amén


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con amén: amen

amén

(Del hebreo amen, así sea.)
1. s. m. RELIGIÓN Palabra que en la religión católica cierra todas las oraciones o rezos.
2. coloquial Expresión que se utiliza para asentir o para manifestar el deseo de que se cumpla lo que se acaba de decir.
3. decir amén Estar de acuerdo dijo amén sin rechistar y sin poner más impedimentos.
4. en un decir amén loc. adv. De manera muy rápida lo terminó en un decir amén. en un santiamén

amén

(De la locución a menos.)
1. adv. A más, además vinieron clientes e invitados, amén de un gran número de curiosos.
2. Excepto, a excepción revisaron el documento, amén de la primera cláusula.

amén

  (del hebr. amén, así sea)
m. Voz que se dice al fin de las oraciones. Ús. para manifestar deseo de que tenga efecto lo que se dice.

amén

  (de a menos)
adv. m. Excepto, a excepción: amén del hecho de que no hay ninguno.
adv. c. A más, además: amén de lo dicho.

amén

(a'men)
sustantivo masculino
1. expresión pronunciada al final de las oraciones Amén significa "así sea".
2. expresión que indica asentimiento u obediencia a otro Dice amén a todo lo que su jefe ordena.
además de otra cosa que se expresa Amén de ser sabio es humilde.
Sinónimos

amén


amén de locución preposicional además de.
decir amén locución preposicional (col.) (a todo) asentir (a todo), acceder (a todo), consentir.

amén:

así seaademás, a más, OK, aprobación, de acuerdo, vale, conforme, conformidad,
Traducciones

amén

amen

amén

amen

amén

amen

amén

Amen

amén

amen

amén

آمين

amén

amen

amén

Амин

amén

阿门

amén

阿門

amén

Amen

amén

Amen

amén

אמן

amén

아멘

amén

Amen

amén

A. SM INV
1. (Rel) → amen
decir amén a todoto agree to everything
en un decir aménin a trice
2. amén de (= salvo) → except for, aside from (EEUU); (= además de) → in addition to, besides
3. amén de que (= a pesar de) → in spite of the fact that
B. EXCLamen!
Ejemplos ?
Y, habiéndose mirado este causa y que el dicho Fiel Ejecutor se parta de la dicha contradicción y (por) estar en la dicha Ciudad sin Procurador General, que pida lo conveniente al bien público, mandaron sea llamado y recibido al dicho oficio, para lo cual el dicho Corregidor confirmaba y aprobó la dicha su elección, mandaron acepte y jure, conforme a derecho, el cual pareció en este Cabildo, aceptó el dicho oficio y juró por Dios y a una Cruz (se hizo), en toda forma, de que usará bien y fielmente el dicho oficio, mirando y pidiendo todo lo conveniente al bien de esta República y a la conclusión dijo: Si Juro y Amén, y lo firmó con el Cabildo.
Poder existir sin temor a lo desconocido, ser magno, infinito, como un dios; aunque los dioses tampoco duran, el hombre los cambia a su imagen y conveniencia. Ojalá que cuerpo y alma se eternizaran por los siglos de los siglos, sin amén.
Y dijo: Si Juro y Amén; y así lo volvió el dicho Corregidor a repetirle dichas palabras por tres veces, y a todas dijo: Si Juro y Amén, con que el dicho Corregidor, en nombre de Su Magestad, entregó este Real Estandarte, y así dijo lo recibía.
Recibimiento del Corregidor.- Y entró el General Don Jorge de Ribera e hizo presentación de un título de Corregidor que tiene esta Ciudad, proveído por su Excelencia; y habiéndolo visto y las fianzas que ha dado el Capitán Diego Muñoz de Angulo, Blas de Vera y Juan Sánchez de Solís, las aprobaron y recibieron, y mandaron fuese recibido haciendo el juramento necesario, como, se manda; y en su cumplimiento juró a Dios y a la Cruz, en forma de derecho, poniendo las manos sobre el hábito de Santiago que llevaba al pecho y so cargo de él prometió de usar bien y fielmente el dicho oficio y que mantendrá en paz la República y acudirá al servicio de ambas Majestades, y a la conclusión dijo: Si Juro y Amén.
¡Viejo pueblo del sol y de los toros, así conserves por los siglos de los siglos, tu genio mentiroso, hiperbólico, jacaresco, y por los siglos te aduermas al son de la guitarra, consolado de tus grandes dolores, perdidas para siempre la sopa de los conventos y las Indias! ¡Amén!
Al oír mi nombre aquella mujeruca, no mostró ni arrepentimiento ni zozobra: Me clavó los ojos negros y brujos, como los tienen algunas viejas pintadas por Goya, y un poco incrédula se limitó a balbucir con el borde de los labios: —Si es el caballero que dice, por muchos años lo sea. ¡Amén!
De ahí que la Constitución, amén de excluir de la iniciativa popular campos normativos particularmente delicados, encomiende al legislativo la misión de regular, mediante Ley Orgánica, la forma concreta del ejercicio de la iniciativa popular.
La Señora, me lo entregó diciendo: —¡Que aleje siempre de ti las balas enemigas! Doña Juana Pacheco y Doña Manuela Ozores, rancias damas que acordaban la guerra de los siete años, murmuraron: —¡Amén!
Virgen Santísima, te pido que, así como me acuerdo de las benditas ánimas del Purgatorio, se acuerden de mí los demás, si he de ir allá a satisfacer por mis pecados. En Ti, Madre mía, pongo toda mi confianza de hijo, y sé que no he de quedar defraudado. Amén.
En el nombre de la Santísima Trinidad, Padre e Hijo y Espíritu Santo, que son tres Personas e un solo Dios verdadero, que vive e reina por siempre sin fin. Amén.
En la colina había, en el asador, gran abundancia de ranas, pieles de caracol rellenas de dedos de niño y ensaladas de semillas de seta y húmedos hocicos de ratón con cicuta, cerveza de la destilería de la bruja del pantano, amén de fosforescente vino de salitre de las bodegas funerarias.
Y si así lo hiciere, Dios Nuestro Señor le ayude, y al contrario, se lo demande. Y a la conclusión dixo: Si Juro y Amén. Y en la misma conformidad, habiendo comparecido los dichos Cristóbal de Torres, Mayordomo de la Ciudad y el Alférez Bartolomé Carrasco, Mayordomo del Hospital Real, hicieron el juramento acostumbrado en la forma arriba dicha.