alojar

(redireccionado de alojó)
También se encuentra en: Sinónimos.

alojar

(Del cat. allotjar < llotja, lonja < fr. ant. loge, gabinete.)
1. v. tr. y prnl. Dar alojamiento a una persona nos alojó en esa vieja casa para pasar la noche. albergar
2. Poner una cosa dentro de otra la bala se le alojó en un pulmón. introducir
3. v. tr. Contener una cosa a otra.
4. v. prnl. Residir temporalmente en un hotel o casa ajena durante el congreso se alojan en una residencia de estudiantes.
5. MILITAR Establecerse la tropa en un lugar la tropa se alojará en esos campamentos cerca del río.

alojar

 
tr.-intr.-prnl. Hospedar, aposentar.
esp. Dar alojamiento a la tropa.
tr.-prnl. Introducir, acoplar una cosa dentro de otra.
prnl. Situarse las tropas en algún punto.

alojar

(aloˈxaɾ)
verbo transitivo
1. dar a alguien lugar para vivir por un tiempo alojar turistas
2. funcionar un lugar como vivienda temporal La escuela aloja a las familias que perdieron su casa con las inundaciones.
3. tener algo dentro La reserva natural aloja muchas especies en extinción.

alojar


Participio Pasado: alojado
Gerundio: alojando

Presente Indicativo
yo alojo
tú alojas
Ud./él/ella aloja
nosotros, -as alojamos
vosotros, -as alojáis
Uds./ellos/ellas alojan
Imperfecto
yo alojaba
tú alojabas
Ud./él/ella alojaba
nosotros, -as alojábamos
vosotros, -as alojabais
Uds./ellos/ellas alojaban
Futuro
yo alojaré
tú alojarás
Ud./él/ella alojará
nosotros, -as alojaremos
vosotros, -as alojaréis
Uds./ellos/ellas alojarán
Pretérito
yo alojé
tú alojaste
Ud./él/ella alojó
nosotros, -as alojamos
vosotros, -as alojasteis
Uds./ellos/ellas alojaron
Condicional
yo alojaría
tú alojarías
Ud./él/ella alojaría
nosotros, -as alojaríamos
vosotros, -as alojaríais
Uds./ellos/ellas alojarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo alojara
tú alojaras
Ud./él/ella alojara
nosotros, -as alojáramos
vosotros, -as alojarais
Uds./ellos/ellas alojaran
yo alojase
tú alojases
Ud./él/ella alojase
nosotros, -as alojásemos
vosotros, -as alojaseis
Uds./ellos/ellas alojasen
Presente de Subjuntivo
yo aloje
tú alojes
Ud./él/ella aloje
nosotros, -as alojemos
vosotros, -as alojéis
Uds./ellos/ellas alojen
Futuro de Subjuntivo
yo alojare
tú alojares
Ud./él/ella alojare
nosotros, -as alojáremos
vosotros, -as alojareis
Uds./ellos/ellas alojaren
Imperativo
aloja (tú)
aloje (Ud./él/ella)
alojad (vosotros, -as)
alojen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había alojado
tú habías alojado
Ud./él/ella había alojado
nosotros, -as habíamos alojado
vosotros, -as habíais alojado
Uds./ellos/ellas habían alojado
Futuro Perfecto
yo habré alojado
tú habrás alojado
Ud./él/ella habrá alojado
nosotros, -as habremos alojado
vosotros, -as habréis alojado
Uds./ellos/ellas habrán alojado
Pretérito Perfecto
yo he alojado
tú has alojado
Ud./él/ella ha alojado
nosotros, -as hemos alojado
vosotros, -as habéis alojado
Uds./ellos/ellas han alojado
Condicional Anterior
yo habría alojado
tú habrías alojado
Ud./él/ella habría alojado
nosotros, -as habríamos alojado
vosotros, -as habríais alojado
Uds./ellos/ellas habrían alojado
Pretérito Anterior
yo hube alojado
tú hubiste alojado
Ud./él/ella hubo alojado
nosotros, -as hubimos alojado
vosotros, -as hubísteis alojado
Uds./ellos/ellas hubieron alojado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya alojado
tú hayas alojado
Ud./él/ella haya alojado
nosotros, -as hayamos alojado
vosotros, -as hayáis alojado
Uds./ellos/ellas hayan alojado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera alojado
tú hubieras alojado
Ud./él/ella hubiera alojado
nosotros, -as hubiéramos alojado
vosotros, -as hubierais alojado
Uds./ellos/ellas hubieran alojado
Presente Continuo
yo estoy alojando
tú estás alojando
Ud./él/ella está alojando
nosotros, -as estamos alojando
vosotros, -as estáis alojando
Uds./ellos/ellas están alojando
Pretérito Continuo
yo estuve alojando
tú estuviste alojando
Ud./él/ella estuvo alojando
nosotros, -as estuvimos alojando
vosotros, -as estuvisteis alojando
Uds./ellos/ellas estuvieron alojando
Imperfecto Continuo
yo estaba alojando
tú estabas alojando
Ud./él/ella estaba alojando
nosotros, -as estábamos alojando
vosotros, -as estabais alojando
Uds./ellos/ellas estaban alojando
Futuro Continuo
yo estaré alojando
tú estarás alojando
Ud./él/ella estará alojando
nosotros, -as estaremos alojando
vosotros, -as estaréis alojando
Uds./ellos/ellas estarán alojando
Condicional Continuo
yo estaría alojando
tú estarías alojando
Ud./él/ella estaría alojando
nosotros, -as estaríamos alojando
vosotros, -as estaríais alojando
Uds./ellos/ellas estarían alojando
Sinónimos

alojar

transitivo y pronominal
hospedar, aposentar, albergar*, guarecer, cobijar, instalar, acomodar, establecer, acantonar, cantonar, acuartelar. desalojar, expulsar, desahuciar.
Acantonar, cantonar y acuartelar se aplican en el ámbito militar en el sentido de alojar las tropas.

alojar:

penetrarintroducir, encajar, meter,
Traducciones

alojar

accommodate, house, lodge, to accommodate, quarter, billet, station

alojar

allotjar

alojar

abriter, loger

alojar

pojmout

alojar

tilpasse (sig)

alojar

majoittaa

alojar

smjestiti

alojar

宿を提供する

alojar

숙박처를 제공하다

alojar

huse

alojar

acomodar

alojar

inhysa

alojar

จัดที่อยู่ให้

alojar

cung cấp chỗ ở

alojar

容纳

alojar

A. VT (= hospedar) → to put up, accommodate (Mil) → to billet, quarter
B. (alojarse) VPRto stay (Mil) → to be billeted, be quartered
alojarse ento stay at, put up at
la bala se alojó en el pulmónthe bullet lodged in the lung

alojar

v. to lodge.
Ejemplos ?
(Estadísticas históricas y de uso diario proporcionadas por Netcraft). En 2009 se convirtió en el primer servidor web que alojó más de 100 millones de sitios web.
De acuerdo al Diario de mi residencia en Chile en 1822 de Maria Graham, el compositor e investigador Pablo Garrido señala que «en la casa de los Cotapos, donde la escritora inglesa se alojó en Santiago, Graham vio bailar minué, alemanda, cuadrilla, danzas españolas y cuando; el cuando y la zamba en un paseo a Ñuñoa; la campana (baile a solo, por un hombre) en un fundo de Angostura de Paine, y la patria a un grupo de muchachas campesinas en Melipilla».
Templo Pintado, de la época Huari. Palacio de Tauri Chumpi, donde presumiblemente se alojó el último gobernador local de la época inca.
42–43 Después de estar en Gävle, Linneo se dirigió hacia Lycksele, una ciudad más alejada de la costa de lo que había estado hasta entonces, examinando patos en el camino. Después de cinco días, llegó a la ciudad, donde se alojó en casa del pastor y su esposa.
En ella se alojó el fuerte Wood, un antiguo bastión de artillería construido en granito y cuyos cimientos en forma de estrella de once puntas, sirvieron de base para la construcción del zócalo de la estatua.
Luego partió a Panamá, y se alojó en el Hotel Washington, de la ciudad de Colón ―en el extremo caribeño del Canal― donde pensaba concluir el libro que había empezado a escribir en Asunción: "La fuerza es el derecho de las bestias".
Os salió al encuentro en una de las calzadas, os entregó dos collares con camarones de oro a cambio de los cuales le pusisteis al cuello un collar de margaritas y diamantes de vidrio, os llevó por las calles de la ciudad, vos del brazo de Cuitlahuatzín, su hermano, él del de Cacamatzín, rey de Tetzcuco, y os alojó con toda vuestra gente en el palacio donde había vivido Axayácatl, su padre.
Enfrente del primero, por la parte opuesta al segundo receptáculo, se formó una tercera burbuja, llena de un cuerpo aeriforme, pero más denso que los dos primeros, y en el cual se alojó otra parte de las potencias sometidas, que fue encargada de guardarlas y cuidarlas.
Pero es probable que la fecha, ya antigua, del hecho, así como el no haberlo presenciado, lo despoje a vuestros ojos de la activa y siniestra impresión que causó a todos los habitantes de esta ciudad. Habrá diez años que llegó aquí, y se alojó en la referida casa, un comandante con su mujer, tres hijos pequeños y su suegra.
Tenía dieciséis años, más o menos, cuando un minero la encontró agraciada, le propuso hacerla su mujer, y sin más ceremonia la trajo a la Pampa, y la alojó en la oficina de la Coya.
El cura Gutiérrez salió a recibir a los huéspedes, y los comprometió a que descansasen en el pueblo hasta el día siguiente. Alojó en su casa a los oficiales, les dio una opípara cena, se fingió ante ellos más vivanquista que el mismo Supremo Director, y brindó por que el diablo se llevase cuanto antes a Castilla y la junta de gobierno.
De allí partió la misión por tierra para Chile, no sin percances, en cuya travesía las vichucas de San Luis diéronle, según la tradición, un mal rato a Mastai Ferreti, en el rancho en que se alojó, obligándolo a pasar la noche al raso, tendido sobre un cañizo, soportando la lluvia.