altanería


También se encuentra en: Sinónimos.

altanería

1. s. f. Actitud propia de una persona altiva o soberbia su ridícula altanería y orgullo resultan insufribles. altivez humildad, modestia
2. Zona de la atmósfera elevada sobre la tierra. altura
3. ZOOLOGÍA Vuelo alto de algunas aves.
4. CAZA Caza de cetrería.

altanería

 
f. Altura.
Vuelo alto de algunas aves.
Caza que se hace con halcones y otras aves de rapiña de alto vuelo.
fig.Altivez, soberbia.

altanería

(altane'ɾia)
sustantivo femenino
1. vuelo alto de las aves de cetrería caza de altanería
2. sentimiento de superioridad de una persona hacia los demás Trataba a sus empleados con altanería.
Traducciones

altanería

arrogance, hauteur

altanería

Hochmut

altanería

morgue

altanería

hovmod

altanería

haughtiness

altanería

SF
1. (= altivez) → haughtiness, arrogance
2. (Caza) → hawking, falconry
3. (Meteo) → upper air
Ejemplos ?
Enrojeció de cólera y dijo con altanería, apretando el brazo de su sillón: -¿Y usted qué compensación me ofrece por el abismo que ha abierto entre nosotros?
Porque es maligna altanería querer el alma en algún modo hacerse y ser principio de sí misma, dejando el principio con quien debe estar unida.
¡Hablas de Parrón con un desprecio!... - Pues ¿qué es Parrón más que un hombre? -repuso Manuel con altanería. - ¡A la formación! -gritaron en este acto varias voces-.
Por tales razones no existe motivo alguno para que esos seres viciados se atrevan a echarte en cara que sonríes a los esclavos y no muestras la altanería del superior: pero tú debes procurar que más que temerte te respeten.
Asentí con todo mi corazón, Dios lo sabe. Ella también lo sabía, y su altanería se humanizaba para mí, excepto cuando alababa a su hijo, que recobraba todo su orgullo.
Es la verdad; muchas gracias por ello. -Nada de eso -respondí con altanería-; no hay motivo para que me dé usted las gracias. -Es que, míster Copperfield, la confidencia que voy a tomarme la libertad de hacerle se refiere a ella.
Una vez llegué a seguir durante largas horas a una vieja afligida de tal especie; tiesa, erguida, con un corto chal gastado, llevaba en todo su ser una altanería de estoica.
Martha continuaba con una mano encima de mis labios y levantaba la otra al inclinarse para escuchar. -Poco me importa que no esté aquí; no la conozco. Es a usted a quien vengo a ver -dijo Rosa Dartle, con altanería. -¿A mí?
 My Doliente ensoñación la altanería se bifurca en el miedo que la aterra y el odio procaz que se le aferra a un tenaz simulacro de osadía.
Sus misteriosas resoluciones, sus medidas equívocas, sus inconsecuencias, su procaz altanería, su descuido en uniformar las opiniones y establecer la confianza recíproca, su estudio en irritar y dividir los ánimos que habían de conciliar; todo manifestaba que sólo cuidaban de mantener sus facultades en medio de la ruina de la nación, o a costa de ella, preparándose para ser árbitros de nuestra suerte en caso de perderse la España, o de quedar en una languidez que la imposibilitase de contener su audacia.
Que desean abundar en abominables prosperidades los que se quejan de los tiempos cristianos Si viviera aquel insigne Escipión Nasica, que fue ya vuestro pontífice (a quien, al mismo tiempo que estaba más encendida la segunda guerra Púnica, burlando la República una persona de la más excelente bondad para recibir la madre de los dioses que transportaban de Frigia, le escogió unánimemente todo el Senado para desempeñar este honorífico encargó), este ínclito héroe, el grande Escipión, digo, cuyo mismo rostro no os atreveríais a mirar, él reprimiría vuestra altanería.
Algunos de estos celebres filósofos hallaron y conocieron, con el auxilio divino, cosas grandes, así como erraron en otras que no podían alcanzar por la debilidad de conocimientos que por sí posee la humana naturaleza, especialmente cuando a su altanería y caprichos se oponía la Divina Providencia; con lo cual se nos hace ver claramente cómo el campo de la piedad y de la religión comienza en la humildad hasta elevarse al Cielo, de todo lo cual tendremos después tiempo para discurrir y disputar, si fuese la voluntad de nuestro gran Dios.