alpargata


También se encuentra en: Sinónimos.

alpargata

(Del ár. hispánico al-parga < cast. abarca.)
s. f. INDUMENTARIA Y MODA Calzado de tela con suela de cáñamo o caucho parecido a la sandalia la tierra del camino se le colaba en las alpargatas.
NOTA: También se escribe: alpargate

alpargata

 
f. Calzado de cáñamo, en forma de sandalia, que se asegura con cintas a la garganta del pie.

alpargata

(alpaɾ'γata)
sustantivo femenino
calzado de lona con suela de goma o esparto una fábrica de alpargatas
[gente] que es del medio rural La señora decía no tratar con gente de alpargatas.
Sinónimos

alpargata

sustantivo femenino
Traducciones

alpargata

SFrope-soled sandal, espadrille
turismo de alpargatatravelling on the cheap, tourism on a shoestring
Ejemplos ?
La madre de Manolito: Nacida en España, como el padre de Manolito. Nunca se le ve el rostro; solo aparece su brazo cuando ella amenaza a Manolito con una alpargata para que vaya a la escuela.
En la Isla Cabritos se encuentras diversas especies vegetales endémicas, entre las cuales se pueden encontrar: Guasábara (Opuntia caribaea). Cayuco (Cereus hexogonus). Alpargata (Consolea moniliformis).
Peregrinaciones por festividades religiosas, o a ciudades sagradas como Roma, Jerusalén o Santiago de Compostela. Visitas a santuarios como el de o Mochilero o de alpargata.
El personaje, de sombrero y alpargata, arriba a la ciudad de los sueños coincidiendo con la entrega anual de los premios de la Academia.
Ésta solía ir formada por un par de laúdes, una guitarra, un rabel, varias botellas de anís, un almirez, una caña y un cántaro (en cuya boca se golpeaba con una suela de alpargata para hacerlo sonar).
El grupo que consigue mayor número de puntos obtiene el último día de las fiestas la «Alpargata de Oro», máximo reconocimiento de la participación de las fiestas.
La patrona, que era viuda de un escritor público y tenía un lunar amarillo con tres pelitos rizados cerca de la boca, la patrona miraba con ojos tiernos (restos de un romanticismo ahumado en la cocina) a su huésped predilecto, al pobre Zurita, capaz de comer suelas de alpargata si venían con los requisitos ordinarios de las chuletas rebozadas con pan tostado.
El campesino, el creador, se revolvía, ciego de indignación, contra la ciudad desdeñosa, contra su criatura. Éramos charreteras y togas, en países que venían al mundo con la alpargata en los pies y la vincha en la cabeza.
Un ligero bozo apuntaba en su labio superior, y el cabello negro y lacio que caía sobre su frente oprimida y estrecha y le daba un aspecto casi infantil. Vestía una camiseta de rayas blancas y azules, pantalón gris, y calzaba alpargata de cáñamo.
Todo allí asumió un carácter eminentemente ciudadano: el jipijapa del Cura fue reemplazado por la teja clásica, y, no contento con la vieja iglesia, no sosegó hasta crear una junta e iniciar los trabajos de un nuevo templo; las grandes damas pasaron de la alpargata a la babucha de cordobán; mermaron un veinte por ciento zuecos y bayetones; esteblecióse zapatería; pusieron letreros en tres o cuatro tiendas; pintáronse como ocho casas; se empapelaron la del alcalde y la de Don Juan Herrera, y tuvieron bombas y mesa central; Doña Nicolasa no volvió a admitir pañales en sus balcones, con ser que Toto le había llenado la casa de Perjuiciecitos, pues iba ya para diez años que se había casado con Carmela.
Y mi pobre madre A veces descalza Porque en el apuro perdía una "alpargata" tendíale la mano, al que allí llagaba Con un vaso lleno, desbordante de agua, de aquel viejo pozo de mi pobre casa...
Pronto se dio cuenta de lo ocurrido; las pocas ovejas que quedaban, desparramadas; el caballo atado a soga, que no habían querido llevarse los malhechores, para no ser vendidos por la marca, quizás, y muerto de sed y de hambre; el perro, vagando, aullando tristemente y resistiéndose a acudir a su llamada; el tirador vacío, en el suelo; el revoltijo de cosas en el rancho, y, por fin, una alpargata que, desprendida, había quedado en la orilla del pozo y le sirvió de indicio para adivinar que ahí era la tumba del pobre.