amanezca

Traducciones

amanezca

SF (Caribe, Méx) (= alba) → dawn; (= desayuno) → breakfast
Ejemplos ?
pero no despiertes a la señorita Angustias... Dios querrá dejarme vivir hasta que amanezca y entonces la llamaré para que nos despidamos...
Que amanezca con copete La vejiga del Notario, Anteyer Monte Calvario, Ahora Monte Olivete; Si no Calvino, Calvete Con casco de morteruelo, Hoy Garza y ayer Mochuelo, Coronilla de atabal.
Enamórese el alma en ver cuán bueno es Dios, que un gusanillo le podría llamar su criador de lleno en lleno, y poco a poco le amanezca el día de la contemplación, siempre cobrando luz y calor que Dios de allá le envía.
CIPIÓN.—Habla hasta que amanezca, o hasta que seamos sentidos; que yo te escucharé de muy buena gana, sin impedirte sino cuando viere ser necesario.
¡Nada! ¡A Ugíjar en cuanto amanezca! Ofrécele a nuestro compadre una parte..., no muy larga, de lo que hallemos, y, cuando sepamos donde hay que excavar, yo misma te ayudaré a arrancar piedras de sillería.¡Hijos de mi alma!
Todas las mañanas que son días de carne, antes que amanezca, están en el Matadero gran cantidad de mujercillas y muchachos, todos con talegas, que, viniendo vacías, vuelven llenas de pedazos de carne, y las criadas con criadillas y lomos medio enteros.
Nemoroso Yo soy contento, y antes que amanezca y que del sol el claro rayo ardiente sobre las altas cumbres se parezca, el compañero mísero y doliente llevemos luego donde cierto entiendo que será guarecido fácilmente.
Hacia el final de la noche, cuando el viento frío del norte, las nubes de tempestad y la lluvia lo hubieron abrumado (?), dijo: «Cuando amanezca...» (desgraciadamente, aquí se interrumpe el texto y lo que sigue podemos solamente imaginarlo: el zorro suplicó que le quitaran los cuernos).
-Pues mándame el alma -dixo el demonio- y hazme una cédula firmada de tu mano de que sera mía cuando se aparte del cuerpo, y vuélvete seguro que antes que amanezca podrás cumplir a tu dama su imposible deseo.
¡Que unos comen pava frita, »y otros la comen asada!» = Ella y él -«En cuanto Dios amanezca, »y canten las golondrinas, »y oigas la oración del alba, »alzaré la celosía.
-Hombre, lo que hay de Villalain es que por fuerza tiene alas en los pies, como Mercurio, porque anteayer anocheció hacia Molina y ayer amaneció hacia Segovia. -Pues a ese paso no dudo que el mejor día anochezca en Sigüenza y al siguiente amanezca en el barrio de Salamanca.
¡Ocultadme! Jeremías ¡Esta noche no más! En cuanto amanezca me marcho. María Siendo sólo por esta noche… Juan ¡Repito que no puede ser!