ira, cae Dardiniel sin vida por la espada.
Y pues sé, triste amapola, Que ese encendido color Que el rojo sol tornasola No es más que un barniz de amor, Y por amor vives sola; Pues yo parto por amores ¡Oh flor!
Que ya el inconstante viento Del otoño que aparece, En los árboles se mece Con brusco sacudimiento. Flor, pronto inútil y sola, En vez de la que él deshizo, Orlará el campo pajiza La purpurina amapola.
La inquietas mariposas despliegan sus cien colores, columpiándose en las flores con revoltoso bullir, posando en todas livianas; sólo al lindel dejan sola, sin sus besos, la amapola el tosco vaso al abrir.
En el cristal de sus ríos y en la linfa de arroyuelos murmurantes, juguetones, de agua fresca y limpio seno, el amarillento trigo y la vid buscan espejo; la amapola en él se mira, y le prestan sus reflejos las más olorosas flores con sus matices del cielo.
Y, aunque pasiones varias tal vez la animen como expresión suprema del sentimiento, sus huellas en el alma mejor se imprimen cuando el amor le infunde fuerza y aliento, Es amor, a mis años, flor inverniza sin el matiz ardiente de la amapola; pero, aun seca y estéril, aromatiza las páginas del libro donde desliza un pétalo caído de su corola.
Su rostro era como una manzanita colorada, como un capullo de amapola en el momento de reventar; eran sus ojos negros, magníficos, velados por grandes pestañas, y su boca provocativa, pequeña, húmeda, palpitante de besos, con unos dientecitos apretados, resplandecientes de blancura.