Ejemplos ?
Poco después fue desmentido el mito que el bar alemán 25 alquilara el sitio donde estaba el parque, puesto que este mismo ya adquirió un nuevo lugar dentro del centro de la ciudad de Berlín.
Si un hombre alquiló un buey y dañó su ojo, él pagará la mitad de su precio. Si un hombre alquilara un buey y rompió la carne del anillo de la nariz, él le pagará un tercio de su precio.
Si un hombre alquilara un buey y rompió su cuerno, él pagará un cuarto de su precio. Si un hombre alquiló un buey y dañó su cola, él pagará un cuarto de su precio.