amabilidad

(redireccionado de amabilidades)
También se encuentra en: Sinónimos.

amabilidad

s. f. Cualidad del que trata a otros con interés y complacencia me recibió con mucha amabilidad y discreción, sin hacer referencia a la herida de mi rostro. afabilidad, cortesía

amabilidad

 
f. Calidad de amable.

amabilidad

(amaβiliˈðað)
sustantivo femenino
1. actitud afable, cortés y gentil hacia los demás Me trató con amabilidad.
2. grosería acción o dicho agradable y gentil palabras de amabilidad
Sinónimos
Traducciones

amabilidad

kindness

amabilidad

لَطِيفٌ

amabilidad

laskavost

amabilidad

venlighed

amabilidad

ystävällisyys

amabilidad

dobrota

amabilidad

親切

amabilidad

친절

amabilidad

vriendelijkheid

amabilidad

vennlighet

amabilidad

uprzejmość

amabilidad

gentileza

amabilidad

доброта

amabilidad

vänlighet

amabilidad

ความเมตตากรุณา

amabilidad

iyi yüreklilik

amabilidad

sự tử tế

amabilidad

好意, 善良

amabilidad

善良

amabilidad

חסד

amabilidad

SF (= generosidad) → kindness; (= cortesía) → courtesy
tuvo la amabilidad de acompañarmehe was kind enough to come with me, he was good enough to come with me
tenga la amabilidad de + INFINplease be so kind as to + infin
Ejemplos ?
Mistress Heep fue acercándose a mí poco a poco, mientras Uriah se sentaba enfrente, y empezaron a ofrecerme con mucho respeto los mejores bocados, aunque, a decir verdad, no había nada muy delicado; pero tomé bien sus buenas intenciones y me sentía muy conmovido por sus amabilidades.
Pero, aunque hacía poco tiempo que el primer asombro del joven forastero ante las instituciones del nuevo mundo se había transformado en admiración entusiasta y estaba listo para admitir que la humanidad había aprendido por primera vez a vivir, pronto comenzó a quejarse por el destino que le había presentado ante el nuevo mundo únicamente para dejarle oprimido por un sentido de soledad sin esperanza, que todas las amabilidades de sus nuevos amigos no podían aliviar, sintiendo que, como debía ser, estaban dictadas únicamente por la compasión.
Redlitz se sintió interesado, conmovido, casi enamorado de pronto, y en vez de la tiesura y la frialdad con que suele acogerse a los que solicitan (no cabía dudar que madre e hija algo solicitaban), se deshizo en cortesías y amabilidades y se apresuró a ponerse a disposición de las dos señoras en cuanto pudiese y valiese.
Por todas partes se le tienden lazos, se le asestan flecheras miradas y tiernas sonrisas; los amigos casados -supongo que con la intención de un miura- le asaetean a bromas incitándole a entrar en el gremio; las mamás y papás le dedican peligrosas amabilidades o, si la niña es rica, le obsequian con inesperados sofiones; pero, sobre todo, el tedio, la insufrible pesadez de la vida angosta le producen eso que ahora llaman «sugestión», y le incitan a acurrucarse en un caliente nido familiar que se supone asilo de la dicha, sin que para esta ilusión, como para las demás humanas, haya escarmiento posible en cabeza ajena.