alquimia


También se encuentra en: Sinónimos.

alquimia

(Del ár. al-kimiya, piedra filosofal, alquimia.)
s. f. FILOSOFÍA Rama de la filosofía natural, cultivada en la edad media, que investigaba las transformaciones de la materia y tenía como fines principales el descubrimiento de la piedra filosofal y la panacea universal, y la transformación de los metales en oro.

alquimia

 
f. Arte con que se pretendía hallar la piedra filosofal y la panacea universal.
Química de los antiguos. La alquimia investigaba las fuerzas de la naturaleza y las condiciones en que actúan; pero encubría simbólicamente sus conceptos; el oro puro simbolizaba la materia primordial de la que se creían derivados los cuerpos compuestos, incluso los llamados simples por los químicos modernos. Por lo tanto, los alquimistas presintieron la unidad de la materia, reconocida hoy día. El Lapis philosophorum o disolvente universal era al propio tiempo el agente de transmutación material y panacea terapéutica con virtud para renovar la juventud y prolongar la vida. El más ant. tratado de alquimia fue escrito por Zózimo el Panopolita en el s. IV, aprox.

alquimia

(al'kimja)
sustantivo femenino
estudio experimental de los fenómenos químicos un tratado medieval de alquimia
Sinónimos

alquimia

sustantivo femenino
crisopeya.
Crisopeya era la parte de la alquimia que trataba de convertir los metales en oro.
Traducciones

alquimia

alquímia

alquimia

Alchemie

alquimia

alchemy

alquimia

alkemio

alquimia

alchimie

alquimia

alchemia

alquimia

alchemie

alquimia

alchemia

alquimia

alquimia

alquimia

alchimia

alquimia

Алхимия

alquimia

炼金术

alquimia

煉金術

alquimia

Alchymie

alquimia

Alkymi

alquimia

אלכימיה

alquimia

SFalchemy
Ejemplos ?
La anaquelería ostentaba aún esos pintorescos botes que hoy se estiman como objeto de arte, y sobre los cuales se leían, en letras góticas, rótulos que parecen fórmulas de alquimia: «Rad.
Lord Byron no es ya el vampiro que se harta de carne humana en el cementerio a media noche, y entra en su palacio a beber vino en un cráneo de gente convertido en copa: no es ya el don Juan Tenorio que engaña y seduce, fuerza y viola, se come a bocados honestidad y pudor, sin respeto humano ni divino, esclavo de la concupiscencia: no es ya el homicida secreto que ha derramado sangre inocente, por averiguar misterios perdidos en la vana ciencia de la alquimia.
Él desterró de la opinion vulgar, donde malamente se albergaban, los duendes, las visiones, los saludadores, la magia, la alquimia, la divinacion y otras mil vanidades: manifestó los vicios de que adolecían las doctrinas filosóficas que se enseñaban en las escuelas, llamando á sus profesores al camino de la observación y de la experiencia: ilustró una infinidad de puntos de historia y de crítica: corrigió en gran parte la charlatanería que acompañaba entonces á los Médicos: persiguió los abusos hasta en los templos y en los tribunales: en fin dió á conocer una muchedumbre de obras útiles ignoradas hasta él, y la senda de tratar en castellano sin pedantismo y sin baxeza los conocimientos aun mas abstractos, y de extenderlos á toda clase de personas.
A mi —respondió el alquimista— poco se me entiende de poesía; y así, no sabré poner en su punto la desgracia de que vuesa merced se queja, puesto que, aunque fuera mayor, no se igualaba a la mía, que es que, por faltarme instrumento, o un príncipe que me apoye y me dé a la mano los requisitos que la ciencia de la alquimia pide, no estoy ahora manando en oro y con más riquezas que los Midas, que los Crasos y Cresos .
En tanto, mediante esas curiosas transmutaciones que obra a veces la alquimia de las pasiones, comencé a odiarla rabiosamente a la madre, responsabilizándola también, ignoro por qué, de aquella situación absurda en que me encontraba.
Allí, donde no llega ni un eco perdido, ni se percibe el rumor más leve, donde reina el augusto silencio de la soledad, y su profunda calma convida a las meditaciones, Brahma, buscando una distracción con que matar su eterno fastidio, después de cerrar la puerta con dos vueltas de llave, entregose a la alquimia.
Este lenguaje estaba compuesto de símbolos tradicionales empleados hoy corrientemente en astronomía, y en alquimia, astrología, y otras artes equívocas en la antigüedad -símbolos del sol, de la luna, de los planetas, aspectos de los astros y signos del zodíaco-, y aparecían agrupados en frases y apartes como nuestros párrafos, lo que daba la impresión de que cada símbolo correspondía a una letra de nuestro alfabeto.
Sus entrevistas nocturnas con tu padre no tenían otro objeto que realizar experimentos de alquimia, cosa que afligía a tu madre pues posiblemente costara mucho dinero; y aquella ocupación, además de llenar a su esposo de una engañosa esperanza de sabiduría, le apartaba del cuidado de su familia.
¿De qué manera podrán resolver el problema de alquimia social consistente en obtener la elección de un genio como resultado de la acumulación de votos de una masa de imbéciles?
Se extiende también a la experimentación con ciertas fórmulas de alquimia, la consecución de mercurio rojo, la fabricación de la piedra otoñal6, la toma de leche de recién desposada y otras prácticas por el estilo.
–Así fuera –respondió el alférez– si la verdad respondiera al parecer; pero como no es todo oro lo que reluce; las cadenas, cintillos, joyas y brincos con sólo ser de alquimia se contentaro n, pero estaban tan bien hechas, que sólo el toque o el fuego podía descubrir su malicia.
SOLÓRZANO Pues ¿de qué es la sospecha, señora mía? CRISTINA De que podrá ser esta cadena de alquimia; que se suele decir que no es oro todo lo que reluce.